Los invernaderos de Almería y Granada: modelos de gestión en tiempos de pandemia

En estos tiempos que corren, algunas viejas fórmulas resurgen y se convierten en modelos de éxito: es el caso de los invernaderos del sur de Europa.

18 de septiembre de 2020

La crisis del Coronavirus está cambiando de forma brusca y radical la forma que teníamos de ver el mundo y por consiguiente nuestros hábitos de consumo. Superada ya aquella preocupación que se dio al principio del confinamiento sobre el abastecimiento de alimentos,  ahora la tendencia vuelve a centrarse en consumir productos sanos, sostenibles, que cumplan las exigencias de las cadenas de distribución con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y que nos sirvan de protección natural del sistema inmunológico. No solo debemos protegernos con las medidas de seguridad y distanciamiento, sino también haciendo un uso inteligente de nuestra alimentación y consumiendo productos que nos fortalezcan y nos aporten nutrientes y vitaminas.

En este marco, los invernaderos del Sur de Europa, principalmente los situados en el sur de España, entran en acción debido a su modelo de producción que garantiza un producto de máxima calidad durante todo el año. Frutas y hortalizas que se cultivan siguiendo estrictos controles alimentarios y cuyo control biológico de plagas reduce al mínimo el uso de pesticidas y otros productos químicos. Al utilizar como fuente de energía el sol, prescinden de energía fósil reduciendo el uso de fitosanitarios y absorbiendo C02.

El consorcio internacional del que forma parte APROA (Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Andalucía) y que coordina Fruit Vegetables EUROPE (EUCOFEL) trabajan para aumentar la información al ciudadano sobre los parámetros de calidad y modelos de producción así como sobre la trazabilidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad medioambiental de este tipo de producciones.

Como ejemplo de una gestión sostenible podemos citar los invernaderos que se encuentran en las regiones de Granada y Almería, que solo ocupan el 3,4% del territorio de la provincia mientras que un 50% son espacios naturales protegidos. Estos invernaderos producen 4,5 millones de toneladas de hortalizas y abastecen aproximadamente al  47% del mercado interno y al 50% de los mercados europeos, llegando a superar el 60% durante los meses de invierno, cuando la producción continental no es viable debido a las bajas temperaturas.

*FUENTE:  CuTe.

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor