Miradorio, el vino de Cantabria que te va a sorprender

Miradorio, el vino de Cantabria que te va a sorprender

Bodegas Miradorio elabora vinos de la Costa Cantábrica y los marida con los mejores productos del mar, las anchoas y el bonito de Cantabria. Un regalo perfecto.

12 de diciembre de 2021

Bodegas Miradorio es el sueño cumplido de Esther Olaizola y Gabriel Bueno. En 2013, este matrimonio puso en marcha uno de los pocos proyectos vinícolas de elaborar vinos únicos con sello cántabro y adquirieron la Indicación Geográfica Protegida Costa de Cantabria. La bodega se encuentra en la localidad marinera de Ruiloba, cuenta con siete hectáreas de viñedos de Albariño, Godello, Riesling y Hondarrabi Zuri y se puede visitar para conocer cómo se elaboran estos vinos tan singulares con vistas al mar.

A partir de estas cuatro variedades, reconocidas como excelentes para soportar la potente influencia del mar Cantábrico, elaboran sus vinos: Mar de Fondo, Oureas y Tussío, que combinan de forma equilibrada acidez y frescura, algo que los hace únicos. Tres extraordinarias referencias para descubrir los vinos del litoral cantábrico.

Los viñedos de Bodegas Miradorio con vistas al mar.

Todo el sabor de Cantabria

Bodegas Miradorio ha creado su caja Miradorio Gourmet de edición limitada para esta Navidad. Una cuidada selección de productos cántabros de máxima calidad que incluye su exclusivo vino Mar de Fondo, elaborado con la mejor selección de las cuatro variedades de uva cultivadas en sus viñedos desde la primera vendimia en 2015, Mar de Fondo combina el arraigo vinícola de la costa cántabra gracias a la Hondarrabi Zuri y a la Albariño, con la intención de obtener un vino único, más complejo y aromático, que se consigue con la Godello y la Riesling. Una singular combinación con la influencia del mar como protagonista de la que se producen únicamente 8.000 botellas anuales.

La mejor compañía para este vino son las conservas de sello cántabro: unas anchoas de Santoña 1960 y bonito del Norte de Angelachu. Desde conservas Santoña 1960 han seleccionado unos filetes de anchoa en aceite de oliva, elaborados artesanalmente con bocartes del mar cantábrico, siguiendo técnicas tradicionales y controlando en todo momento el proceso selectivo de cada pieza. El bonito del Norte de producción limitada de la conservera familiar Angelachu, que mantiene los procesos artesanales respetando y cuidando la tradición pesquera de este pequeño municipio cántabro. Su cuidada producción y guarda de un año consigue que mantenga propiedades y aspectos tan destacables como su textura, sabor y color rosáceo.

Caja de Navidad Miradorio Gourmet: 35€

Ctra. Liandres al Castillo, s/n. Ruiloba (Cantabria).

alicia hernández

Alicia Hernández es una destacada periodista especializada en gastronomía y viajes y redactora jefe de Con Mucha Gula. Su pasión por la buena mesa y la cocina la ha llevado a consolidarse como una referente en el ámbito periodístico gastronómico.... Ver más sobre el autor