Mar de Frades 2011
Héctor Parra

Héctor Parra

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
26/09/2012



Mar de Frades

Hoy catamos este Mar de Frades 2011, un albariño procedente de una añada, la 2011, con una climatología algo inusual, que propició una elevada carga en las cepas y un ciclo adelantado, en el que la vendimia se realizó dos semanas antes de lo habitual, con un 15% de descarte.

Este vino mantiene, en la parte estética, una botella vanguardista de color azul, que ha sufrido algunos retoques tanto en su diseño como en el del propio logotipo de la casa, un galeón que aparece en la etiqueta como elemento termocrómico, que se dibuja sobre las olas solo cuando la botella alcanza la temperatura adecuada para servir, de entre 8 y 10ºC, una excelente ayuda para tomar este Mar de Frades en la mejor de las condiciones.

Estamos ante un vino claramente influenciado por su origen atlántico, lo que le aporta matices salinos en boca, además de toques de eucalipto que terminan de redondear un afrutado albariño muy interesante.

DATOS DEL VINO
Bodega:
Mar de Frades 
Denominación de Origen:
Rías Baixas
Zona:
San Martiño de Meis, Meis, Pontevedra
Tipo:
Blanco
Variedades:
100% Albariño
Añada:
2011
Grado Alcohólico:
12,5%
Precio de venta al público (aprox.):
14 euros
Temperatura de Servicio:
8-10ºC

Ficha de Cata

Fase Visual:

Color amarillo, más  intenso que en años precedentes.

Fase Olfativa:

En nariz presenta notas herbáceas y florales, fondo tropical y toques de fruta blanca con hueso.

Fase Gustativa:

En boca resulta refrescante y amable, con sensaciones similares a las percibidas en nariz, y con un fondo de hierbas. Estamos ante un vino equilibrado y largo en boca, con un final con matices frutales y un sutil recuerdo salino, herencia de su origen atlántico, además del eucalipto característico de este albariño.

Maridaje:

Este vino es fiel compañero de platos con marisco, como vieiras y ostras, además de todo tipo de pescados, así como de arroces y ensaladas con frutas tropicales.

Conclusión

Mar de Frades 2011 es un albariño sobrio y con cierta sutilidad, pero sin por ello perder un ápice de elegancia y equilibrio. Un vino del que nos quedamos con su salinidad y ese toque de eucalipto que acompañan a su caracter, eminentemente frutal. Una estupenda opción como fresco acompañamiento para ensaladas, pescados y mariscos.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.