Dos ejemplos de infusión fría decoradas con menta

Cómo hacer infusiones frías: algunos ejemplos y sus propiedades

Las infusiones frías son ideales para el verano. Nos refrescan, nos hidratan y preservan todos los beneficios de las infusiones calientes.

19 de julio de 2022Actualizado el 12 de junio de 2024

Las infusiones son una bebida perfecta para hidratarse en verano y calmar la sed. Normalmente las vinculamos con bebidas calientes, pero lo cierto es que son una opción perfecta y refrescante en verano si se toman frías. Además, nos aportan todas las propiedades medicinales de las plantas con las que son elaboradas.

¿Cómo hacer infusiones frías?

Lo más importante a la hora de hacer infusiones frías es la paciencia. Si las preparamos directamente en frío, necesitaremos tiempo para que la infusión se incorpore al agua.

Si decidimos prepararla en caliente, también necesitaremos tiempo y paciencia para enfriarla. Lo suyo es dejarla unas cuantas horas en la nevera. Y aunque sientas la tentación, no intentes acelerar el proceso añadiendo hielo mientras la infusión esté caliente ya que eso aguaría la bebida.

Para nosotros, la mejor forma de preparar infusiones frías es la siguiente:

Pasos para preparar la infusión fría perfecta

19 julio 2022
ejemplo de infusión fría decorada con limones
Tomar infusiones calientes en verano es un suplicio, por eso hoy te enseñaremos a prepararlas frías para que además de aportarnos todas sus propiedades sean también bebidas muy refrescantes.
Tiempo de preparación 2 minutos
Tiempo total 4 horas
Plato Infusión
Cocina Internacional
Calorías 2 kcal

Ingredientes
  

  • 2 bolsas de infusión
  • 1 botella de agua ~50cl
  • 1 rodaja de limón opcional
  • 2 hojas de menta opcional

Elaboración paso a paso
 

  • Retiramos un poco de agua de una botella de 50cl
  • Introducimos las 2 bolsas y cerramos la botella de forma que el tapón amarre el hilo
  • Metemos la botella en el frigorífico y esperamos unas 4 horas
  • Servimos la mezcla. Podemos endulzar la infusión con miel, azúcar o edulcorante y decorar con limón y/o menta.

Notas

  • Podemos hacer la receta con botellas más grandes. Por cada 50cl de agua, utilizaremos 2 bolsitas, es decir, si queremos realizar una infusión en una botella de 1,5l, utilizaremos en torno a 6 bolsitas
  • También podemos calentar directamente el agua con las hierbas y meterlo en la nevera
  • Una vez servida, podemos añadirle hielo
  • Si en lugar de bolsitas tenemos infusiones a granel, solo tendremos que sustituir cada bolsa por una cucharada. Para una mejor elaboración, lo más recomendable es utilizar bolsas de té reutilizables
Keyword infusión, infusión fría

Las mejores infusiones para tomar frías

Realmente podemos utilizar nuestra bolsita de hierbas favorita, ya que en el mundo de las infusiones frías no existen límites. También, siempre tenemos la opción de recurrir directamente a las cajas de infusiones frías que se venden en supermercados como Mercadona. No obstante, aquí te dejo algunos ejemplos de infusiones que quedan muy bien frías:

  • Frutas del bosque: Sabor frutal, muy apetecible
  • Mango: Ocurre lo mismo que con el ejemplo anterior. Cualquier infusión frutal es perfecta para tomar fría
  • Té verde: Podemos acompañar el té verde con limón y/o menta
  • Té negro. Lo podemos combinar junto con leche de coco
  • Manzanilla: Especialmente apetecible cuando la combinamos con zumo de limón u otros cítricos
No hay límites con las infusiones frías. Utiliza las que más te gusten.

La pregunta del millón: ¿se pueden tomar las infusiones frías? ¿O pierden propiedades?

La respuesta corta es sí, las infusiones se pueden tomar frías y no, no pierden propiedades significativas. Tradicionalmente, las infusiones se consumen calientes, pero disfrutarlas frías es una práctica cada vez más común, especialmente en climas cálidos o como una alternativa refrescante a las bebidas azucaradas.

¿Entonces tienen los mismos beneficios que las calientes?

Las infusiones frías tienen prácticamente los mismos beneficios que las calientes. Sin embargo, algunas ventajas como por ejemplo, ayudar a dormir, no están tan presentes en las frías. De todos modos, los beneficios concretos dependerán sobre todo de la planta utilizada. Por lo general, algunas de las ventajas que nos aporta tomar infusiones son:

  • Facilitan la digestión
  • Nos ayudan a relajarnos
  • Mejoran el descanso
  • Nos hidratan. Aspecto muy a tener en cuenta en verano
  • Contrarrestan la retención de líquidos
  • Favorecen la actividad cerebral

¿Cuántas puedo tomar al día?

Podemos tomar todas las infusiones frías (y normales) que queramos a lo largo del día. No obstante, si se trata de té, solamente deberíamos tomar 2 al día y no mas tarde de las 5 PM, ya que a causa de la teína se podrían alterar nuestros ritmos de sueño y descanso.

Así que ya sabes, este verano hidrátate de una manera eficaz, sana y divertida con infusiones frías.

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor