Este verano, cambia el bañador por el mono de esquí
Héctor Parra

Héctor Parra

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
08/06/2009



Ski en el Valle d'AostaSki en el Valle d’Aosta

Se acercan las vacaciones de verano y empezamos a sacar de nuestro armario las sandalias, el pareo y el bañador. Sin embargo, existen otras opciones para pasar unas vacaciones de verano diferentes y divertidas: prepara el equipo de esquí en vez del kit de playa y disfruta de la nieve en las pistas estivales, como las del Valle d’Aosta. En esta pequeña región italiana situada en el corazón de los Alpes podrás pasar unas vacaciones inolvidables.

Valle d’Aosta es la más pequeña de las comunidades italianas, con una población que supera por poco los 120.000 habitantes. Sus fronteras limitan al norte con Suiza, al oeste con Francia y con la región del Piamonte al sud. El valle está rodeado por grandes montañas idóneas para la práctica de cualquier deporte de invierno. Los valdostanos son bilingües: utilizan el francés en sus actos y leyes gubernamentales, herencia de los tiempos en que la casa de Saboya mandaba en la región, aunque su lengua más usada cotidianamente es el francoprovenzal o arpitano. El italiano, como consecuencia de la escolarización y la inmigración, es proporcionalmente la lengua más hablada, aunque el Valle d’Aosta tiene políticas especialmente orientadas al uso mayoritario del francés como símbolo de identidad cultural.



Con sus 28 estaciones de esquí, Valle d’Aosta ofrece a los amantes de los deportes invernales más de 1.200 kilómetros esquiables, 870 de la modalidad alpina y 300 de esquí de fondo: un paraíso terrenal para cualquier amante de los deportes de invierno. Tanto si eres un apasionado del esquí, de esos que no pueden esperar otros siete meses para volver a las pistas, como si eres principiante y quieres aprender o perfeccionar tu estilo, bajo el majestuoso perfil del Monte Cervino encontrarás el lugar ideal para el esquí estival. Se trata del glaciar del Plateau Rosa, una vasta y extraordinaria terraza natural que domina la estación de esquí de Cervinia, a más de 3.000 metros de altitud.

Del 27 de junio al 6 de septiembre, la estación estará abierta para todos los amantes del esquí, que podrán disfrutar de un escenario totalmente insólito en pleno verano y esquiar en pistas perfectamente apisonadas, e incluso con una ligera capa de nieve fresca, habitual a esta altitud, en algunas jornadas típicamente estivales. Incluso aquellos que no dominan este deporte podrán disfrutar de él pues la escuela de esquí del Cervino dispone de una sede permanente en el Plateau Rosa, a 3.480 metros de altitud, donde contactar directamente con el monitor de esquí para todo tipo de clases.

En la misma estación de Cervinia podrás practicar otro de los deportes al aire libre por excelencia, el golf, con un espectacular circuito de 18 hoyos a 2.050 metros de altitud, ideal para ponerle la guinda a una divertida jornada de esquí estival.  Además de esquí y golf, esta región italiana ofrece la posibilidad de realizar muchas otras actividades en verano, como el trekking, la escalada o el turismo rural. También resulta muy tentador disfrutar de la gastronomía de la región y relajarse en sus esplendidos balnearios después de una jornada en la montaña.



Prepárate para unas vacaciones de verano como nunca habías tenido y broncéate en los Alpes.

NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.