Tontas, listas… ¿Dónde se comen las mejores rosquillas de San Isidro en Madrid-2

¿Dónde se comen las mejores rosquillas de San Isidro?

Entre claveles, chotis, chulapos y chulapas, barquillos… Aparecen las rosquillas de San Isidro. ¿Dónde se comen las mejores en Madrid?

15 de mayo de 2024

Llega San Isidro a Madrid, la fiesta más castiza y en la que los gatos, que pocos quedan ya, sacan sus mejores galas para disfrutar de las verbenas, los chotis, la feria y… Lo mejor de la gastronomía de la ciudad. En las fiestas de San Isidro no pueden faltar los cocidos; los mejores bocadillos de calamares; los churros con chocolate; entresijos y gallinejas que, llegado este día parecen no repudiar nadie, incluso aquellos quienes sienten temor hacia la casquería el resto del año; y los barquillos. Pero, si hay algo que de verdad representa el sabor de las verbenas de Madrid son las rosquillas de San Isidro.

Pero, ¿dónde comer las mejores rosquillas de San Isidro de Madrid? Te dejamos una lista para que celebres este día como un auténtico gato. Para quienes no han tenido la suerte de poder disfrutar de la Feria de San Isidro en Madrid y de estas rosquillas, deben saber que hay cuatro tipos y no, no son iguales. Las rosquillas de San Isidro son una tradición a lo largo y ancho de la ciudad de Madrid desde siglos atrás. Las variedades de las rosquillas de San Isidro son las rosquillas tontas, las listas, las de Santa Clara y las francesas

Tipos de rosquillas de San Isidro

  • Las rosquillas tontas: son las más tradicionales y sencillas  y se caracterizan por tener una masa crujiente por fuera pero tierna por dentro. Se espolvorean únicamente con azúcar una vez fritas
  • Las rosquillas listas: son la versión más pomposa y decorada de las rosquillas tontas. Una vez fritas se cubren con un glaseado de limón, de chocolate o de anís. Estas ‘listas’ son más atractivas visualmente y son un regalo para los más golosos. 
  • Rosquillas de Santa Clara: estas rosquillas se diferencian por su cobertura que en este caso es de merengue blanco y seco. Estas rosquillas combinan el crujiente de la rosquilla con el aireado del merengue lo que las hace unas de las favoritas. Estas fueron inventadas por las monjas del Convento de Santa Clara y de esta invención, surgió su nombre. 
  • Rosquillas francesas: la última variedad son las rosquillas francesas. Estas se diferencian, al igual que las demás, por su cobertura. En este caso, se cubren de un glaseado de azúcar glas y almendras. Se cree que fueron creadas por el repostero francés del rey Fernando VI, de ahí su nombre.
Estas son las mejores Rosquillas de San Isidro de Madrid

¿Dónde comer rosquillas de San Isidro?

Una vez aclaradas las diferencias, es hora de buscar las mejores rosquillas de San Isidro para celebrar el día del patrón de los labradores. Para quienes no viven en Madrid, es importante aclarar que las rosquillas de San Isidro son un dulce estacional, por lo que solo lucen radiantes en los escaparates de las pastelerías en la época de San Isidro. Eso sí, llegadas estas fechas, no hay cristal detrás del que no veas unas relucientes y coloridas rosquillas de San Isidro. ¿Dónde probar las rosquillas de San Isidro?

La Mallorquina

La Mallorquina es una de las pastelerías más clásicas y míticas de Madrid. Desde que abriera en 1894 ha endulzado a turistas y locales desde la misma Puerta del Sol. De sobra conocidas son sus napolitanas de crema, sus pastas de té y sus caramelos de violetas y moras. Pero, La Mallorquina es especialista en dulces tradicionales y no iba a ser menos con las rosquillas de San Isidro. Son especialmente populares las rosquillas de Santa Clara de La Mallorquina, se consideran las mejores rosquillas de Santa Clara

Rosquillas La Mallorquina

Se caracterizan por ser más grandes que en otros locales pero con un equilibrio perfecto en el merengue que enamora a todos quienes las prueban. Además, este año presentan una novedad, las rosquillas de chocolate, perfectas para los más golosos

  • Ubicación: Puerta del Sol, 8 (otras ubicaciones de reciente apertura) 

Viena Capellanes 

Hablar de Viena Capellanes es hablar de historia de las confiterías y pastelerías de Madrid. La primera pastelería abrió en 1973 y desde entonces, se ha consolidado como una institución dulce (y ahora también saludable porque los tiempos cambian) de la ciudad. En tiempo de San Isidro, no faltan las rosquillas en sus escaparates. Elaboran más de 85.000 rosquillas de San Isidro cada año para rendir homenaje al patrón de la ciudad. 

