¿Cómo hacer que los niños coman más fruta y verdura? Consejos prácticos e infalibles

¿Cómo hacer que los niños coman más fruta y verdura? Consejos prácticos e infalibles

Que los niños coman más fruta y verdura puede convertirse en una gran pesadilla. Usa estos consejos prácticos y fáciles para mejorar sus hábitos de alimentación

28 de marzo de 2024

¡Hora de comer! Y… ¡Empieza la pesadilla! Que los más pequeños consuman fruta y verdura a diario es un conflicto en muchas casas. A veces, incluso se consigue que la prueben pero, de repente, deciden que ya no les gusta. El consumo de fruta y verdura es un factor muy importante en todas las etapas de la vida, pero aún lo es más en los niños cuando se están creando hábitos de alimentación que mantendrán hasta que sean adultos. Por eso, es fundamental una buena educación alimentaria, en la que los niños se sientan atraídos a probar y descubrir todo tipo de alimentos para poder llevar un estilo de vida saludable. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de 5 piezas de fruta y verdura al día. Las frutas y verduras contienen un gran cantidad de vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo y para un correcto desarrollo de los más pequeños. Estudios recientes muestran que el consumo de frutas y verduras, especialmente entre los niños, decrece cada año y es algo que preocupa a los nutricionistas y profesionales de la salud. Además, alertan de que el 88% de los menores de edad no desayuna adecuadamente. Por eso advierten de que hay que conseguir que los niños coman más fruta y verdura.  

El 88% de los niños no desayuna adecuadamente según los últimos estudios

Fruta y verdura en la infancia, un hábito poco instaurado que perdura 

A pesar de que hay multitud de estudios y expertos que advierten de la importancia de consumir 5 piezas de frutas y verduras diarias, la realidad es diferente. Según los datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Alimentos en Población Infantil y Adolescente publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, los niños no consumen suficientes frutas y verduras. El no consumir las 5 raciones de fruta y verdura diarias, aumenta el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares a largo plazo y, más a corto plazo, obesidad o diabetes tipo 2. 

Los expertos alertan de que el consumo de verdura y fruta entre los niños continúa bajando y es algo que preocupa. Algo que debería preocupar más a madres y padres. Los hábitos alimentarios que se inculcan en la infancia son más probables que continúen en el día a día de los niños una vez se hacen adultos. Por ello, la educación nutricional y alimentaria es esencial a edades tempranas e instaurar el consumo de frutas y verduras en el menú semanal tiene mucha más importancia de la que se cree. Las consecuencias de no consumir suficientes verduras y frutas no son solo a corto plazo, sino que a largo plazo tiene un efecto realmente negativo. 

¿Cómo hacer que los niños consuman más fruta y verdura?

Este problema afecta a muchos hogares españoles. La hora de la comida es una auténtica batalla y, en muchos casos, se opta por alimentos ultraprocesados o precocinados de mala calidad para evitar conflictos y hacer ‘la vida más fácil’. Pero nada más lejos de la realidad. ‘Hacer la vida más fácil’ a tus hijos no es darles ultraprocesados y alimentos poco saludables. ‘Hacer la vida más fácil’ es incluir en su dieta platos completos nutricionalmente y llenos de beneficios. Para ello, la presencia de frutas y verduras es más que imprescindible. Si en casa la hora de la comida es un conflicto y no consigues que los niños coman frutas y verduras… ¡Tranquilidad! Todo tiene solución. Con estos trucos y consejos para aumentar el consumo de fruta y verdura en los niños, lo conseguirás seguro. Son fáciles, prácticos y todos os beneficiaréis. 

Involucrar a los niños en la cocina y en la compra del supermercado aumentará su interés por probar nuevos alimentos

Trucos y consejos para que los niños coman más fruta y verdura 

  • Dar ejemplo: regla número uno y más importante: dar ejemplo. No podemos pretender que los niños coman fruta y verdura si los padres no lo hacen. Los niños aprenden y cogen rutinas por imitación, por eso es esencial que los adultos consuman frutas y verduras a diario. Además, es importante tener en cuenta que, en casa, todo el mundo debe comer lo mismo. No hay comida de niños y comida de adultos. Así, es más fácil que imiten y se abran a probar lo que los padres consumen. De hecho, comer juntos verduras y frutas motivará a los pequeños a probar.    
  • Ofrecer variedad: desde los 6 meses cuando pueden empezar a comer, se debe ofrecer variedad de frutas y verduras. Aunque digan que no les gustan, no hay que dejar de ofrecerlas ni restringir la variedad. Probar a ofrecerlas en diferentes formatos y cocinadas de diferente forma, puede ayudar a que prueben una y otra vez las mismas verduras.
  • No chantajear: aunque muchas veces se piensa que el chantaje es una buena opción porque «el niño se acaba comiendo el brócoli», no es buena idea. Si los niños enlazan el comer verdura y fruta con que después tendrán un ‘premio’, no querrán comerlas cuando no haya premio e incluso, vincularán el comer fruta y verdura con algo negativo porque lo ‘rico’ viene después. 
  • Cambiar la forma de presentación: algo que funciona realmente bien es optar por presentar las frutas y verduras en diferentes formas. Tratar de hacer presentaciones ‘más divertidas’ o más llamativas ayuda a que los niños se vean atraídos por las frutas y las verduras. Por ejemplo: hacer pizzas de berenjena, fingers de calabacín, brochetas de verduras, hamburguesas de verduras, copas de frutas, batidos caseros (que no zumos para evitar los azúcares libres)… 
  • Involucrar a los niños en la cocina y en el supermercado: cuando involucras a los niños en la cocina y en la compra del supermercado, se sienten más atraídos por probar lo que ellos mismos han preparado o comprado. Cocinar juntos, emplatar según sus gustos, darles libertad para que corten la fruta en trozos en la mesa, elegir la verdura juntos en el supermercado, buscar los ingredientes… Cualquier actividad en la que sientan que forman parte de ella, hará que su ilusión por consumir fruta y verdura crezca. 
Evitar incluir ultraprocesados en el tupper. Acompaña la fruta y verdura de otros alimentos saludables
  • No ofrecer alternativas insanas: es muy común incluir en el tupper de la merienda fruta con galletas, chocolatinas, chuches… ERROR. Los niños querrán comer sólo los alimentos insanos. Ofréceles fruta y verdura combinada y por ejemplo un sándwich con ingredientes de buena calidad, frutos secos, yogures… Prepara la merienda con la fruta y la verdura acompañadas de alimentos sanos y conseguirás que los niños coman más fruta y verdura. 
  • Explicar e incentivar: los niños entienden y comprenden más de lo que creemos. Por eso, es importante hacerles entender y saber qué beneficios tienen la fruta y verdura y porqué es importante comerlas. En cuanto a incentivar, se pueden crear calendarios diarios o listas semanales en las que los niños peguen, por ejemplo, pegatinas de fruta y verdura con lo que han consumido ese día. Es una forma de motivación que puede aumentar su interés por estos alimentos. 
  • Frutas y verduras de temporada: este es un aspecto clave. Las frutas y verduras de temporada son siempre más sabrosas. Además, al estar recolectadas en el momento óptimo, tiene más nutrientes. En este punto, se puede incentivar el consumo de frutas y verduras en niños con calendarios de temporada. Buscar e investigar juntos qué productos están de temporada puede aumentar su interés por comer fruta y verdura. 
Prueba nuevas presentaciones como brochetas de verduras

Los estudios muestran que el consumo de fruta y verdura disminuye con la edad. Por eso, y para garantizar un correcto desarrollo de los niños y una alimentación saludable, es importante instaurar buenos hábitos alimentarios desde edades tempranas. La OMS recomienda mínimo 5 piezas de fruta y verdura al día y la realidad es que, en la mayoría de las casas españolas no se alcanzan estas cifras. Si en tu casa la hora de la comida es una batalla constante, apunta estos consejos para hacer que los niños coman más fruta y verdura. Pruébalos y verás que disfrutarán de comer sano. ¡Porque cuidarse es importante, y si lo haces en familia, mejor!

Isabel Deleuze

Isabel Deleuze, periodista bilingüe por la Universidad Carlos III de Madrid, está especializada en periodismo gastronómico, con artículos de nutrición, restaurantes y recetas de cocina como algunos de sus puntos más... Ver más sobre el autor