El Ministerio de Sanidad llega a una acuerdo con los fabricantes para mejorar la salud
Menos sal y menos grasa en los productos de charcutería
Alicia Hernández

Alicia Hernández

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
21/08/2012



Chorizos, morcillas, hamburguesas… más saludables. Ese el objetivo que persigue el Ministerio de Sanidad y para ello ha firmado un convenio, tanto con los fabricantes como con los vendedores minoristas de carne, con la intención de reducir en un 10% la sal (el sodio) y en un 5% los niveles de grasa que contienen los distintos productos derivados de la carne.

Disminuir el consumo de sal y de grasas saturadas busca reducir las enfermedades asociadas a este consumo como son, por ejemplo, la diabetes o las patologías cardiovasculares y mejorar la calidad de la dieta de los españoles, ha señalado Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y presidenta de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

La iniciativa forma también parte de la Estrategia NAOS sobre nutrición, actividad física y prevención de la obesidad.

Un estudio elaborado por la OCDE sostiene que en España, dos de cada tres hombres tiene sobrepeso, y una de cada seis personas padece obesidad. Además, las expectativas no son muy optimistas: la OCDE adelanta que la proporción de adultos con sobrepeso aumentará en un 10% durante los próximos 10 años en el país.

Chistorra y morcilla, en el top de grasa

Los productos de charcutería suelen ser una “bomba” en grasa y también poseen un alto contenido en sal. Entre los más consumidos la chistorrra, la morcilla y la butifarra blanca son, por este orden, los que más grasa contienen:
  1. CHISTORRA: 36,6% de grasa; 8,58 g/kg de sodio.
  2. MORCILLA (embutido de sangre): 30,79 % de grasa; 8,88 g/kg de sodio.
  3. BUTIFARRA BLANCA: 22,66% de grasa; 7,52 g/kg de sodio.
  4. HAMBURGUESA DE TERNERA: 18,68% de grasa; 7,48 g/kg de sodio.
  5. HAMBURGUESA DE CERDO: 15,96% de grasa; 7,23 g/kg de sodio.
  6. SALCHICHA DE CERDO: 12,63 % de grasa; 7,46 g/kg de sodio.

Los representantes de las carnicerías y las charcuterías, agrupados en CEDECARNE, se han comprometido a impulsar las acciones necesarias para disminuir los niveles de sodio y grasa en sus alimentos. Y desde el Ministerio han enfatizado que éstos “seguirán manteniendo los rasgos del producto original”. Esta medida cuenta con un plazo de dos años para llevarse a cabo.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.