Esta receta de palominos en salsa es una delas más tradicionales de Palencia

Receta de palominos en salsa

¿Buscas un plato de ave diferente a las pechugas de pollo a la plancha o empanadas de siempre? Con esta receta palominos en salsa no podrás dejar de mojar pan

25 de marzo de 2010Actualizado el 21 de abril de 2024

    1. Si se compran los palominos en el mercado (algo que es aconsejable), se pide además que nos den los higaditos.
    1. En una cazuela se colocan los palominos con la pechuga hacia arriba, se les agrega el aceite, la cebolla limpia y picada, el resto de las verduras de la guarnición, así como los hígaditos enteros.
    1. Se pone a fuego fuerte y, a los quince minutos, se retiran los hígados y se reservan.
    1. Se les da vueltas a los palominos, que siguen cociendo, hasta que se hagan todas las verduras. Entonces se añade el vino blanco y se retira la cazuela del fuego.
    1. En un mortero se maja el ajo con el  perejil y los higaditos bien limpios, añadiendo un poco de agua antes de echarlos al guiso.
    1. Se vuelven a poner a fuego medio hasta que esten tiernos. Si quedaran algo secos de caldo se añadiría un poco de agua.
    1. Se sirven con las pechugas hacia arriba, acompañados de salsa y su guarnición de verduras.

Lectura de la receta

Grupo: SegundosValor calórico: BajoPrecio: MedioAlimento Base: PalominosMaridaje: Vino tinto jovenAutor: Con Mucha Gula

Dificultad:

Facil

Precio:

Alto

Así lo hacemos:

    1. Si se compran los palominos en el mercado (algo que es aconsejable), se pide además que nos den los higaditos.
    1. En una cazuela se colocan los palominos con la pechuga hacia arriba, se les agrega el aceite, la cebolla limpia y picada, el resto de las verduras de la guarnición, así como los hígaditos enteros.
    1. Se pone a fuego fuerte y, a los quince minutos, se retiran los hígados y se reservan.
    1. Se les da vueltas a los palominos, que siguen cociendo, hasta que se hagan todas las verduras. Entonces se añade el vino blanco y se retira la cazuela del fuego.
    1. En un mortero se maja el ajo con el  perejil y los higaditos bien limpios, añadiendo un poco de agua antes de echarlos al guiso.
    1. Se vuelven a poner a fuego medio hasta que esten tiernos. Si quedaran algo secos de caldo se añadiría un poco de agua.
    1. Se sirven con las pechugas hacia arriba, acompañados de salsa y su guarnición de verduras.