Con motivo de la exposición La Rioja Tierra Abierta, en Haro
Lecciones de artesanía en las bodegas riojanas Ramón Bilbao
Alicia Hernández

Alicia Hernández

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
15/07/2013



Cestero Bodegas Ramón BilbaoCestero Bodegas Ramón Bilbao

Las Bodegas Ramón Bilbao han pensado unirse a las actividades de la exposición La Rioja Tierra Abierta, que estará en Haro hasta Octubre y, para ello, han montado un carpa a la entrada de sus instalaciones donde, cada viernes, un artesano mostrará sus habilidades y venderá sus productos. Los visitantes se pueden acercar con el autobús que hay disponible en la plaza de la Paz de Haro. Y además de conocer de cerca estos oficios artesanos, se puede visitar la bodega y probar su variedad de vinos.

Los artesanos y sus labores tienen mucho que ver con el mundo del vino. Es el caso del cestero, que trabajó ante el público el pasado 5 de julio y mostró su habilidad en la labor con la corteza de roble con la que elabora cestas, bandejas, etc. Con la madera del castaño se elaboran las grandes cestas en las que se recoge la uva. Su presencia en la bodega es didáctica y allí recoge en fotografías los pasos que se dan para obtener las tiras con las que elaboran las cestas. De los bosques de castaño, y después de cocer los troncos y con mucha paciencia, van sacando las láminas. Y cada vez las hacen más pequeñas hasta que consiguen el tamaño deseado.



Un tonelero trabaja en Bodegas Ramón BilbaoUn tonelero trabaja en Bodegas Ramón Bilbao

El viernes, 19 de julio, un tonelero de la Tonelería Gangutia hará una barrica en directo. Una empresa que cuenta con más 125 años de herencia artesana en Cenicero, en pleno corazón de La Rioja Alta. Un apellido dedicado a la fabricación de barricas durante cinco generaciones.

En definitiva, oficios artesanos que tienen relación directa con las uvas y el vino y que aún se conservan como parte de la tradición.

Además, Bodegas Ramón Bilbao también cuenta con divertidos recorridos en bicicleta entre sus viñedos que se puede hacer con los más pequeños de la casa. La ruta, de dificultad baja, arranca a las once de la mañana para grupos de unos veinte ciclistas compuestos por adultos y niños de entre cinco y doce años. Sale de las instalaciones de Ramón Bilbao y sigue un itinerario entre viñedos por los alrededores de la ciudad. El circuito viene a durar hora y media, tras la cual el grupo regresa a las instalaciones principales donde se les obsequia con un aperitivo acompañado por vino para los mayores y refrescos para los pequeños.

Los paseos en bicicleta se celebran el primer y tercer domingo de cada mes hasta octubre y tiene un precio de 15 euros por adultos y 12 euros para los niños, e incluye alquiler de bicicleta, guía y botellín de agua. Finaliza con un aperitivo de embutidos y queso, vino y refrescos.

Más información en la página de Facebook de Ramón Bilbao.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.