Negro de Anglona: Cocina creativa en un entorno mágico
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
06/05/2011



Sala de Negro de AnglonaSala de Negro de Anglona

Hay restaurantes que te impresionan desde que entras por la puerta, como es el caso del que nos ocupa: techos altos, pasadizos, cuadros con fotografías iluminadas con diferentes imágenes del Palacio, reservados, zona de bar…

Mil  metros cuadrados de restaurante en el corazón de Madrid, todo ello decorado con buen gusto y creatividad. Pero ¿estará la cocina al nivel del resto? Sigan leyendo y encontrarán la respuesta.

Nombre: Negro de Anglona
Dirección: Calle Segovia nº 13 28005 Madrid
Teléfono: 913 663 753
Página Web: www.negrodeanglona.com
Tipo de cocina: Cocina creativa de producto
Entorno: Acogedor e innovador, con espejos, paredes negras, sillas blancas envejecidas, iluminación directa a la mesa…
Servicio: Correcto, pero algo despistado a veces.
Accesibilidad: Tiene cuatro o cinco escaleras para acceder a los comedores
Ambiente: Parejas, grupos, turistas…
Aparcacoches:
Precio: 30-40 euros
Fecha visita: Martes, 22 de marzo de 2011, cena

Cocina:

Croquetas de mi madreCroquetas de mi madre

Juán Infante, uno de los propietarios junto a su hermano Borja, nos recibe en la amplia entrada del restaurante. Nos dejamos aconsejar por él y empezamos probando una Croquetas de mi madre (8,90 euros seis unidades).

Se llaman así porque es una receta de la madre de los hermanos y están perfectas: justo punto de jamón, excelente la cremosidad de la bechamel, muy adecuada la cobertura del empanado, imprescindibles.

Ensaladilla Rusa RosaEnsaladilla Rusa Rosa

Continuamos con una Ensaladilla Rusa Rosa (7,90 euros), original pero con una consistencia demasiado puré y algo ácida; la razón podría estar en que lleva remolacha encurtida.

Tiempo ahora para la Terrina de foie, cecina, manzana caramelizada y reduccion de coca-cola (18,50 euros), un plato perfecto para compartir como entrante, bien resuelto y con un curioso toque de ahumado, muy urbano, muy original y con buena textura.

Atún rojo marinado en Tereyaki y marcado ala plancha acompañado de arroz salvaje y trigo hervido con mentaAtún rojo marinado en Tereyaki y marcado ala plancha acompañado de arroz salvaje y trigo hervido con menta

Los platos fuertes nos llegan empezando con un pescado: Atún rojo marinado en Tereyaki y marcado ala plancha acompañado de arroz salvaje y trigo hervido con menta (18, 50 euros), una ración muy abundante,  muy buen punto el pescado, el marinado algo pasado en mi opinion y fantástica la guarnición, que da modernidad al plato y también textura. Tenemos capricho por probar la Hamburguesa de presa Ibérica sobre base de hojaldre y tomate horneado (17,90 euros), de nuevo la ración es inmensa, y la carne, aunque bien aliñada, resulta algo apelmazada por estar demasiado prensada; delicioso el hojaldre con el tomate marinado y la salsa de tomate con perrins.

Trío degustación, que incluye Melocotonísimo, Deconstrucción de Tiramisú y Quiero ChocolateTrío degustación, que incluye Melocotonísimo, Deconstrucción de Tiramisú y Quiero Chocolate

Los postres, bastante diversos en la carta, nos impiden elegir, algo que le debe pasar a muchos comensales, por lo cual nos ofrecen el Trío degustación (6,95 euros), que incluye el Melocotonísimo, que lleva un excelente helado y melocotón troceado, una Deconstrucción de Tiramisú bastante conseguida y el Quiero Chocolate: una mezcla de varios chocolates al que únicamente le faltaba un poco de textura para resultar perfecto.

Con la cena tomamos una copa de vino blanco y una cerveza muy bien tirada.

Observaciones:

La cocina funciona hasta la una de la madrugada. También se admiten grupos con precio cerrado desde ocho personas y se puede contratar la zona del bar para grupos, para tomar una copa o montar una barra libre.

Calificación:

En Negro de Anglona se realiza una cocina bien hecha con platos muy trabajados también a nivel conceptual y con buen producto, a la que únicamente le falta un poco de técnica en el plato, algo que se nota principalmente en las texturas, que no estan del todo conseguidas. La carta es amplia y muy en la nueva tendencia de gran variedad de entrantes y primeros platos, y segundos más escuetos. La oferta está bien redondeada, con preparaciones más tradicionales y otras más inovadoras. Es uno de esos restaurantes que mantiene un adecuado equilibrio entre cocina cocina, sala y detalles. Mejorable el pan, excelente la cocina dulce, en especial los helados.

Puntuación:

7/10

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.