Autora del libro ‘Las recetas que adelgazan’
Marta Aranzadi: “Engordamos porque comemos más de lo necesario”
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
20/08/2013



Marta AranzadiMarta Aranzadi

La doctora Aranzadi, especialista en nutrición, ha sabido aunar sus conocimientos médicos con los gastronómicos para ofrecer una dieta basada en la disociación de alimentos sin restricciones y ofreciendo las pautas para un cambio de costumbres “casi sin darse cuenta”. Autora del blog “Miénteme mientras me pesas”  la nutricionista autora de varios libros, el últimoLas recetas que adelgazan nos propone en esta entrevista las claves para conseguir mantener el peso adecuado y cuidar de nuestra salud a través de los alimentos:

¿Qué es la dieta disociada?

La  disociación se basa en no mezclar en una misma comida los carbohidratos (pan, pasta, patatas, arroz o legumbres, es decir, los complejos, los que contienen almidón). Por ejemplo, un filete con patatas, un pescado rebozado, una pasta con carne o unos huevos con patatas… Es una formula eficaz para adelgazar, y te voy a explicar por qué. No es por lo que decían Montignac y otros, como los de la antidieta, todo eso de que los carbohidratos son alcalinos y las proteínas ácidas y que en el estómago no se pueden digerir juntos porque cambian el Ph… En el estomago hay ácido clorhídrico, que puede hasta con las piedras.

La razón real del éxito  es que en un menú disociado siempre falta algo: si es pasta con verduras faltan proteínas, y si es pescado con verduras, faltan almidones. Pero el organismo espera recibir todos esos principios inmediatos y, al no llegar alguno, se producen digestiones incompletas, que en términos energéticos son muy costosas, es decir, obligan al metabolismo a gastar más energía, y ese gasto extra es lo que hace adelgazar.

En mi libro hay también un capitulo dedicado a recetas normales, es decir, sin disociar. Estamos  en España, ¿cómo se puede vivir sin tortilla de patatas, un bocata de jamón o una paella?

Ahora bien, yo no soy defensora a ultranza de la dieta disociada, lo suelo proponer para los menús del mediodía y, en general, para las mujeres, y no tanto para los hombres. En los desayunos suelo recomendar pan con jamón, o pulguitas de atún para la media mañana o la media tarde. En el libro hay también un capitulo dedicado a recetas del tipo 1(con carbohidratos) normales, es decir, sin disociar. Estamos  en España, ¿cómo se puede vivir sin tortilla de patatas, un bocata de jamón o una paella?

¿Es cierto que nuestro organismo relentiza su metabolismo con la edad?

El organismo se acostumbra a lo que le dés: si le damos mucho quema mucho, si le damos poco quema poco, por eso las dietas hipocalóricas, en general, al cabo de un  tiempo no funcionan, ya que el metabolismo se vuelve totalmente ineficaz. El ejercicio ayuda, pero no es suficiente, por eso es más importante la calidad de la comida (qué como), más que la cantidad (cuánto como), y dietas como la disociada ayudan por el aumento del gasto energético que producen.

En su libro “Las Recetas que adelgazan” propone un tipo de comida según la hora del día, ¿por qué es mejor comer carbohidratos por la mañana que por la noche?

En realidad la única norma que le pongo a la dieta es que los carbohidratos (los que contienen almidón: pan, pasta, patatas, arroz, legumbres) se coman siempre al mediodía y no se mezclen entre sí: pasta y pan, patatas y arroz…

Los  carbohidratos proporcionan energía para ser consumida inmediatamente, para las actividades diarias, físicas e intelectuales, y si no se utilizan se almacena en forma de grasa, por lo tanto, si los consumimos por la noche no se queman, sí los del desayuno, la comida y, como mucho, en la merienda.

¿Engordamos porque no sabemos comer?

Hay muchos factores por lo que se engorda, pero el más importante es porque se come más de lo que se necesita y se come mal. Pero, además, a lo largo de la vida el metabolismo se va haciendo más lento cada vez, y no siempre la alimentación se ajusta a las distintas necesidades metabólicas que requiere cada etapa: adolescencia, etapa fértil, ejercicio, 3 edad…

Las claves para perder peso son no tener prisa, ser realistas con el objetivo, estar seguros de que es el momento adecuado y, por supuesto, consultar con un profesional, ya que no vale únicamente leer un libro (tampoco el mío, por supuesto).

Algunos especialistas dicen que las proteínas son buenas para adelgazar, ¿por qué?

El hecho de hacer una digestión hace que, desde que el alimento entra por la boca, se le extraigan todos los principios nutritivos y se elimine lo que no se ha utilizado. Todo ese proceso, que se realiza en el aparato digestivo, gasta mucha energía -por eso se tiene sueño después de comer, porque toda la energía del organismo se concentra en el aparato digestivo y deja el cerebro un poco  desatendido-,  y no todos los alimentos rinden la misma energía: lo que más cuesta metabolizar con diferencia son las proteínas, por eso la mayoría de  las dietas de adelgazar tienden a ser hiperprotéicas. Y por eso también yo propongo cenar solo proteínas: por la noche el metabolismo está ya muy bajo, y si cenamos lo que más cuesta quemar es como si nos acostáramos echando leña al fuego.

¿Qué consejos daría a las personas que quieran perder pero de una forma saludable?

Lo primero no tener prisa: adelgazar es quemar grasa y es es un proceso lento. Lo segundo es ser realistas con el objetivo, es decir, hay que saber cuál es el peso al que podemos llegar por edad  y condición, y no pretender alcanzar el que marca la moda u otras ideas extrañas. Lo tercero es estar seguro de que es el momento adecuado, ya que a veces se quiere pero no se puede.

Pero lo más importante es que se consulte con un profesional: no vale únicamente leer un libro (tampoco el mío, por supuesto) y seguirlo sin más, ya que cada persona que adelgaza es un mundo diferente y hay que proponerle consejos individuales.

¿Es posible que todos los alimentos no sean adecuados para todo tipo de personas?

Es totalmente posible, hay miles de factores individuales, en general genéticos, que hacen que no todos los alimentos sean igual de buenos o de malos para todo el mundo. Sin entrar en mucha profundidad, las dietas de proteínas son mejores para los hombres que para las mujeres, a nosotras no se van mejor las que contiene carbohidratos.

Me mantuve en 50 kilos hasta los 30 años, a los 40, tras dos maternidades, pesaba 52 y hace dos años, cuando cumplí 50, pesaba 54, y siempre siguiendo los principios que propongo.

¿Como aplica en usted misma su dieta?¿Podría relatarnos su experiencia personal?

Aunque parezca mentira es la primera vez que me hacen esta pregunta, (excepto todos mis pacientes, que me miran con lupa…) y me ha hecho reflexionar mucho. Sólo he hecho dieta para adelgazar con 18 años, obviamente no había ni empezado a estudiar medicina. En aquel momento un cambio de hábitos y ser disciplinada con el ejercicio me ayudó mucho. Tras mis años de formación me apasionó la nutrición, y llegue al tema del adelgazamiento como una de las muchos trastornos más que se pueden tratar con una correcta nutrición: colesterol, ácido úrico… Y pronto me di cuenta que podía ayudar a la gente a perder peso y, claro, yo era la primera en experimentar con mis dietas. Me mantuve en 50 kilos hasta los 30 años, a los 40, tras dos maternidades, pesaba 52 y, hace dos años, cuando cumplí 50 pesaba 54, por lo que puedo decir que no me ha ido mal, y sí, siempre siguiendo los principios que propongo. Y si me lo he saltado en alguna ocasión, al volver a la dieta no he tenido problemas en volver a mi peso. Eso hasta ahora cuando, por los cambios hormonales peso 6 kilos de más, y lo que antes funcionaba ya no lo hace, así que estoy empezando a buscar nuevas fórmulas que no sean aumentar el ejercicio (que ya lo hago, pues corro 40 minutos 4 días a la semana), y creo que se convertirá en el próximo libro: mi diario de dieta.

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY UN COMENTARIO
  1. Avatar de CERVERIANA Enviado por
    CERVERIANA
    21 agosto 2013, 12:20 pm

    MUY INTERESANTE LA VERDAD. YO ESTOY EN LA FASE DE EMPEZAR A RECOBRAR EL EJERCICIO FÍSICO. TENGO 40 AÑOS Y UN SOBREPESO ENTRE 8 Y 10 KILOS, PERO EN MI CASA FALTA EL TIEMPO, TANTO PARA COCINAR COMO PARA EL EJERCICIO. EN FIN, EN SEPTIEMBRE VEREMOS QUE PODEMOS IR EMPEZANDO JAJJA. GRACIAS POR EL ARTÍCULO, SIEMPRE SE APRENDE ALGO. UNS ALUDO.

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.