No cualquier vino armoniza con cualquier chocolate…
Las claves para maridar chocolate y vino
Atrévete a probar la mezcla de estos dos placeres de la gastronomía y lo convertirás en una maravillosa y recurrente costumbre, muy beneficiosa para la salud por sus antioxidantes.
Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
05/12/2017


Vino y chocolateVino y chocolate

Muchas personas afirmarán que el vino y el chocolate son dos elementos que se encuentran entre sus imprescindibles en la mesa. Una buena copa de vino o una sabrosa onza de chocolate son dos placeres imprescindibles, con gustos y sensaciones que desembocan similarmente en placer, sabor, gusto… sentimientos, en definitiva, placenteros. Ahora imagínate un momento de explosión en el que los sabores de ambos se junten en tu boca y armonicen entre ellos. La sensación no puede ser mejor.

Os damos las claves necesarias para maridar los diferentes tipos de chocolate con vino, de forma que su combinación potencie el sabor de ambos y te haga viajar a lugares de los que nunca querrás regresar.

Equilibrio de fuerzas: suave con suave, intenso con intenso

No todos los vinos son adecuados para maridar con chocolate, ni todos los chocolate lo son para armonzarlos con vino. Es importante no hacer mezclas a lo loco si no quieres llevarte una mala impresión. Dicho ésto, siempre somos partidarios de la prueba-error, pero hay que tener en cuenta que para lograr un maridaje aceptable hay que medir la intensidad de cada producto, es decir, un vino muy potente, con mucho cuerpo y sabor, maridado con un chocolate fino y delicado, solapará totalmente el sabor de este último y el maridaje no tendrá éxito. Por lo tanto, es importante a la hora de valorar las armonías medir los niveles de intensidad e igualarlos. Lo mismo, pero a la inversa, sucederá con un chocolate negro intenso acompañado de un vino joven y ligero.



Antes de elegir: analizar las características

Siguiendo con la línea de argumentación anterior, en la que hablábamos de encontrar equilibrio en la intensidad de ambos, también podemos observar otras características que nos hagan escoger los mas afines entre sí:

  • El aroma: en ambos podemos encontrar aromas similares, como pueden ser los que recuerden a fruta, especias o incluso ciertos toques tostados.
  • El dulzor: lo dulce no es exclusivo del chocolate. Encontramos una gran cantidad de vinos dulces y de gran calidad que pueden encajar con los más dulces chocolates.
  • La acidez: tanto en el vino como en el chocolate encontramos acidez, y aunque es cierto que la mayoría de las veces en el vino la sensación ácida suele ser más perceptible, es importante tener en cuenta ambas.
  • El amargo: igual que en el caso anterior, en los dos casos podemos encontrar un gusto amargo, dependiendo del tipo será mayor o menor. Es importante que en el maridaje no exista mucha descompensación en este sentido.

¿Qué vinos maridan mejor con chocolate?

Los espumosos son una buena opción de maridaje para el chocolateLos espumosos son una buena opción de maridaje para el chocolate

Aunque para gustos hay colores, a continuación os damos algunas sugerencias de vinos que armonizan especialmente bien con el chocolate:

  • Los vinos tintos: una opción que no suele fallar y que combina muy bien, potenciando el sabor del chocolate.
  • Los vinos espumosos: son vinos que, debido a su composición habitual, a sus notas frutales y a su sabor fresco y liviano, resaltan los sabores del chocolate.
  • Los vinos dulces: como su propio nombre indica son vinos dulces, que acostumbran a tener recuerdos a madera, fruta madura y caramelo, por lo tanto son también un muy buen acompañante para el chocolate dulce.
  • El Pedro Ximenez: cómo buen vino de Jerez contiene aroma y sabor, es un vino meloso y consistenten y un excelente acompañante del chocolate, especialmente si es semiamargo o incluso para acompañar a chocolates blancos.
  • El Oporto: este vino va muy bien para los chocolates con un grado elevado de cacao en su composición, debido a sus esencias de especias y madera.


Elegir el vino según la variedad de chocolate que queramos consumir

Deberemos optar por vinos que realcen o complementen matices aromáticos del chocolateDeberemos optar por vinos que realcen o complementen matices aromáticos del chocolate

Y si lo que tenemos es un chocolate y vamos a elegir el vino en función de él, estas son las claves que debes tener en cuenta para acertar con el vino ideal:

  • Chocolate con leche: a la hora de buscar un vino con este tipo de chocolate es importante elegir uno que no tenga mucho cuerpo, ya que eclipsaría el sabor del chocolate. Una buena opción es un vino de la variedad Syrah o un Oporto.
  • Chocolate puro: decíamos anteriormente que cuanto más amargo y fuerte sea el chocolate, más cuerpo precisará el vino con el que se maride, por lo tanto, en caso de chocolates puros necesitaremos un vino robusto y con cuerpo, por ejemplo, alguno de la variedad Cabernet.
  • Chocolate blanco: estos chocolates son muy dulces y necesitan un vino similar para que mariden bien. Uno de la variedad Syrah es una buena opción.
NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.