Oleoturismo: 10 experiencias únicas en Cataluña

Es difícil pensar en un producto más omnipresente en la gastronomía mediterránea que el aceite de oliva y Cataluña es ejemplo de puesta en valor de esta riqueza a través del oleoturismo

Con Mucha Gula24/11/2022

El olivo es mucho más que un simple árbol, es el símbolo más puro de la cultura mediterránea. Es la imagen de la forma de vida que nos es propia, y en la que hundimos nuestras raíces, tan profundamente como estos árboles en la tierra que los alimenta. Si aquello de que “somos lo que comemos” es verdad, entonces somos aceite de oliva. Pero a pesar de la cotidianeidad con la que tratamos este producto, tiene mucho más que ofrecer de lo que piensas.

Tradición y vanguardia

En el caso concreto de Cataluña esto se materializa en cinco denominaciones de origen y un inmenso patrimonio cultural, económico, social y culinario. Esta historia empezó a fraguarse con la llegada del cultivo de los olivos a la península alrededor del año 1.050 a.C de la mano de los fenicios y con su posterior desarrollo en tiempos de los romanos. Los olivos comenzaron entonces a poblar suelo catalán y algunos de esos mismos árboles milenarios se mantienen en pie en el valle del río Sénia. Del mismo modo, aún se celebran los mercados y fiestas tradicionales asociadas a su recolección como las fiestas del aceite nuevo.

Museo Natural del Arión donde se encuentra el olivo más antiguo del mundo, La Farga, con 1.701 años de antigüedad.Museo Natural del Arión donde se encuentra el olivo más antiguo del mundo, La Farga, con 1.701 años de antigüedad.

Pero la importancia del aceite no queda relegada a un elemento de otro tiempo, en la actualidad su aprovechamiento se extiende a campos tan diversos como el de la oleoterapia o la oleocosmética que exploran los beneficios del aceite de oliva en tratamientos de spa y de belleza.

En cuanto a la gastronomía, el aceite de oliva catalán con sus cinco denominaciones de origen -Siurana, Garrigues, Terra Alta, Baix Ebre-Montsià y Empordà-, juega un papel fundamental potenciando al mismo tiempo tradición y vanguardia: el aceite de la tierra es indispensable en elaboraciones típicas como el pan tumaca, el alioli o las orejitas, y a su vez destaca en creaciones de vanguardia en los mejores restaurantes.

Empieza la temporada del oleoturismo

Con la llegada del mes de noviembre y el frío comienza la recolección de la aceituna y la producción de aceite. Este es el mejor momento para una escapada de oleoturismo en la que podrás seguir la elaboración del aceite paso a paso -desde la recolección de la aceituna hasta la mesa-, disfrutando por el camino de momentos únicos en olivares, almazaras, centros de interpretación, oleoterapia y por supuesto de nuevas experiencias gastronómicas. Por ello, hoy te presentamos 10 experiencias de oleoturismo para descubrir todas las caras del aceite de oliva en Cataluña.

Torclum en la Bisbal del Penedès (Tarragona)

Esta empresa familiar, que lleva generaciones dedicada al cultivo del olivo en un entorno privilegiado entre el mar y la montaña, abre sus instalaciones para dar a conocer el proceso productivo del aceite de oliva virgen extra, desde el cultivo hasta la venta al consumidor final. La visita a Torclum, disponible los fines de semana incluye un paseo por los olivares, explicaciones sobre su cultivo y sobre los diferentes tipos de aceite con degustación y cata incluidas.

Participa en la recogida de la aceituna con Oli Migjorn

Aquí aprenderás a varear o a cambiar los tendales, participando de primera mano en la cosecha de la aceituna, para terminar la mañana con un buen almuerzo de pan con embutido para degustar el nuevo aceite. Oli Migjorn es un pequeño proyecto dedicado al cultivo de olivos y producción de aceite de oliva virgen extra ecológico. Su principal distintivo es la recuperación de las variedades locales de olivos.

