No se debe tener la comida cocinada a temperatura ambiente
Las sobras también caducan: si tiene dudas, ¡congele!
Los mayores problemas de seguridad alimentaria se dan en los hogares. Debemos tener cuidado con la comida cocinada, ya que no es eterna. Te contamos cuándo caducan guisos, tortillas y pescados asados.

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
11/01/2017


Todos los alimentos, incluso los congelados, tienen una degeneración microbiana. Desde el primer momento que un pescado o carne deja de estar vivo empieza su deterioro, incluso aunque esté cocinado, refrigerado o congelado. Obviamente, cuanto más frío está más lenta es la degeneración. Si tenemos un filete de pollo tres días en el frigorífico, tras haber estado una semana en la pollería, y después de cocinarlo lo dejamos otros tres días más en el frigorífico y nos planteamos hacer con él unas albóndigas que luego queremos congelar… ¡se avecina un desastre! Es cierto que se tira casi el 40% de la comida que se produce, pero a veces es mejor tirarlo que comerlo, aunque lo perfecto sería planificar ordenadamente nuestra ingesta de alimento.

Preguntamos a Toni Massanés, de la Fundación Alicia, sobre este tema: cuánto y cómo duran las sobras, esas que nos quedan tras una comida familiar (que siempre se hace más), y que lo mejor es comerlas cuanto antes o reciclarlas rápidamente y también comerlas.

Según un reciente estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre el desperdicio de alimentos, los hogares españoles tiran 1.325,9 millones de kilos de alimentos al año, a pesar de que el 87% se siente mal cuando se estropea un alimento y el 32% reaprovecha la comida.

Cuando calculamos la caducidad de un plato preparado, ¿tenemos que tener en cuenta desde cuándo se ha cocinado, desde cuándo tenemos esos productos en fresco, o ambas cosas?

En principio desde cuándo los hemos cocinado: si los alimentos frescos aún estaban en buen estado y los hemos cocinado correctamente,  es decir a temperatura y tiempo suficientes para higienizarlos: guisos o sopas por ejemplo, no solomillos o pescados poco hechos…

¿Cómo debemos guardar las sobras de una comida?

Debemos enfriarlas tan rápido como sea posible (recordemos que entre 10 y 65ºC es cuando hay más proliferación microbiana) y guardar en nevera en envase cerrado.

¿Se pueden congelar unas albóndigas, por ejemplo, cuya carne ya ha sido congelada en fresco?

Si han sido bien cocinadas, sí. Pero ojo: congelar no elimina los patógenos, sólo impide su crecimiento y también tiene caducidad…

Caducidad de los alimentos crudos y cocinados
en el frigorífico o en el congelador

  • Quiché con relleno de 3 a 4 días refrigerador (de 3 a 4 meses en el congelador si esta previamente orneado)
  • Guisos con huevo 3 o 4 días en el frigorífico, orneados 2 a 3 meses)
  • Huevos duros 1 semana en el frigorífico (no congelar)
  • Natillas 3 ó 4 días en el frigorífico (No congelar)
  • Ensaladas: De huevo, pollo, jamón, atún, pasta de 3 a 5 días en el frigorífico. (No se congelan)
  • Fiambre: abierto de 3 a 5 días, sin abrir 2 semanas (Congelador 1-2 meses)
  • Embutidos de carne cruda de pavo, pollo, cerdo… 1 a 2 días (Congelador 1-2 meses)
  • Hamburguesas sin cocinar de 1 a 2 días (Congelador 3-4 meses)
  • Carne fresca en filetes de 3 a 5 días, también chuletas y carnes asada (Congelador 4 a 6 meses)
  • Carne de ave: pollo o pavo entero o en trozos de 1 a 2 días (Congelador 1 año-9 meses)
  • Sopas y estofados con verduras o carne agregadas de 3 a 4 días (Congelador 2-3 meses)
  • Sobras de carnes rojas o blancas cocidas de 3 a 4 días (Congelador 2 a 6 meses)
  • Croquetas o medallones de pollo de 3 a 4 días(Congelador 1-3 meses)
  • Pizza de 3 a 4 días Congelador 1-2 meses)


(* Datos de FoodSafety)

¿Cuándo sabemos que un plato preparado está en malas condiciones?

  1. Cuando lleva más tiempo del que se indica en la tabla anterior en el frigorífico o congelador.
  2. Cuando se puede haber roto la cadena de frío: desconexión electrica, olvido a temperatura ambiente, etc.
  3. Cuando su aspecto visual, su olor o su sabor lo indican: por ejemplo, si huele a moho o sabe ácido.

¿Qué productos se mantienen mejor?

Los alimentos muy dulces, muy ácidos, muy salados o poco húmedos se mantienen mejor. Especial cuidado hay que tener con los productos crudos, los huevos y la posible contaminación cruzada por contacto de ingredientes cocinados con otros crudos o sucios… Asi, nunca debemos descongelar encima de la encimera, siempre se debe hacer sobre rejilla y en un recipiente cerrado.



Es importante recalentar para volver a alcanzar temperaturas altas. Recordemos que no lo hacemos solamente por placer, ya que tiene su función higienizadora.

Muchas veces, cuando cocinamos, dejamos la comida a temperatura ambiente hasta que se enfría para meterla en el frigorífico. Sin embargo, en los restaurantes tienen abatidoras, que son unas máquinas que enfrían rápidamente los platos cocinados, por ejemplo las salsas, para que no proliferen en ellas las bacterias. Estos organismos se reproducen entre los 10 y los 60ºC, siendo su temperatura óptima la del cuerpo humano, entorno a los 36ºC, por lo que debemos, tras cocinar, meter en el frigorífico, en un recipiente adecuado, lo que acabamos de cocinar si no lo vamos a comer directamente.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.