Las Fakes News más comunes sobre el azúcar

Ni hay que eliminar todos los azúcares de la dieta, ni la panela es buena para la salud ni tomar mucho azúcar te convierte en diabético

Redacción13/06/2020

Hace años que el azúcar se ha convertido, por fin, en un foco constante de debate. Atrás quedaron los tiempos en los que la ingesta de azúcar no tenía control y tanto los hogares como los diferentes alimentos procesados abusaban en exceso de esta sustancia.

La relación con problemas de salud asociados al azúcar se ha demostrado en muchos estudios hasta el punto que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda limitar su consumo para que no representen más del 10 % del aporte calórico diario a nuestra dieta y recomiende que no sobrepase el 5%.

Esto es la teoría, ya que la práctica no resulta tan sencilla. Por un lado la dificultad del control y la adecuada lectura de los etiquetados y por otro lado una serie de falsas creencias sobre el azúcar complican llevar a cabo estas recomendaciones. OCU, pone sobre la mesa y desmonta seis falsos mitos sobre el azúcar para que la información que tengamos sea veraz y no caigamos en fake news

“Hay que eliminar todos los azúcares de la dieta”

Una forma radical que aparece en muchas ocasiones es esta afirmación, cargarse de un plumazo todo aquello que contenga azúcar como si de una sustancia tóxica se tratase. No es correcto. Existen alimentos que contienen azúcar de forma natural (como la fruta y verdura sin licuar, triturar o exprimir) y que no deben salir de nuestra dieta.

“El azúcar moreno y la panela son mejores que el azúcar blanco”

OCU deja claro que todos los azúcares, entre los que están el azúcar moreno, la panela, el azúcar integral o el moscabado contienen la misma sustancia, la sacarosa, y por tanto, en lo que a calorías se refiere, contienen las mismas. La diferencia aparece en sus procesos de refinado que es lo que les aporta su aspecto y la textura. Pero ojo con abusar de ellos pensando: “esto no es azúcar”.

El azúcar moreno contiene las mismas calorías que el azúcar blancoEl azúcar moreno contiene las mismas calorías que el azúcar blanco

“El etiquetado ayuda a saber si un azúcar es añadido o forma parte del alimento”

La eterna cuestión del etiquetado y sus millones de “trucos” para confundir al usuario hace que productos que contienen la famosa frase: sin azúcares añadidos, no tienen porqué no tener edulcorantes o incluso preparados de frutas (pasta de dátil o zumo de manzana) para conseguir dulzor sin aportar apenas beneficios.

“Hay alternativas endulzantes más saludables que el azúcar”

La miel,  el jarabe de arce o el sirope de agave, tienen prácticamente el mismo azúcar como el azúcar mismo y su perfil calórico es muy semejante.

La miel tiene prácticamente el mismo azúcar que el azúcar mismoLa miel tiene prácticamente el mismo azúcar que el azúcar mismo

“Es mejor sustituir el azúcar añadido por edulcorantes”

Los edulcorantes con muy bajo valor calórico como la sacarina, el aspartamo o la Stevia pueden ser una alternativa para reducir el consumo de azúcar, pero OCU advierte que esta sustitución no aporta ningún beneficio en el control del peso, ya que en lugar de “educar nuestro paladar” a otros sabores lo único que hace es intentar imitar el sabor original, por lo tanto la tentación siempre seguirá ahí.

“Tomar mucho azúcar puede volverte diabético”

A día de hoy, ningún estudio a podido demostrar que exista una relación directa entre un consumo elevado de azúcares y el aumento de probabilidades de aparición de diabetes de tipo 2. Lo que si se ha podido observar es que una alta ingesta de azúcar favorece el desarrollo de obesidad y sobrepeso que, a su vez, sí es un claro factor de riesgo para el desarrollo de diabetes mellitus.

 

FUENTE: OCU