A pie de calle o en las alturas, bajo las estrellas de la capital
Las mejores terrazas de verano para tapear, cenar y salir de copas en Madrid
Alicia Hernández

Alicia Hernández

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
22/07/2013



Terraza de Los Galayos en la Plaza MayorTerraza de Los Galayos en la Plaza Mayor

En cada barrio, en cada zona, hay decenas de terrazas que se llenan en verano, sobre todo por las noches, que es cuando mejor se está. En todas ellas se puede tomar un refresco y en muchas tapear o cenar bien. Las hay en metidas en parques, como la del Auditorio, frente a la sala de conciertos de Príncipe de Vergara; los clásicos kioskos de la Casa de Campo o los del parque del Oeste, en Rosales; las hay concentradas, como las de la plaza de Santa Ana o las de la Plaza Mayor, donde, entre otros, el restaurante Los Galayos saca sus mesas (todo el año) y ofrece el menú Esencia para dos personas a un precio de 28 euros por personas.

Muchos hoteles en verano enseñan al público sus secretos mejor guardados: sus terrazas. La del Hotel Orfila es muy coqueta, de estilo renacentista, y la del Hotel Miguel Ángel es un oasis pegado al paseo de la Castellana. A pie de calle, el verde se impone en la terraza del hotel Aire Gran Hotel Colón, con mobiliario de diseño para disfrutar de una cena veraniega.

Hotel Urban Hotel Urban

En lo más alto del Hotel Urban el ambiente chill out con tumbonas y las fantásticas vistas de Madrid invitan a pasar la noche tomando tapas y copas.



Algunas terrazas son muy privadas y exuberantes como la del Restaurante The Garden 2112 (antiguio Thai Garden), en Arturo Soria, un auténtico jardín que tiene hasta sonido de pájaros, ranas y cascadas, o la de Iroco, que tiene árboles y hasta un puentecito.

Otras nos invitan a salir un poco de la ciudad sin salir de Madrid y nos hacen pensar (o soñar) que estamos en mitad del campo, como lo consigue la terraza del restaurante Filandón (Ctra. de Fuencarral al Pardo, km 1,9), donde se pueden cenar estupendas carnes y pescados a la parrilla ¿hay algo más veraniego?

 Filandón Filandón

La terraza del Mesón de Fuencarral (Ctra. de Colmenar Viejo, km 14, 5) es la más longeva de la Comunidad, y aquí se puede disfrutar de la cocina tradicional castellana con increíbles vistas a la sierra madrileña. Su carta posee platos como la ensalada de Bonito escabechado en la casa, sus berenjenas fritas con salmorejo, migas con huevos fritos y chorizo… y platos para celíacos.

La nueva terraza del restaurante Materia Prima en doctor Fleming nos permite estar al aire libre como si estuviéramos en la barra del bar. Comer bien en la terraza también es posible en la calle Juan Hurtado de Mendoza, tanto Sacha (cocina gallega y unas de las mejores ostras de Madrid) como Rubaiyat y su parrilla brasileña, ofrecen una deliciosa cocina entre árboles y plantas.

Rubaiyat, la frondosidad al aire libreRubaiyat, la frondosidad al aire libre

A los que les gustan las terrazas en la calle lo tienen fácil y por cualquier precio, desde los inmejorables bares de barrio, como el Docamar en Quintana, con sus excelentes patatas bravas, la de Cañadío con sus exquisitas tapas en Conde de Peñalver, a las más sofisticadas en el Paseo de la Castellana, que se llenan de gente joven tomando unas copas.



Dos mesitas tiene It Dogs, el local de perritos calientes que lleva Lupe junto a Fuencarral, más de una veintena muchos de los locales de La Vaca Argentina… lo importante es estar en la calle y tomarse algo.

Algunas las podemos disfrutar en las alturas, con impresionantes vistas, como las que se ven desde la Terraza del Círculo de Bellas Artes o la Penthouse del Hotel Me Madrid, en la Plaza de Santa Ana, que reúne cada verano a la gente “guapa” para tomarse una copa en uno de los ambientes más exclusivos y modernos de la capital.

Los mojitos de MinchuLos mojitos de Minchu

Si además quieres disfrutar de un entorno lleno de arte y glamour, el mejor lugar es El Mirador del Thyssen-Bornemisza (Paseo del Prado, 8). Situado en la quinta planta del histórico Palacio de Villahermosa, esta terraza ofrece un espectáculo cultural-gastronómico de película y su panorámica muestra las vistas del Paseo del Prado e incluso la Gran Vía. Para comer puedes elegir recetas sencillas de base tradicional, y para los aventureros hay platos internacionales.

Y si hablamos de arte, pocas cosas tienen más arte que un buen picoteo como el que nos ofrecen en el Palacio de LinaresLe Cabrera al que podremos acompañar con un delicioso cóctel, como los que también sirven en el restaurante Minchu, en Paseo de la Habana nº 27, cuya terraza con velas es una delicia. La guinda a una cena informal con ensaladas, tapas y tostas, la ponen sus cócteles (7 euros): refrescantes mojitos, caipiriñas, y el original y único cóctel Minchu.

NH Casino de MadridNH Casino de Madrid

Una de las terrazas más elegantes y distinguidas  del centro de la capital y con maravillosas vistas es la Terraza del Casino (Alcalá, 15) que posee dos estrellas Michelin. Su dueño es Paco Roncero, el máximo representante de la vanguardia gastronómica madrileña. Aquí, la maestría del cocinero se funde con el maravilloso marco, difícil de superar.

Otros cocineros estrella también tienen terrazas muy apetecibles, como la de Ramón Freixa, en pleno barrio de Salamanca, dentro del Hotel Único (Claudio Coello, 67) o la de la Romane de Mario Sandoval, a las afueras de Madrid, en Humanes.

NOTICIAS RELACIONADAS
HAY 2 COMENTARIOS
  1. Avatar de María &Aacute Enviado por
    María &Aacute
    4 agosto 2013, 8:14 pm

    Anoche estuvimos cenando en la terraza de El Filandón y terminaron repartiendo mantitas y algunas estufas-setas, el 3 de agosto!!! Eso sí que es microclima a un paso del centro de Madrid. Un pescado a la brasa estupendo, las terrazas muy bonitas, con grandes árboles y luces colgadas de los árboles como de berbena… un sitio para repetir!

  2. Avatar de Juana Enviado por
    Juana
    26 julio 2013, 4:00 pm

    Muy buen post, me apunto alguna que otra terraza, que hay algunas a las que aún no he ido, y eso que me encantan!!! :) Yo os recomiendo la de Iroco, es un jardín precioso, lleno de plantas por todas partes, y por la noche se encienden una lucecitas muy monas. Además, la comida es deliciosa, el finde pasado fui con mi madre y me pedí un gazpacho que estaba muy bueno y muy fresquito!!

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.