La Veranda, cocina creativa andaluza en un entorno mágico | Comer
 
La Veranda, cocina creativa andaluza en un entorno mágico
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
25/10/2011



Víctor Taborda ofrece en La Veranda una cocina creativa en equilibrio con los gustos de los clientes del Hotel Villa PadiernaVíctor Taborda ofrece en La Veranda una cocina creativa en equilibrio con los gustos de los clientes del Hotel Villa Padierna

Muchas veces debatimos sobre qué es más importante: el contenido o el continente. Llevado a los restaurantes, uno se pregunta si el ambiente, la presentación o la vajilla perfectos pueden solapar una comida imperfecta y viceversa. ¿Se puede comer en un lugar ruidoso y sucio aunque la comida sea exquisita?

Pero a veces sucede, como en el lugar que nos ocupa, que el entorno es de una exquisitez sublime, rodeado de un campo de golf, con multitud de árboles, lagos, y al fondo el mar… Las mesas están situadas en una terraza rodeada de vegetación, con velas y personas relajadas que disfrutan de un momento inolvidable. ¿Y la comida? Ahora hablaremos de la ella…

Nombre: La Veranda
Dirección: Hotel Villapadierna, Carretera de Cadiz km 166  – 29679 Marbella
Teléfono: 952889150
Página Web: www.hotelvillapadierna.com
Tipo de cocina: Creativa de temporada, con profusión de sabores andaluces
Entorno: Elegante, durante el verano las cenas son en la terraza, muy acogedora
Servicio: Atento y ágil, dirigido por Francisco Díaz, sumiller que también se ocupa de la bodega
Accesibilidad: Buena
Ambiente: Prácticamente lleno, con parejas, amigos y algunos clientes del hotel
Aparcacoches:
Precio: Muy buena relación calidad-precio, teniendo en cuenta el entorno. Menú degustación: 78 euros
Fecha visita: 16 de julio de 2011, en servicio de cena

Cocina:

Sopa gelatinizada de melón con jamón y dados de sandía con menta frescaSopa gelatinizada de melón con jamón y dados de sandía con menta fresca

Nos ofrecen un menú degustación con algunas de las creaciones de la nueva carta para el verano, empezamos con los aperitivos del chef: Cuajada de queso con trufa fresca de verano y sorbete de manzana, muy refrescante y aromático. El siguiente aperitivo es la Sopa gelatinizada de melón con jamón y dados de sandía con menta fresca: la sopa está muy bien texturizada, pero el contraste con el jamón que tanto éxito ha dado a este plato no se percibe suficientemente. Seguimos con la pasión del chef, las sopas frías, y el último de los aperitivos, la Espuma de parmesano con fina lámina de bacalao y polvo polvo de avellanas y café. De nuevo muy buena textura, técnicamente perfecto, pero al bacalao le falta algo de sabor.

Tataki de atún acompañado de una ensaladita de mango y cilantroTataki de atún acompañado de una ensaladita de mango y cilantro

El  primero también es una Sopa de tomate verde infusionada con albahaca, cerezas y gambas marinadas: magnífica la combinación, aunque requiere de un poco mas de contraste ácido para resultar perfecta. Seguimos con un Tataki de atún acompañado de una ensaladita de mango y cilantro  (18 euros en carta) muy equilibrado, muy buena la textura y el corte, muy compensado.

Seguimos con los Salmonetes de roca con vainas crujientes y jugo espumoso de patatas (26 euros en carta), impresionante este plato desde todos sus puntos de vista: cocción del pescado jugoso, dorado por su superficie, con gran sabor a mar; las vainas, que han sido simplemente escaldadas y rehogadas, están turgentes y mantienen todo su sabor, absolutamente ligero y elegante el espumoso.

Presa confitada con mayonesa caliente de jabugoPresa confitada con mayonesa caliente de jabugo

El último plato salado de cualquier menú degustación casi siempre se toma sin hambre; éso le coloca en desigualdad con respecto al resto del menú, y sin hambre es dificil apreciar la comida.

Pues en el caso de este menú nos encontramos con que no es asi, la Presa confitada con mayonesa caliente de jabugo (28 euros en carta) es de una exquisitez como hace tiempo no he probado en una carne. No parece presa: jugosa, con un intenso sabor, tierna sonrosada en su interior. Un plato que no hay que perderse.

El prepostre es un refrescante y sorprendente Té de limón, jengibre confitado y su sorbete, un plato muy bien realizado que aporta un cierto aire oriental, pero sin llegar a extralimitarse.

Bizcocho fluido de chocolate con helado de baileysBizcocho fluido de chocolate con helado de baileys

Terminamos con un Bizcocho fluido de chocolate con helado de baileys de sabor muy casero e intenso cacao, absolutamente jugoso en combinación con el helado de baileys, excelente, uno de esos postres que luego recuerdas durante bastante tiempo.

Francisco Díaz nos ofrece tres vinos para maridar los platos del menú, para los aperitivos Carpene Malvoti Rosi Espumante (29 euros); seguimos con Condesa de Eylo 2010 Verdejo (19 euros), y terminamos con Cillar de Silos 2008 Tierra País (25 euros), todos ellos muy correctos en relación con la cena.

Observaciones:

El aceite para tomar con el pan es Castillo de Canena última cosecha. Además, cuentan con tres tipos de pan: integral, cateto y blanco. También hay seis tipos diferentes de aguas y otros tantos de cervezas.

Calificación:

Francisco Díaz y Víctor Taborda son el alma de la sala y la cocina de La VerandaFrancisco Díaz y Víctor Taborda son el alma de la sala y la cocina de La Veranda

Victor Taborda, heredero del buen hacer de Berasategui o Benito Gómez, realiza en este establecimiento una cocina inteligente y elegante, con especial mimo hacia el producto y estableciendo un no siempre fácil equilibrio entre la cocina creativa, en la que se mueve con mucha corrección, y los gustos de los clientes del hotel. Una cocina que además resalta los sabores andaluces, sin cerrarse en tópicos.  Muy recomendable también por la belleza del entorno del restaurante, y también la del propio hotel.

Puntuación:

8,5/10

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.