La nueva pirámide saludable de la Dieta Mediterránea contiene algunas variantes importantes

La nueva Pirámide Nutricional: menos cantidad y más variedad

Eva Celada25/03/2010
Versión provisional actualizada de la pirámide alimenticia de la  Dieta MediterráneaVersión provisional actualizada de la pirámide alimenticia de la Dieta Mediterránea

Presentada en el VIII Congreso Internacional de la Dieta Mediterránea que se celebra en la Feria Alimentaria 2010 la nueva pirámide alimentaria que se aconseja para la Dieta Mediterránea Saludable de un adulto sano contiene algunas variantes importantes que merece la pena tener en cuenta, aconsejándose tomar:

  • Alimentos de temporada y, en lo posible, del entorno.
  • Tomar la mayor diversidad de alimentos e intentar que el consumo de vegetales, tanto frutas y verduras, éstos sean diferentes tanto en sabor como texturas y, a ser posible, tengan diferentes colores.
  • Practicar regularmente alguna actividad física.
  • Socialización en las comidas en su orientación al consumo de 3 grupos de alimentos: cereales, verduras y frutas en las principales comidas.
  • Se introducen por primera vez en la dieta especias, hierbas y condimentos.
  • También se recomienda beber agua especialmente: aconsejándose 6 vasos diarios.
  • El vino se aconseja se tome con moderación, respetando creencias religiosas y sociales
  • Se recomienda reducir el consumo de sal.
  • Se resalta la conveniencia de reducir ligeramente la cantidad por ración para adaptarlo al ritmo de vida actual, que supone un menor gasto calórico.

La nueva pirámide saludable de la Dieta Mediterránea contiene  algunas variantes importantesLa nueva pirámide saludable de la Dieta Mediterránea contiene algunas variantes importantes

El resto de los elementos siguen un patrón similar: En las comidas principales siempre debemos tomar frutas y verduras, de una a dos raciones por comida, así como carbohidratos. También una o dos raciones a elegir entre pan, pasta, arroz, cuscús, etc., preferentemente integrales. Todos los días se deberá tomar entre una y dos raciones de frutos secos, semillas o aceitunas; 2 ó 3 raciones de derivados lácteos (preferentemente bajos en grasa), 3-4 raciones de aceite de oliva y la cantidad que se desee de hierbas aromáticas, especias, ajo y cebolla, siempre que no tengan sal añadida.

Semanalmente la se recomienda tomar 1 ó 2 raciones de aves (en la pirámide pone corral, pero se refieren a todas las aves); de pescados y mariscos al menos 2 raciones semanales; de legumbres 2 raciones; de huevos hasta 4 unidades; de carnes 2 raciones y embutidos 1 ración. Respecto a los dulces, se recomienda tomar como máximo 2 raciones.

En definitiva, lo que decía Francisco Grande Covián que es  -en mi opinión- el padre de todas las Pirámides: «Hay que comer de todo, en pequeñas cantidades»