Descubre todo sobre el aceite de oliva con Identidad Olive Oil

Esta compañía te ofrece una cata guiada de los aceites que elaboran (empeltre, arbequina y picual) en la que se explican los diferentes matices de los aceites monovarietales y las claves para diferenciar las calidades de aceite que hay actualmente en el mercado. La visita a Identidad Olive Oil incluye la creación de una pequeña botella de un aceite personalizado conjugando las características de las de los aceites monovarietales.

Crea tu propio aceite de oliva con Identidad Olive OilCrea tu propio aceite de oliva con Identidad Olive Oil

Sant Llorenç del Munt i l’Obac y su almazara

Descubre el entorno del parque natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac un paraje natural único rodeado de viñedos y olivares. Turismo Vivencial te propone la escapada perfecta para conocerlo de primera mano, visitando además un molino de aceite del siglo XVIII convertido en museo donde podrás degustar los mejores aceites del parque natural.      

Alta cocina en el Molí d’oli de La Vansa

Vive una experiencia gastronómica única, una visita a un molino de aceite ecológico y una bodega de vinos de autor. Además La Vansa ofrece un menú degustación de alta cocina que incorpora cinco platos maridados con vinos y cavas catalanes de la mano de los chefs Sergi de Meià y Arnau París de Masterchef 9. Para redondear la propuesta se ofrece además un paseo por las fincas de olivos, la viña, una visita al molino de aceite y a la bodega familiar Arió.

Degustar el paisaje con Iolanda Bustos

La chef ampurdanesa Iolanda Bustos, experta en plantas silvestres comestibles, organiza paseos por caminos y campos de olivos de la Finca de Zanotelli en Fontclara. Durante ellos de la mano de esta chef descubrirás las hierbas y flores comestibles autóctonas para después degustarlas en una mesa preparada en medio del olivar, en una cata sensorial botánica con diferentes aceites de oliva virgen extra, seguida de una comida vegetariana creativa, para degustar el verdadero sabor del paisaje con los ingredientes que la naturaleza nos ofrezca en ese momento.

La Chef Iolanda Bustos, también conocida como “la chef de las flores”.La Chef Iolanda Bustos, también conocida como “la chef de las flores”.

Una cata de aceite con mucha historia

En el entorno del valle del río Set se encuentra uno de los yacimientos rupestres más importantes de la Península Ibérica, el conjunto de arte rupestre de la Roca dels Moros del Cogul. Además de conocer de primera mano este yacimiento Gito.cat une esta actividad a una cata de aceites de Les Garrigues armonizados con productos locales como el pa de ronyó, el chocolate y la sal.

Cooperativa Arbequina y la fortaleza Els Vilars

Otra opción para los amantes de la historia y la gastronomía es la propuesta de la Cooperativa Arbequina con colaboración de la Associació Amics de Vilars: una cata de aceite virgen extra de arbequina y una visita a la fortaleza íbera de Els Vilars. La cata de aceites incluye una visita a los edificios modernistas de la cooperativa, el antiguo molino y las antiguas prensas de aceite.

Descansa entre olivos en Les Oliveres: Outdoor Spa

Dentro del complejo de Terra Dominicata Les Oliveres: Outdoor Spa, es un spa rural al aire libre inmerso en los olivares que rodean esta antigua masía (que era la granja del monasterio cartujo de Escaladei) convertida en un exclusivo hotel. El spa cuenta con diferentes instalaciones en madera de roble como cabañas de masaje con forma de barrica o jacuzzis que siguen una estética armónica con el paisaje. 

Un día en el olivar con Olea Soul

Descubre el pueblo de Les Garrigues, en Lleida a través de una propuesta ecoturística de Olea Soul que comienza con un desayuno de payés y la cosecha manual de aceitunas. El día continúa con una visita y cata de aceites en el Centre de la Cultura de l’Oli. Después de comer, la actividad se completa con la elaboración de aceite de oliva virgen extra y con una visita al Museu de l’Oli de Catalunya, en Granadella.