Rosquillas Viena Capellanes

Además de las variedades clásicas, Viena Capellanes ha introducido una nueva este año. Las rosquillas edición limitada de Viena Capellanes son de violetas. Estas rosquillas unen la tradición del sabor de las rosquillas de San Isidro con el de las violetas, otro clásico de los dulces madrileños. 

  • Ubicación: más de 20 locales por todo Madrid 

Casa Mira 

Casa Mira es una de las instituciones entre las pastelerías y confiterías de Madrid. No hay mesa de Navidad en la ciudad que no tenga turrones de Casa Mira, los mejores turrones de Madrid que puedes probar durante todo el año. Pero, además de turrones, los dulces estaciones son siempre los protagonistas de esta coqueta pastelería que labora en su propio obrador. 

Rosquillas Casa Mira

Pero ser de las confiterías más clásicas y antiguas no hace que su obrador innove y busque nuevas recetas. En Casa Mira, además de las rosquillas tradicionales listas, tontas, de Santa Clara y las francesas, puedes encontrar y probar las rosquillas de chocolate blanco, frambuesa y petazetas. Una receta que no te dejará indiferente, una forma diferente de celebrar San Isidro, porque ‘lo de toda la vida’ está bien, pero probar nuevas creaciones sienta de maravilla. 

  • Ubicación: Carrera de San Jerónimo nº30

La Duquesita 

La Duquesita, además de ser una de las más antiguas de Madrid, es una de las mejores pastelerías de Madrid. El maestro chocolatero Oriol Balaguer está detrás de esta elegante y refinada pastelería. Vive de la fama de sus dulces permanentes como los croissants o las palmeras, pero cuando llega San Isidro, sus vidrieras se llenan de colores y glaseados de las rosquillas. 

Rosquillas La Duquesita

Lo que diferencia a todos los dulces de La Duquesita es que, a pesar de crecer, todo se elabora uno a uno, en el obrador con cariño y mimo. Así, las rosquillas de La Duquesitas son unas de las mejores de Madrid. Puedes probar las tradicionales pero, si te apetece innovar… La Duquesita se ha unido a otras cinco pastelerías para elaborar ‘rosquillas infantiles’, para que todos disfrutemos de estas fiestas. Aunque, desde La Duquesita aseguran que sus rosquillas, también son aptas para mayores de 7 años. En este caso, las rosquillas de San Isidro especiales de La Duquesita son de avellana, gianduja y barquillo, rematadas por frambuesa o albaricoque

  • Ubicación: Calle Fernando VI, 2. 

Antigua Pastelería Del Pozo

Si hablamos de longevidad en pastelerías, no puede faltar la Antigua Pastelería Del Pozo. Desde 1830 llevan los hornos de esta pastelería endulzando la vida de los madrileños. Lo más famoso son sus milhojas, sus hojaldres y sus mantecados, pero cuando llega el mes de mayo… ¡Las rosquillas se hacen un hueco protagonista en sus vitrinas! 

Rosquillas Antigua Pastelería Del Pozo

En la Antigua Pastelería Del Pozo tienen las más clásicas, las tontas, muy crujientes y esponjosas. Pero también ofrecen las listas y las de Santa Clara. Además, La Antigua Pastelería Del Pozo se ha unido a la campaña de rosquillas infantiles. En este caso, las rosquillas para niños de la Antigua Pastelería Del Pozo son de nubes de azúcar… Unas rosquillas que te harán volver a las tardes de la infancia en las ferias. 

  • Ubicación: Calle del Pozo, 8

El Riojano 

Otra de las pastelerías más tradicionales es la Confitería El Riojano. Se dice que el pastelero de la Reina María Cristina de Habsburgo comenzó a elaborar estas rosquillas en la pastelería de la Calle mayor. En la Confitería El Riojano tienen rosquillas Listas, Tontas, Francesas, Santa Clara, Año Jubilar y Piruleta. 

Rosquillas Confitería El Riojano

Las rosquillas del Año Jubilar se crearon ese año para celebrarlo y, ante el éxito que tuvieron, se han mantenido. Son rosquillas de San Isidro con un glaseado de chocolate. Por su parte, las rosquillas de piruleta de El Riojano es la propuesta de esta centenaria pastelería para niños. Unas rosquillas de piruleta que enamorarán a niños y mayores… Si es que sois capaces de compartir. 

  • Ubicación: Calle Mayor, 10

Confitería Cercadillo

Ubicada en el centro del barrio de Usera, la Confitería Cercadillo es la ganadora absoluta de este año. Y es que, esta pastelería, conocida por sus sardinas de chocolate, ha sido la ganadora de las Mejores Rosquillas de Santo de Madrid 2024 en todas las categorías, tradicionales e innovación.

Rosquillas Cercadillo

La Confitería Cercadillo elabora las rosquillas de la forma tradicional, aunque su receta esconde un secreto. La masa es más ligera, por lo que se pueden echar con una manga pastelera en vez con la mano. El resultado, unas rosquillas más aireadas y jugosas. Son las mejores rosquillas de Madrid… ¡No te las puedes perder!

  • Ubicación: Calle de la Cal, 15 y 17

Pan y Cacao

Miguel Moreno, tercera generación de pasteleros de su familia, ya elabora las rosquillas de San Isidro en su obrador. En las vitrinas de Pan y Cacao encontrarás las 4 variedades de siempre. Las clásicas, las tontas con un toque de anís muy diferencial; las listas con el característico glaseado de limón; rosquillas de Santa Clara caladas con zumo de naranja y, como no, las francesas, con un merengue aireado y no excesivamente dulce.

Rosquillas Pan y Cacao
  • Ubicación: C. de Clara del Rey, 51

Museo del Jamón

El Museo del Jamón es otro clásico de la gastronomía madrileña. Aunque está especializado, como su propio nombre adelanta, en jamón ibérico y embutidos, nada se le resiste. Las rosquillas de San Isidro del Museo del Jamón incluyen las dos variedades más clásicas: las tontas y las listas. Pero, este año el Museo del Jamón tiene una novedad para San Isidro. 

Rosquillas Museo del Jamón

Para celebrar las fiestas más castizas de la capital, el Museo del Jamón presenta las rosquillas jamoneras. ¿Puede haber algo mejor que una rosquilla de San Isidro rellena de jamón ibérico? Eso debe rieron de pesar desde su obrador. Las rosquillas jamoneras están hechas con pan horneado cada mañana en el propio obrador. Para poder disfrutar de un San Isidro de ensueño, en el Museo del jamón podrás adquirir un pack de rosquillas para llevarte a la Pradera. Tres rosquillas listas, tres tontas y una rosquilla jamonera, un pack perfecto para un picnic en las Vistillas o en la Pradera disfrutando de la mejor música y ambiente castizo. 

  • Ubicación: 7 ubicaciones en Madrid

Se celebra San Isidro y con él, las rosquillas inundan las vidrieras y escaparates de las pastelerías de Madrid. Las rosquillas de San Isidro son los dulces más tradicionales de las fiestas del patrón de la ciudad. Con la lista de las mejores rosquillas de San Isidro de Madrid, podrás endulzar las fiestas más castizas de una forma deliciosa. Porque seas de listas o tontas… ¡Por aquí no somos tontos y queremos lo mejor para preparar nuestra tarde en la pradera entre chotis, claveles y mantones! 

Isabel Deleuze

Isabel Deleuze, periodista bilingüe por la Universidad Carlos III de Madrid, está especializada en periodismo gastronómico, con artículos de nutrición, restaurantes y recetas de cocina como algunos de sus puntos más... Ver más sobre el autor