Los jóvenes regentan un 18% de las pymes del comercio cárnico

Los jóvenes de 45 años regentan un 18% de las pymes del comercio cárnico

Los emprendedores jóvenes tienen poca presencia en el sector de la carne

Redacción08/09/2021

El sector cárnico, carniceros, charcuteros y casqueros, formado mayoritariamente por personas maduras, tiene poca presencia de población joven. Los nuevos emprendedores lo reinventan para adaptarlo a los nuevos hábitos de consumo. Los 18% de los comercios están regentados por menores de 45 años, y un 3% por menores de 35 años. A pesar de los problemas que pueda tener el sector, los jóvenes interesados están aumentando.

Muchos negocios sin gente joven en sus cargos podrían desaparecerMuchos negocios sin gente joven en sus cargos podrían desaparecer

Para dedicarse al sector se requiere de mucho aprendizaje y de mucha inversión. Por eso, cuando comienzan el negocio suelen trabajar de empleados. Román Díaz Tovar, director de RRHH de Carnimad, afirmó que: “lo importante es que el número de  empleados jóvenes trabajando en empresas del sector va en aumento y se ha incrementado aún más desde el  inicio de la pandemia”

Carnimad ha querido destacar la labor de estas jóvenes promesas y ha celebrado el Día de las Microempresas y Pequeñas y Medianas Empresas y ha puesto en valor el trabajo de estos emprendedores. Ellos aseguran el relevo generacional de un oficio tradicional, que durante unos años, ha estado en peligro de extinción y que tras la crisis del coronavirus están resurgiendo. Los profesionales aprenden lo mejor de los veteranos del oficio, pretenden reinventar el negocio adaptándose a las nuevas demandas del consumidor.

Los jóvenes emprendedores cárnicos…

Algunos de estos jóvenes son:

  • Carlos Madrid de Carnicería Los Madriles: trabajó en la empresa de sus padres. Actualmente, con la jubilación de su padre se va a convertir en el responsable del establecimiento aunque lleva años añadiendo su sello al negocio.
  • Raquel y Daniel Pachego de Gold Gourmet: estos hermanos estudiaron ADE y posteriormente continuaron con el negocio familiar, inaugurado cuando Raquel empezó la universidad.
  • Gheorghe Craiu de Charcutería – Carnicería Andrés: ayudaba de pequeño a su familia con el ganado. Empezó como aprendiz en una charcutería de Carabanchel y desde noviembre, ya tiene tiene las riendas del establecimiento.
  • José Antonio Pereira de Carnicería José A. Pereira: empezó a trabajar con su tío porque no quería seguir con los estudios. Abrió su propio negocio en 2017 junto con sus dos empleados.