NODO: Fusión oriental llevada a la elegancia
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
27/04/2011



Detalle de la sala de NODODetalle de la sala de NODO

Una extensa carta a precios razonables, un servicio atento y ambiente muy agradable incluida terraza son algunos de los valores de NODO, uno de los restaurantes emblemáticos de la capital, que además realiza una cocina fusión muy curiosa.

Nombre: NODO
Dirección: Calle Velazquez nº 150 Madrid
Teléfono: 915 64 4 044
Página Web: www.restaurantenodo.es
Tipo de cocina: Cocina fusión japonesa con sabores tradicionales
Entorno: Comedor muy amplio, con una planta arriba y una terraza en jardin
Servicio: Eficaz y correcto, liderado por Carlos Moreno Rovira
Accesibilidad: Hay escaleras para acceder al comedor desde la calle
Ambiente: Ejecutivos y empresarios, como corresponde al almuerzo en esta zona en un día laborable.
Aparcacoches:
Precio: 45-50 euros
Fecha visita: Jueves, 10 de marzo, en el almuerzo

Cocina:

Tortilla de patata en tempura trufadaTortilla de patata en tempura trufada

Nos dejamos guiar por Mariano Barrero, el jefe de cocina cuando no se encuentra Alberto Chicote, que es el Chef Ejecutivo, y empezamos tomando una Gamba roja ligeramente cocida, la infusión de sus cabezas y shisho verde, con muy buena textura y punto de cocción; el caldo intenso y elegante, un buen aperitivo. Continuamos con la Tortilla de patata en tempura trufada (8 euros) de sabor delicioso, pero algo apelmazada.

Continuamos con un Futomaki de mejillones en escabeche y niguiri de presa ibérica y trufa negra: el de mejillones es de lo más delicioso que se puede tomar, todo el sabor del mejor mejillón en escabeche y la textura casi de una crema que se deshace en la boca, con un arroz bastante bien hecho; el de presa me dice menos, pero es que cuando pruebas algo tan excelente, inmediatamente después casi nada esta a la altura.

Tomate semidulce con caballas ahumadas en fríoTomate semidulce con caballas ahumadas en frío

Pero entonces llega el Tomate semidulce con caballas ahumadas en frío (14 euros) y se te olvida lo demás: el mejor plato del menú en mi opinión, la textura del tomate semidulce con la salinidad ahumada de las caballas, casi como si fueran una conserva, un bocado absolutamente expectacular. Ya por este plato merece la pena la visita al restaurante, pero hay más, el Socarrat de arroz y gamba roja con su jugo cortado al té negro: el arroz esta en su punto, así como el socarrat, aunque en mi opinión algo sabroso de más, algo que también percibí con mi acompañante en el Tataki de atún con ajoblanco y aceitunas negras secas (20,95 euros), quizá estas últimas dan esa intensidad salada que no siempre queda en su justa medida, no obstante el pescado estaba delicioso.

Socarrat de arroz y gamba roja con su jugo cortado al té negroSocarrat de arroz y gamba roja con su jugo cortado al té negro

Después tomamos Bacalao negro en costra de miso y miel de caña, con emulsión de encurtidos (22,90 euros) el pescado en su punto perfecto la costra de miso terrosa y el acidulado de los encurtidos y la miel redondean muy bien el plato, lo llenan de un equilibrio muy interesante. Ya sin apenas apetito, aunque no nos han puesto, como es lógico, raciones completas, tomamos una Carrillera de ternera gallega glaseada en su jugo al curry rojo tailandés y galleta de patata (16,75 euros) impresionante el punto de la carne, la intensidad y cremosidad de la salsa, una de las mejores carrilleras que he probado nunca. Finalmente tomamos un postre en la linea del resto de los platos: Bombas de lichis con helado de yogurt, frutos rojos y sopa de fresas y rosas (7,40 euros), de nuevo equilibrio y sensibilidad.

Acompañamos el almuerzo con una copa de vino y agua. Excelente también el pan de Viena la Baguette

Observaciones:

Se puede encargar un menú degustación por 45 euros que consta de tres aperitivos, cuatro platos y dos postres, no obstante al mediodía funciona mejor la carta, ya que la gente tiene menos tiempo para comer. En la terraza del jardín pueden comer si lo desean los fumadores o tomar el café; está muy bien montada.

Calificación:

Mariano Barrero en la terraza de NODOMariano Barrero en la terraza de NODO

Cuando un restaurante se convierte en un referente de la capital, muchas veces se tiende a dejarlo ahí porque uno debe atender a las “novedades”. Sin embargo, precisamente el que se mantenga a lo largo del tiempo con un estándar de calidad y creatividad tan alto debiera ser, para los expertos, un motivo de revisión frecuente y referencia.

Quizá por ello me ha sorprendido tanto NODO: esa cocina de la sensualidad, del sabor intenso pero a la vez delicado, de dar por hecho una técnica que se domina y dirigir el esfuerzo a la atención al cliente, al detalle, a la revisión constante de platos emblemáticos.

La fusión con la cocina japonesa en este restaurante no confunde, por el contrario enriquece y sorprende… es como una atmósfera que a veces es envolvente. Muy interesante.

Puntuación:

8,5/10

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY UN COMENTARIO
  1. Avatar de Sara Enviado por
    Sara
    28 abril 2011, 12:42 am

    Sorprendentes todos los platos, de la tortilla versionada a esa carrillera con curry rojo. Qué original, eso sí que es fusión, fusión, y sin que aparezca el sushi en ningún momento. Estoy deseando ir a probar el menú degustación.

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.