Los españoles tiramos a la basura el 18% de la comida que compramos | Nutricion y Consumo
Más de la mitad podría haberse consumido y disfrutado con una mejor planificación, almacenaje y conservación
Los españoles tiramos a la basura el 18% de la comida que compramos

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
09/05/2011



Los europeos tiramos a la basura el 20% de la comida que compramosLos europeos tiramos a la basura el 20% de la comida que compramos

Nuestra actitud frente a la comida ha cambiado drásticamente desde la época de nuestros abuelos. Antes, todo el mundo se oponía a desperdiciar cualquier alimento y con el paso de los años, aspectos como la bajada de precios y el crecimiento de establecimientos de comida rápida han contribuido a fomentar la cultura del “tirar”. En la actualidad, la actitud mayoritaria acerca de los alimentos parece ser mucho más despreocupada, hasta el punto de que si no se sabe qué hacer con las sobras, se tiran.

SAVE FOOD es el primer estudio paneuropeo sobre el desperdicio de alimentos en hogares particulares. Realizado en siete paises, el estudio de Albal revela datos sorprendentes en lo relativo a desperdicio de alimentos en los hogares europeos.

La encuesta se ha desarrollado entre enero y marzo de 2011 y ha combinado los resultados de un seguimiento diario con datos estadísticos obtenidos de fuentes publicas. Los resultados se basan en un total de 1.500 encuestados que respondieron en Alemania, Francia y España  y 1.000 en el caso de Suecia, Bélgica, Rusia y Austria. Los resultados del estudio han sido presentados por Cofresco en colaboración con la firma de estudios TheConsumerView GmbH de Bremen, Alemania.

Datos clave sobre desperdicio de alimentos en Europa

El estudio arroja unos datos muy negativos sobre la cantidad de alimentos que se desperdician. Así, como media, los europeos tiramos alrededor del 20% de la comida que compramos. De este porcentaje de alimentos desechados, como media, más del 50% del mismo es evitable cada año. En otras palabras: estos alimentos podrían haberse consumido si se hubieran planificado, gestionado y almacenado mejor. De hecho, otro dato significativo es que aproximadamente el 30% de la comida empaquetada se tira antes de ser abierta.

Las frutas y verduras frescas son las que más tiran, suponiendo alrededor del 50% de los alimentos desperdiciados, seguido de sobras procedentes de platos cocinados en casa y/o comida rápida.

El desperdicio de alimentos en España

Los datos obtenidos en nuestro país arrojan conclusiones similares a las globales europeas: los consumidores españoles tiramos alrededor del 18% de la comida que compramos, estimándose su el valor de los alimentos que se tiran en once mil millones de euros cada año, correspondientes a unos 2,9 millones de toneladas de alimentos que se desperdician. Esto significa que en España, cada ciudadano tira unos 250 euros anuales en comida, que equivalen en peso, en muchos casos, a nuestro propio peso corporal (63 kg).

De la proporcion de alimentos desperdiciados, el 45% de alimentos que se tiran en España se podría haber evitado si la comida se hubiera planificado, gestionado y almacenado mejor. Otro dato importante que se obtiene del estudio es que los consumidores españoles estimamos que nuestro porcentaje de desperdicio es del 4%, cuando en realidad la cifra se situa en el 18%. Curiosamente, alrededor de 92% de todos los españoles que respondieron coincidieron en que un comportamiento más consciente del consumidor podría reducir la cantidad comida que se desperdicia.

¿Por qué desperdiciamos tanta comida?

Aprender a planificar las compras y conservar los alimentos es esencial para reducir los desperdiciosAprender a planificar las compras y conservar los alimentos es esencial para reducir los desperdicios

Según el estudio, las causas más comunes del desperdicio de comida son la planificación y el almacenaje incorrectos. Así, alrededor de dos tercios de los consumidores europeos no planifican las comidas con antelación para la semana siguiente, por lo que es habitual comprar más de la cuenta en la tienda. Además, una vez en casa, muchos consumidores sencillamente no guardan la comida adecuadamente, lo que hace que muchos alimentos se estropeen antes de tiempo.

La ambigüedad del etiquetado es otra de las causas para que se tiren muchos alimentos, dado que no queda clara la diferencia entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente. De hecho, países como Reino Unido han anunciado su intención de unificar todos estos conceptos en uno sólo que indique claramente a partir de qué fecha consumir un producto puede afectar negativamente a la salud, para de esa forma evitar dudas y, con ello, reducir el gran número de alimentos en buen estado que se tiran por el desconocimiento del significado de las fechas que aparecen en su etiquetado.

La atractiva presentación de los productos y las ofertas especiales hacen también su parte, pues tientan a los consumidores a añadir artículos al carro de la compra que no se encontraban originalmente en la lista. El resultado es una sobreabundancia de comida que acaba convirtiéndose posteriormente en alimentos desperdiciados en casa.

También es cierto que actualmente se cocina y se prepara demasiada comida, lo que hace que las sobras se conviertan en la segunda mayor categoría de alimentos desperdiciados. La mayoría de nosotros simplemente no sabemos qué hacer con las sobras, así que las tiramos...

Otra parte del problema radica en que la mayor parte de los consumidores no son conscientes de la cantidad de alimentos que tiran a la basura, lo que hace difícil que se planteen medidas para enfrentarse a este problema.

¿Qué podemos hacer?

Está claro que hace falta tomar una mayor conciencia de la gestión de residuos, empezando por evitar su generación innecesaria. Aprender a planificar nuestras compras y conservar los alimentos adecuadamente no solo puede ayudarnos a ahorrar, sino que sin duda contribuirá a evitar el malgasto de comida y también la generación de basura, repercutiendo positivamente en multitud de factores.

SAVE FOOD, la iniciativa puesta en marcha por Albal en colaboración con la organización humanitaria internacional Acción contra el Hambre, tiene por objetivo apoyar a los consumidores en sus esfuerzos de ahorrar más comida, con consejos prácticos para ayudar a la gente a sacar el máximo partido de la comida comprada y que, así, la desperdicie en menor medida. Lo esencial es planificar mejor las comidas, utilizar la que ya tenemos en la nevera antes de comprar más o mejorar nuestro modo de evaluar el tamaño de las raciones y menús que cocinemos.

Albal ha abierto un perfil en Facebook para quienes deseen aprender a aprovechar al máximo sus compras, con vídeos, concursos y otras sugerencias, en una iniciativa a la que desde Con Mucha Gula nos adherimos.  Además, anima a los consumidores a concienciarse comprometiéndose a Ahorrar comida (Save Food). Por cada 50 nuevos “Me gusta” conseguidos en el site de Facebook, Albal donará 40 euros– el equivalente a un tratamiento para cuidar a un niño de desnutrición aguda – a la ONG Acción contra el hambre.

Y tú, ¿qué opinas de este tema? Como siempre, no dudes en aportar tus comentarios y sugerencias.

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY UN COMENTARIO
  1. Avatar de christa Enviado por
    Christa
    10 mayo 2011, 2:16 pm

    Yo es que me pongo mala cuando tengo que tirar algo…aggg! me parece estupenda la iniciativa de albal.

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.