Presentación de la mesa coreana

La cocina de Corea, un festín para los sentidos

La población coreana es una de las más longevas del mundo. La variedad y calidad de los productos de su dieta, mayoritariamente vegetales, puede ser una de las causas, y también su cocina fermentada. Una cocina llena de armonía hasta en la mesa, donde se debe hablar casi en susurros y está mal visto que suenen los cubiertos al chocar con los platos.

Eva Celada31/01/2014
Oh Dae-Sung, embajador de la República de Corea en EspañaOh Dae-Sung, embajador de la República de Corea en España

La cocina coreana es variada y rica, desde los platos imperiales a los que se preparan en el interior, como en Seúl o en ciudades portuarias como Inchón y Busan. Se trata de una cocina muy sazonada que mezcla peculiaridades de la china y la japonesa.

Hablamos con el embajador de la República de Corea en España, Oh Dae-Sung. Cada nombre en la cultura coreana tiene un significado, y Dae Sung significa gran estrella. Y, precisamente, el embajador nos ilumina con respecto a qué podemos comer si vamos a su bello país:

¿Cuáles son las bases de la gastronomía coreana? Ingredientes, técnicas…

La población coreana es una de la más longevas del mundo y numerosos estudios confirman que una de las razones es la alimentación. La cocina coreana o hansik es una cocina lenta y muy elaborada que combina, de forma armónica, ingredientes de distintas regiones, de las cuatro estaciones del año y sabores, otorgando gran valor a la tradición, y creando y manteniendo una cultura de alimentación sana.

El arroz cocido es el alimento básico para la mayoría de los coreanos y se acompaña, en general, con varios platos, en su mayor parte verduras sazonadas, sopas, guisos y carnes. La cocina coreana también utiliza pescados deshidratados y algas, o las hojas de sésamo, tortitas de pulpo, patatas, hongos, frutos secos, frutas y otros ingredientes. Una característica de esta cocina es que raramente contiene productos fritos. Es costumbre hervir los alimentos, asarlos, cocinarlos al vapor, etc. Cuando se fríe, se emplea muy poco aceite, y suele usarse aceite vegetal.

Algunos de los alimentos fermentados son: salsas fermentadas o jang con los tres elementos que constituyen el aderezo de la cocina coreana: salsa de soja, pasta de soja y pasta de guindilla roja. Distintas variedades de kimchis, mariscos curtidos etc… El kimchi es un alimento fundamental en la comida tradicional coreana. Es reconocido mundialmente y está seleccionado como uno de los 5 platos más saludables del mundo. Es una mezcla de verduras fermentadas y en muchas ocasiones picante ya que se les agrega ají rojo en polvo. Antiguamente el kimchi se hacía en las casas, pero hoy en día se suelen comprar directamente.

¿Qué costumbres tienen los coreanos a la hora de comer, les gusta hacerlo en familia, hacen sobremesa, qué comida es la más habitual en el almuerzo o la cena?

Presentación de la mesa coreanaPresentación de la mesa coreana

Tradicionalmente la comida coreana no se sirve a medida que se van acabando los platos, sino que la traen toda al mismo tiempo. El arroz, la sopa, la cuchara y los palillos se colocan de izquierda a derecha, en ese orden, para cada persona. Los guisos y platos de acompañamiento se sitúan en el centro para ser compartidos por todos. Los coreanos utilizan la cuchara para comer el arroz, la sopa y los guisos, y los palillos se prefieren para los platos secos de acompañamiento, pero ambos no se usan simultáneamente. Los coreanos tampoco sostienen sus cuencos o platos mientras comen. Cuando la comida se termina, la cuchara y los palillos se colocan de nuevo sobre la mesa. No se suele hablar mucho mientras se come, la conversación debe ser dejada para otro rato, por ejemplo la sobremesa.

Algunos de los modales en la mesa en Corea son:

  • Cuando se comparte la mesa con mayores, los comensales se deben sentar respetando la jerarquía de cada uno. Los de mayor edad son los que comienzan a comer.
  • Hay que ser cuidadoso y no hacer ruido cuando se come o se bebe, también se debe evitar que los cubiertos se choquen con los platos y produzcan ruido.
  • Para beber hay que seguir una especie de ritual: la máxima es que la persona que está a nuestro lado no puede tener nunca el vaso vacío. A la hora de brindar, el vaso de la persona mayor deberá quedar por encima del más joven.

En Corea del Sur la gente es muy aficionada a comer fuera y lo correcto es que pague quien invita. No se acostumbra a dar propina en Corea, ya que normalmente ya cobran un 10% del precio del servicio, añadido en la cuenta, sobre todo en los hoteles, establecimientos turísticos y grandes restaurantes.