Fitur recupera el ánimo en su edición de 2014 | Comer
La feria se sobrepone de su descafeinada edición del pasado año
Fitur recupera el ánimo en su edición de 2014
Un resumen de nuestras impresiones tras dos días en Fitur 2014: una primera positiva en comparación con la edición anterior, aunque seguimos sorprendidos ante la poca presencia de la gastronomía en los pabellones nacionales, una de las razones por la que muchos turistas nos visitan.
Alicia Hernández

Alicia Hernández

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
24/01/2014



Ambiente en Fitur 2014Ambiente en Fitur 2014

Hemos pasado dos jornadas casi completas en la Feria Internacional de Turismo, Fitur 2014, y la primera impresión ha sido buena. Al menos mucho mejor que la que tuvimos hace un año, cuando los recortes se hicieron palpables con un 10% menos de espacio y casi un 6% menos de participación de empresas.

Las cifras oficiales de 2014 no se diferencian casi de las del año pasado ni en el número de stands y pabellones ni en el de empresas y países que participan. Las ausencias de algunos países europeos se ven contrarrestadas por otros de América del Sur y Asia que llegan con fuerza a esta feria del turismo, que sigue siendo una de las más importantes del mundo.

La gran noticia con la que abría esta 34 edición y que animaba a todos era el tercer puesto que España recuperaba como destino turístico mundial, por detrás de Francia y EE UU pero por delante de China e Italia y con un total de 60,6 millones de visitantes en 2013.

Destinos gastronómicos sin rastro de gastronomía

Cultura, naturaleza, playas, sol… y buena gastronomía. Es el resumen de los folletos, lemas y propuestas. Pero, ¿qué echamos en falta? Pues que no se haga un despliegue mayor de uno de los atractivos más fáciles de acercar al visitante profesional de la feria: la gastronomía. Nos dicen las estadísticas que más del 10% de los turistas llega a España motivado por la gastronomía y el enoturismo. Lo cierto es que beber, se puede beber de todo en Fitur, y tanto las regiones vitivinícolas por excelencia, como las nuevas rutas de enoturismo no han escatimado en explotar este potencial. A veces más de lo debido, porque catas hay por doquier pero, beber a palo seco… tiene sus riesgos.

Son muchas las Comunidades que muestran algún producto emblemático: se lonchean jamones salmantinos de Guijuelo y de Teruel (formándose una cola exagerada) o se reparten pinchos de ternasco de Aragón y platillos con atún encebollado de la ruta milenaria de Cádiz. Valencia cocina paellas, pero siempre se forma un revuelo y los organizadores tienen que pronunciar aquello de “tranquilos, que hay para todos“.

Después de pasar algunas horas por la feria, hemos concluido que la oferta para comer mientras se trabaja en Fitur es insuficiente. Las cafeterías se llenan y los organizadores, visitantes profesionales y periodistas terminan empleando mucho tiempo en comer o mal comer. Una sugerencia: podrían ponerse puestos de comida en los pasillos laterales de los pabellones, con bocadillos, perritos o hamburguesas, ensaladas gourmet o algún otro plato rápido que solucione la comida de forma rápida. Esto, además, contribuiría a que las degustaciones tuvieran más éxito, pues la gente no se “lanzaría” a ellas como alternativa a la comida y no se formarían esos jaleos y situaciones, a veces hasta vergonzosas.

Animamos a las comunidades, provincias y ciudades a invertir un poco más en mostrar su gastronomía, porque resulta decepcionante ver como tras una presentación de un evento cultural de primera línea o de unas nuevas instalaciones turísticas, se ofrece un vino del lugar acompañado de un catering impersonal y lleno de sandwiches y minicroissants.

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY UN COMENTARIO
  1. Avatar de Elvia Enviado por
    Elvia
    27 enero 2014, 4:29 pm

    Quisiera que me envien porfabor fechas de cursos que tuviesen , les agradesere

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.