En Almansa, este establecimiento supone un destino gastronómico en sí mismo

Mesón de Pincelín: cuando la cocina tradicional es imbatible

Algunos restaurantes, aunque no tengan estrellas, bien merecen desviarse del camino para ir directamente a donde se encuentran. La clave, en el caso del que hoy nos ocupa, es su exquisita cocina tradicional.

Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Actualizado
17/06/2016



La cocina de Pincelín

La cocina de Pincelín

“El Pincelín” era el apodo que Pascual Blanco Cantos se había ganado por su fama de elegante. Pascual fundó el restaurante original junto a Josefa, su esposa, en 1952. Actualmente, el “Mesón de Pincelín” está dirigido por sus hijos Diego y Pedro. Doña Josefa sigue estando presente y su presencia sigue siendo un referente de la mejor cocina manchega. Cuando entras te encuentras un comedor acogedor y muy amplio, al estilo de los restaurantes tradicionales, todo muy limpio y ordenado pero sin el tufo de los interioristas de postín, que ahora consiguen que los restaurantes parezcan todos iguales.

Bacalao Pincelín

Bacalao Pincelín

En la mesa un buen pan candeal y un servicio de sala de esos que parecen que tienen prisa, porque no permiten que el comensal espere ni cinco minutos. También camareros atentos, dispuestos y, como he comentado, ágiles, además de habituados a mucho público. La carta de vinos, bien dimensionada (es digital) y con muchas referencias de la zona y lo mejor: muy buenos precios.

Pedimos tres platos: 100 gramos de gambas rojas (54 euros), algo subidas de precio quizá, pero extraordinarias de sabor y calibre. Un gazpacho manchego (13,85 euros) con todos sus sacramentos, carnes (conejo, pollo de corral y pichón), pasta, níscalos, caracoles y verduras: excepcional, un diez total recién hecho, servido por la cocinera sobre la masa tradicional, y en el contrapunto de la tradición, un tartar de atún (18 euros) excelente en cantidad y calidad, muy poco asiático pero muy rico. También tienen gazpacho manchego de pescados.

Gazpacho manchego con todos sus sacramentos

Gazpacho manchego con todos sus sacramentos

El postre, un Milhojas de crema demasiado voluminoso y poco equilibrado con la crema, muy del gusto de los clientes de la zona, ya que es uno de los postres más demandados. No pudimos comer nada más porque nos esperaba la carretera, aún así, tomamos un par de copas del tinto Pruno Crianza 2014, un Ribera estupendo y, por supuesto, unos cafés de calidad.

Salón de Mesón de Pincelín

Salón de Mesón de Pincelín

Un restaurante muy recomendable, lleno de encanto y que merece el desvío del viaje (como hicimos nosotros), porque es un destino gastronómico en sí mismo. Hay un menú degustación desde 38,50 euros.

Mesón de Pincelín
Calle Norias, 10
Almansa, Albacete
Teléfono: 967 340 007

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba