Una gastrocuriosidad histórica

Gofres de Meert, los preferidos del general De Gaulle

No es infrecuente que a lo largo de la historia determinados personajes se hayan involucrado en la creación o desarrollo de algunos productos y que, como en este caso, se deban al famoso general.

Juan Antonio Narro Prieto

Juan Antonio Narro Prieto

Fotografías:

Actualizado
25/12/2015



Pastelería Meert, en Lille

Pastelería Meert, en Lille

“Nunca te acostarás sin saber una cosa más” o “cada día se aprende algo nuevo” son frases de nuestro idioma con las que queremos referirnos a ese aprendizaje que todos los días experimentamos, por pequeño que sea. Siempre hay algo nuevo, algo distinto, que atrae nuestra curiosidad y, por tanto, nos abre nuevos caminos. Cualquier detalle, cualquier insignificancia o una simple anécdota pueden conseguir en nosotros una cierta necesidad de saber más. Algo, lógicamente, también aplicable al ámbito gastronómico.

Me viene a la memoria esto porque en mi último viaje por tierras galas me acerqué a la localidad de Lille, la gran urbe del norte de Francia. Estaba paseando por la ciudad, callejeando por su casco antiguo, deambulando entre magníficas plazas y calles empedradas, cuando paso delante de una preciosa pastelería. De las de antaño… Ya me entienden.

Su nombre es Meert. La verdad es que la pinta de todos sus pasteles y dulces era extraordinaria. No sabía por cuál decidirme. Me dijeron que la gran especialidad de este lugar son sus famosos gofres, reconocidos universalmente.

Gofres de Meert, los preferidos del general De Gaulle

Gofres de Meert, los preferidos del general De Gaulle

A pesar de ser goloso, reconozco no ser un gran forofo de este tipo de postre; pero ya que me lo aconsejan, acepto la recomendación.  Mi sorpresa fue mayúscula cuando descubro que la forma es totalmente distinta. Son más pequeños, estirados, muy  planos. En definitiva, con un aspecto delicado. Nadie diría inicialmente que es un gofre.

Puedo decir que, tras probarlos, cambió por completo el concepto que tenía de ellos. De una textura fina y muy suave, hechos con mantequilla y vainilla de Madagascar, resulta un bocado fantástico. Son sencillamente irresistibles. Imposible tomarse uno sólo.

La curiosidad viene cuando me explican que era el postre preferido del general De Gaulle. No me extraña. Su método artesanal de elaboración, esa cuidada combinación de ingredientes y el tiempo exacto para que estén crujientes hacen que sea imposible esquivar esta dulce tentación.

Caja de Gofres en Meert

Caja de Gofres en Meert

De Gaulle nació en esta ciudad y uno no deja de imaginarse al pequeño  “Charles” frente al cristal de esta pastelería, con sus narices apoyadas en el espejo como haría cualquier niño de entonces.

Con el tiempo se han ido elaborando con otro tipo de rellenos. Ahora, además de la tradicional vainilla de Madagascar, los hay de pistachos, frambuesa, chocolate, merengue de limón, naranja amarga, etc. Incluso las puedes comprar en tamaños más pequeños.

Lo cierto es que estos gofres, además de ser una “bocatto di cardinale”, se han hecho famosos también por ser el bocado dulce predilecto del general.  Meert y su gofres son otro reclamo turístico, en este caso gastronómico, de Lille. Ya les digo, nunca nos acostaremos sin saber una cosa más…

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba