Marcos Morán, en la puerta de Hispania London