Abren los domingos y tienen terraza en la calle Ortega y Gasset de Madrid
La panera rosa: comida de domingo en familia
Nos gusta este restaurante porque mantiene una calidad correcta y ofrece una cocina sencilla, muy familiar y a unos buenos precios.

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
06/07/2018



Comedor de la Panera RosaComedor de la Panera Rosa

No siempre buscamos en un restaurante cocina muy elaborada, a veces queremos tomar algo a cualquier hora en un entorno agradable, incluso unos están desayunando tardíamente mientras otros lo único que quieren es comer algo ligero y todos se sientan a la vez en la misma mesa. Por eso funcionaron también establecimientos como los VIPS en la década de los noventa, incluso además podías comprar (ahora el tema ha cambiado). Volviendo a la Panera Rosa, este concepto de local es muy conocido en Argentina, especialmente en Buenos Aires. Se trata de una cocina informal donde abundan los platos con carbohidratos con sandwiches, pastas, tostas, dulces, etc. Un modelo non-stop en el que, como decimos, puedes ir un domingo a las doce y comer lo que te apetezca, desde una tarta con un zumo detox a una hamburguesa excelente.

Milanesa de bifé argentinoMilanesa de bifé argentino

Con este espíritu nos acercamos al restaurante, que cuenta con una terraza y dentro con unos grandes ventanales en dos niveles, con un salón grande en el primer piso (no hay ascensor) y varias mesas en el que está a pie de calle, junto a la barra. También en estas mesas da la sensación de que estas en la calle y resultan muy cómodas.

Pedimos una Burrata panera (8,9 euros) de muy buena calidad el queso, también una Ensalada del jefe (9,5 euros) muy abundante, lleva pollo, la lechuga esta crujiente, y se sirve con queso parmesano, tomate cherry, resulta fresca y sabrosa. Algo soso pero bien frito y crujiente el Pollo apanado en almendras y panko, muffin de brocolis, bouquet de verdes y queso y alineo de naranjas y sesamo (12,8 euros), mientras que el Crepe con pesto (12,5 euros) es muy abundante, aunque resulta algo duro, no está recién hecho y es bastante mejorable. Excelentes los Raviolis de calabaza y queso (11,8 euros) servidos con queso parmesano y unas originales tostas de queso brie con semillas de sésamo. La Milanesa de bife argentino (16 euros) ya configura un plato único, y va acompañada de patatas rústicas, pimientos y una breve ensalada. La carne lleva queso y tomate, y resulta muy rica. Sabrosa, rica y natural la Big Burguer casera, con pan de hamburguesa y sésamo, carne angus, queso gratinado, bacon crujiente, cebolla caramelizada, lechuga, tomate y huevo a la plancha. Otro plato que configura un plato único en sí mismo.

Tarta HelenaTarta Helena

De postre tomamos un Crumble de manzana casera con helado (4,25 euros) y una Tarta Helena, hecha con bizcochuelo de chocolate (4,75 euros), ambas bien elaboradas. Bebemos cerveza, aunque también hay una carta de vinos pequeña, pero bien diseñada para este tipo de cocina, el pan integral es excelente y el servicio atento.

La Panera Rosa ofrece también un brunch con huevos revueltos, fruta fresca, ensalada, zumo, mini bagel, y a elegir un plato entre alcachofas, pinchos o crujiente de pollo, además de pastelería y pan, entre otros.

En definitiva, un restaurante informal que supone una buena alternativa para comer platos ricos en cualquier momento y donde disfrutar de excelentes meriendas y desayunos.

La Panera Rosa
Ortega y Gasset, 73. Madrid
Teléfono: 911 29 54 69

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.