ines ortega

Inés Ortega «Mi madre me enseñó a comer bien y saludable»

Inés Ortega su último libro, “Nuestros táper”, centrado en recetas para llevar y dentro de la colección homenaje a su madre "1080 ideas de cocina".

Con Mucha Gula23/11/2023

La conexión de Inés Ortega con la gastronomía viene desde la cuna. Hija de la ilustre autora Simone Ortega, creadora del influyente best seller «1080 recetas de cocina«, Inés teje su propio camino entre las aulas de un instituto y los fogones creativos. Hoy nos sentamos con ella para hablar de la publicación de su último libro “Nuestros táper” y para repasar su trayectoria y sus proyectos.

¿Qué os inspiró, a ti y a Marina Rivas, a escribir este libro y a centraros en recetas diseñadas para llevar en táper?

Marina, trabaja mucho fuera de casa, yo quiero poder dedicar más tiempo a otras aficiones y pensamos también en toda la gente que tiene o quiere comer en el trabajo y no sabe cómo puede hacerlo de forma variada y saludable. El le libro también aparece el concepto del «batch cooking», que consiste en dejar preparados lotes de platos para toda la semana cocinando sólo un día o dos a la semana. Ahorra mucho tiempo y contribuye al ahorro energético a la hora de cocinar.

Planificar el menú una vez a la semana, disponer de buenos recipientes para el traslado de la comida que hayamos preparado y en general seguir los consejos que damos en nuestro libro.

Inés Ortega y su madre, Simone Ortega

En ‘Nuestros táper’, promueves el uso de ingredientes de temporada…

Es muy importante. La naturaleza es sabia y nos brinda los alimentos que nuestro cuerpo necesita en cada época del año y así acompasa nuestros biorritmos a los cambios naturales de cada estación. Además, los alimentos serán de cercanía, ayudan a nuestros agricultores y resultarán mejor de precio.

¿Cuáles son tus recetas favoritas del libro ?

Las mías sería unas lentejas al limón, albóndigas con pisto, pero por citar dos que me vienen a la mente, hay muchas más y para todos los gustos.

No products found.

Hablas sobre la importancia de evitar el desperdicio de alimentos. ¿Qué estrategias propones para aprovechar al máximo los ingredientes y reducir el desperdicio en la cocina?»

Solemos no tirar nada y para ello planificamos nuestros menús. Por ejemplo, si un día hicimos pisto, lo podemos dividir en porciones y un día tomarlo solo, otro con huevo duro, otra vez como acompañamiento de una tortilla, unas albóndigas o un pescado. Si, por ejemplo, tenemos agua de cocer arroz, nos servirá beberla como astringente, si somos pintores para ablandar los pinceles, como tónico… Pensando un poco y teniendo un poco de información es fácil reducir el desperdicio.

Tu madre, Simone Ortega, es toda una eminencia en la gastronomía española ¿De qué manera sientes que su legado ha influido en tu trabajo y en tus libros de cocina?

Esta colección se llama, en homenaje a mi madre, «1080 ideas de cocina». Mi madre me enseñó a comer bien, de forma saludable especialmente, y casi todo lo que sé se lo debo a ella.

Los libros que escribí en colaboración con ella o luego yo sola, siempre los repasábamos juntas y comentábamos, y eso nos gustaba a ambas, además de ser un nexo entre generaciones. Creo que debería seguir existiendo ese nexo. Sirve para que ambas generaciones aprendan. Me gusta la valoración de los mayores, en otras culturas son sabios por sus experiencias y también nos gusta aprender cosas nuevas, así nuestro cerebro sigue activo.

¿Puedes compartir alguna anécdota o lección culinaria que hayas aprendido de tu madre?

A mi madre no le gustaba demasiado dar lecciones, pero sí consejos y de ella aprendí a no tirar la toalla nunca si algo no me salía a la primera. A ella se le resistía el tocino de cielo y lo repitió tres veces hasta que le salió perfecto.

*Foto de portada: Inés Ortega y Marina Rivas