Bodegas Riojanas rinde homenaje a la historia con su nuevo Monte Real Cepas Viejas.

Monte Real Cepas Viejas, un nuevo vino para saborear el pasado

El sabor de este vino Tempranillo transporta al pasado, cuando los viñedos de Bodegas Riojanas dieron su primera cepa en 1920.

Redacción13 de octubre de 2022

Bodegas Riojanas saca a la luz un nuevo vino de la variedad tempranillo para su marca Monte Real. Esta apuesta al mercado vinícola no solo es para que Bodegas Riojanas agregue una nueva variedad de tempranillo a su vasta gama de Denominación de Origen Calificada (DOC), sino que es un homenaje a su excelsa historia en el mundo del vino. Un siglo en ella. Monte Real Cepas Viejas es su nombre y este año no se puede olvidar.

La elección y la elaboración

Los viñedos ideales

De la mano del enólogo y director técnico Emilio Sojo y de un equipo experto se eligieron los viñedos de Los Paletones y El Plantizo. Estas dos parcelas fueron plantadas en los años 70 y qué mejor viñedo hay que estos dos para representar el esfuerzo de los viticultores. A más de 400 metros de altura y con un suelo arcilloso-calcáreo y lleno de cantos rodados, con una edad de más de medio siglo y una baja productividad en su haber; fueron seleccionados ambos por la baja intervención que tuvieron y por ser ideales para brindar frescura a la variedad tempranillo. De esta manera, Bodegas Riojanas añade un nuevo vino a su heterogénea gama de este año.

La vinificación

Bodegas riojanas

La vendimia se realizó a altas horas de la mañana y se escogieron los mejores racimos de entre todos. Tras su elaboración en depósitos de 10.000 litros, se maceró el mosto durante 12 días para lograr el aroma y el color de los hollejos en los que estuvo. Finalmente, se mantuvo por un breve tiempo en barricas de segundo uso. Estas barricas fueron 50% roble americano y 50% francés, así el vino logra tener una mayor longevidad y se le agregan nuevos aromas y sabores.

Un vino con sabor a historia

No será el último gran vino de Cepas Viejas de la reserva de Monte Real que sorprenderá a los amantes del buen beber, pero su sabor en el paladar lo hará. Sus destellos violáceos logrados a partir de su oscuro carmesí destacan en la copa. Su corta estancia en las barricas ha permitido que mantenga un intenso aroma a frutas que mantiene en su sabor. Este es un estallido frutal que entremezcla fresas, grosellas negras, cerezas y frambuesas, y deja en el cielo de la boca el regustillo de especias y nuez moscada. Un sabor sedoso y carnoso que mantendrá su recuerdo durante mucho tiempo en el paladar y dejará un paso histórico por ella, como lleva haciendo Bodegas Riojanas un siglo.

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor