El negocio de las bolsas de plástico de Carrefour

Eva Celada01/10/2009

Cartel de la criticada campaña de Carrefour | www.elblogdelmarketing.comCartel de la criticada campaña de Carrefour | www.elblogdelmarketing.com

Resulta escandalosa la campaña de Carrefour con las bolsas de plástico: prácticamente son éstas la clave de todos los males según esta empresa, que desde el 1 de Septiembre ha decidido unilateralmente, con un eslogan bastante poco afortunado: “bolsas de plástico caca“,  que todos debemos dejar de usarlas en sus establecimientos.

Los errores, si son bienintencionados, tienen disculpa, pero si el objetivo es  implantar las bolsas vegetales y además cobrarlas, la intención cambia. Habría que preguntarse por qué las de plástico, las malas, las que convierten el mundo en un estercolero -que no era cierto- eran gratis y éstas, las buenas, las que nos salvarán “casi del fin del mundo”, las ofrecen cobrando. La respuesta a esta interesante pregunta me la dió una sufrida cajera de la cadena hace unos días: “Imagínese el ahorro para la empresa de millones de bolsas que se dan en toda España, ahora cobrándolas”. Y claro, uno se pone a hacer cuentas: 1.000.000 de bolsas a 5 céntimos, son 50.000 € que ganan sólo con las que nos cobran, a lo que hay que añadir lo que costaban las que ya no nos dan. Aunque dicen que sus ganancias por esta cuestión las van a destinar a causas béneficas, ¿le parece a Carrefour poca causa benéfica la de en vez de penalizar a sus clientes, ayudarles, incentivarles y en definitiva, no perjudicarles?

En este país todo vale, como consumidores tenemos menos derechos que un ficus. Carrefour y las demás grandes superficies podrían reciclar el vidrio -las envasadoras lo hacen con los establecimientos hosteleros-, pero a éstas no les interesa, porque tendrían que destinar personas a esta labor, y sería un coste adicional que no estan dispuestas a asumir. En la acera de enfrente tenemos a Eroski, que ha lanzado una campaña  de bolsas “sin abusos”, en la que te dan un céntimo por cada bolsa de plástico que no uses, que es lo que les cuesta a ellos. Cuando los consumidores penalicemos realmente a las empresas que nos traten “sin respeto” no consumiendo, seguro que las cosas cambian. En vez de un día sin humos o sin coches, un día sin comprar en Carrefour, verán como vuelven a regalar las bolsas.

Y por cierto, las bolsas de plástico no viven 400 años: con el sol y el aire, la mayoría de las que hasta ahora estabamos usando no llegan a más de un año.  Se deshacen. Hagan la prueba y verán. No es de extrañar que aparezcan iniciativas para desprestigiar esta campaña: no hay por donde cogerla…

Actualización: Debido a la mala acogida de la medida, Carrefour ha empezado a regalar las bolsas “desechables” a partir de Noviembre, según sus empleados “por cortesía de la empresa”.

Fotografía: El Blog del Marketing