Nuevo peligro en avanzadas: ahora, fraude en toda regla

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
19/10/2010



Los vinos comprados en avanzada pueden resultar desde un riesgo hasta una completa estafaLos vinos comprados en avanzada pueden resultar desde un riesgo hasta una completa estafa

Si hace unos días hablábamos de los riesgos de comprar vino en avanzada, hoy nos llega esta noticia: Tres importadores Británicos que animaron a sus inversores a meter su dinero en la cosecha de 2005 de Burdeos han recaudado de ellos aproximadamente tres millones de euros, de los que solamente tenían vino comprado a las bodegas por un importe de doce mil euros.

Las Compañías implicadas en este fraude han sido Bordeaux Wine Trading Company, International Wine Commodities Ltd y Templar Vintners Ltd cuyos responsables, en lugar de poner el dinero en los “futuros del vino”, se han dedicado a hacer ostentación de objetos de lujo. Paul Craven, de Bordeaux Wine Trading Company, compró en 2006 un BMW descapotable para él y otro para su novia, un Land Rover RR sport, varios relojes Cartier, ropas, jacuzzis…

Niklas Cashman, el ya mencionado Paul Craven, Oseghale Hayble y Benedict Moruthoane parece que son los implicados en este fraude de grandes proporciones que será esclarecido, según las fuentes de la investigación, en las próximas dos o tres semanas, aunque se piensa que están relacionados entre ellos y forman todos parte de un mismo plan.

Consejo: visto lo visto, de momento, compren vino y llévense su botella a casa.

Si hace unos días hablábamos de los riesgos de comprar vino en avanzada, hoy nos llega esta noticia: Tres importadores Británicos que animaron a sus inversores a meter su dinero en la cosecha de 2005 de Burdeos han recaudado de ellos aproximadamente tres millones de euros, de los que solamente tenían vino comprado a las bodegas por un importe de doce mil euros.

Las Compañías implicadas en este fraude han sido Bordeaux Wine Trading Company, International Wine Commodities Ltd y Templar Vintners Ltd cuyos responsables, en lugar de poner el dinero en los “futuros del vino”, se han dedicado a hacer ostentación de objetos de lujo. Paul Craven, de Bordeaux Wine Trading Company, compró en 2006 un BMW descapotable para él y otro para su novia, un Land Rover RR sport, varios relojes Cartier, ropas, jacuzzis…

Niklas Cashman, el ya mencionado Paul Craven, Oseghale Hayble y Benedict Moruthoane parece que son los implicados en este fraude de grandes proporciones que será esclarecido, según las fuentes de la investigación, en las próximas dos o tres semanas, aunque se piensa que están relacionados entre ellos y forman todos parte de un mismo plan.

Consejo: visto lo visto, de momento, compren vino y llévense su botella a casa.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.