postre-huesos-santo

Huesos de santo

Este postre, típico de la festividad de 'Todos los santos', tiene su origen en el siglo XVII.

22 de febrero de 2019Actualizado el 3 de abril de 2020
Para preparar el mazapán:
  • 250 g de almendras molidas
  • 200 g de azúcar
  • 100 g de agua
  • Rayadura de limón
Para preparar la crema de yema:
  • 4 yemas de huevo
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de agua
Para emplatar:
  • 200 g de azúcar glass
  • 3 cucharadas de agua

Dificultad:

Media

Precio:

Bajo

Así lo hacemos:

  1. Lo primero que haremos será el preparado de la crema de yema. Para ello, añadiremos las 4 yemas de huevo a un bol que podamos calentar y las batimos ligeramente.
  2. Añadimos los 50 ml de agua a una cazuela y la ponemos al fuego. Cuando el agua empieza a calentarse, añadimos los 100 gr de azúcar y removemos hasta que se diluya. Cuando tengamos el agua a 105ºC, vertemos la mezcla en el bol de las yemas y removemos, para que no queden cuajadas.
  3. Colocamos el bol con la mezcla de yemas, agua y azúcar en una cazuela con agua y lo hervimos al baño maría unos 20 minutos, sin dejar de remover. Enfriamos en la nevera hasta que la pasta quede densa.
  4. Ahora nos ponemos a preparar el mazapán. En una cazuela, añadimos los 100g de agua y los 200g de azúcar y preparamos un almíbar, esperando al punto de hervor para que el azúcar quede completamente diluida en el agua.
  5. Trituramos las almendras lo máximo posible y vamos añadiéndolas, muy poco a poco, al almibar, junto con la ralladura de limón. Debemos tener cuidado en este paso para que no se convierta en una pasta demasiado seca, para ello debemos remover bien.
  6. Tapamos el mazapan con un trapo seco y lo atemperamos. Una vez frío, lo ponemos sobre una encimera espolvoreada con azúcar glass y amasamos hasta que se convierta en una masa fina y moldeable.
  7. Es el momento de darle forma a los huesos, cortando con un cuchillo tiras de unos 5 cm de ancho y 8 cm de alto. Con esas tiras vamos formando los huesos y los dejamos que sequen aproximadamente dos horas.
  8. Cuando los huesos estén secos, añadimos la crema de yema con una manga pastelera.
  9. Para acabar la preparación, mezclamos en un bol el azúcar glas con las cucharadas de agua y vamos "rebozando" los huesos en este glaseado. Dejamos que sequen y listos.