Marqués de Murrieta Reserva 2007
Héctor Parra

Héctor Parra

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
11/12/2012



Marqués de Murrieta Reserva 2007

Desde Rioja Alta y coincidiendo con el 160º aniversario de la bodega, catamos este Marqués de Murrieta Reserva 2007. Con una crianza de 20 meses en barricas de roble americano de 225 litros, de los cuales al menos 8 fueron en barrica nueva, además de un mínimo de 12 meses en botella antes de ser presentado al mercado, este reserva de Marqués de Murieta se muestra complejo, intenso y aterciopelado, convirtiéndose en una interesante opción para acompañar guisos y platos con carne.

DATOS DEL VINO
Bodega:
Marqués de Murrieta 
Denominación de Origen:
Rioja
Zona:
Logroño
Tipo:
Tinto Reserva
Variedades:
85% Tempranillo, 8% Garnacha tinta, 6% Mazuelo, 1% Graciano
Añada:
2007
Grado Alcohólico:
14%
Precio de venta al público (aprox.):
16 euros
Temperatura de Servicio:
16-18ºC

Ficha de Cata

Fase Visual:

A la vista muestra un color cereza brillante, con borde rubí.

Fase Olfativa:

En nariz presenta fruta y madera entrelazadas con intensidad y complejidad, percibiéndose además notas tostadas, especiadas, herbáceas y balsámicas.

Fase Gustativa:

En boca resulta suave, balsámico y goloso, sin renunciar a su intensidad y elegancia, mostrando especialmente la presencia de frutas rojas, complementadas por toques de madera aportados por la crianza. Un vino amable, largo, equilibrado, aterciopelado y envolvente, mostrando buena acidez, y que conviene decantar.

Maridaje:

Especialmente indicado como compañero en mesa de platos con carne, caza, asados o aves, a Marqués de Murrieta Reserva 2007 también le van muy bien los quesos curados o azules, el jamón serrano o un guiso contundente. La propia bodega recomienda platos como Chipirones a la plancha con arroz cremoso, bacalao al pil pil, carrillera de ternera glaseada al jugo del propio vino o cochinillo confitado, entre otros.

Conclusión

Este Marqués de Murrieta Reserva 2007 presenta una excelente relación calidad-precio. Elegante y complejo, y sin embargo también goloso y amable, estamos ante un vino que gustará en la mesa y que puede combinar estupendamente con muchos platos otoñales, además de ser una sabia elección para las cenas navideñas.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.