Perritos calientes por el mundo

Si para celebrar el día del perrito claiente, nos quedamos solo con el típico hot dog americano, nos perdemos un mundo de suculentas posibilidades en otros países.

Natalia Martínez24/04/2022

Cuando escuchamos hablar de perritos calientes o hot dogs nuestra mente coge un vuelo directo a la gran manzana y se imagina un puesto de comida rápida en mitad de Nueva York. O si no es Nueva York, será cualquier otro sitio de Estados Unidos. Sin embargo, los perritos calientes y sus variantes se extienden por todo el mundo. Para celebrar el día internacional del perrito caliente hemos recopilado algunos de los más curiosos.

Párek v rohliku en República Checa

Párek v rohlíku, la versión checa del perrito caliente, se puede traducir literalmente por «salchicha en rollo». Los ingredientes de este hot dog no son diferentes al original. Lo que verdaderamente hace especial a esta versión del perrito caliente es que el pan, en lugar de abrirse por la mitad, se abre a través de un agujero en la parte superior.

Párek v rohliku o perrito caliente de República ChecaPárek v rohliku o perrito caliente de República Checa

Una vez está abierto el panecillo, se introducen por el orificio los condimentos, salsas y extras que queramos. Lo último que se añade es la salchicha. Así se consigue todo el sabor del hot dog pero asegurándonos de no mancharnos hasta los codos en cada mordisco. En República Checa es muy común encontrar puestos en la calle dedicados exclusivamente a este producto.

Pasteles de perrito caliente en China

En las panaderías chinas, en cambio, encontramos un tipo de perrito caliente totalmente diferente. El pan clásico es sustituido por pasteles de todas las formas y tamaños. Su elaboración destaca porque los hojaldres y masas de todo tipo se hornean con una salchicha en el interior. A veces se le añade ketchup o tomate y queso, por lo que el sabor tras salir del horno puede recordar incluso a una pizza.

Bollos con perrito caliente en China / Foto © Vagabond JourneyBollos con perrito caliente en China / Foto © Vagabond Journey

Tokkebi en Corea del Sur

Y ni que decir tiene el caso de Corea del Sur. En este país obvian cualquier tipo de pan, la salchicha se come sujeta por un palo de madera. La brocheta con la salchicha se cubre de patatas y todo junto se lleva a la freidora. Normalmente se sirve acompañado de salsa de tomate para poder untar este suculento bocado crujiente.

Completo en Brasil

También conocido como «cachorro», el hot dog brasileño no impresiona por tener ingredientes exóticos o por prescindir del pan. Lo que más nos impresionará, si pedimos un completo en Brasil, será lo enorme que es el plato. Algo muy común en la cocina brasileña.

Un cachorro con todos los ingredientes en Brasil / Foto © OzyUn cachorro con todos los ingredientes en Brasil / Foto © Ozy

Partiendo de los básicos como el bollo partido a la mitad, la salchicha y la salsa, en Brasil le añaden literalmente todo lo que pillan. Podemos encontrar perritos calientes que llevan maíz, guisantes, zanahoria, queso parmesano, cebolla, tomate, jamón, huevos, palitos de patatas fritas… incluso algunos se sirven sobre una base de puré de patata. Con uno de estos, estarás más que servido.

Choripan en Argentina

Si cruzamos la frontera hacia Argentina, podremos disfrutar de otra interpretación típica del perrito caliente. Los argentinos lo conocen como Choripan y ahí está la clave de su peculiaridad: en lugar de salchicha, este hot dog latinoamericano lleva chorizo asado.

Choripan argentinoChoripan argentino

En Argentina es muy típico de las barbacoas o parrilladas con amigos; ya que su elaboración es igual de sencilla que deliciosa. Solo hace falta hacer los chorizos en la parrilla, meterlos entre el pan y, por supuesto, añadir la indispensable salsa de chimichurri. Algunos le ponen también cebolla, tomate o guacamole, aunque estos son extras.