Probamos la carne de kebab que está arrasando en Mercadona

Probamos la carne de kebab que está arrasando en Mercadona

Estas bolsas de carne de Kebab se están vaciando de los congeladores de Mercadona... ¿Sabrá igual que la de los restaurantes? Descúbrelo aquí 😉

Álvaro Hontanar04/10/2022

Hay miles de recetas en internet de carne de Kebab que te aseguran un resultado igual al del turco que hay en la esquina de tu calle, pero lo cierto es que en la práctica ninguna se acerca. Ese sabor único que sale de los rollos de carne giratorios está ahora más cerca que nunca gracias al nuevo producto de Mercadona: la carne de kebab de pollo.

En este artículo analizaremos esta novedad tratando de ser lo más rigurosos posibles y siguiendo todas las instrucciones que vienen en la bosa a raja tabla. Lo cierto es que parece estar arrasando, ya que cuando fuimos a comprarlo, era con claridad el alimento que más escaseaba en la zona de congelados. ¿Sabrá entonces igual a la carne que encontramos en los restaurantes?

Aspectos generales del producto

Estos son algunos de los aspectos generales de este alimento:

  • Cantidad: Cada bolsa tiene una cantidad de 300g.
  • Precio: Cada paquete de carne de kebab de Mercadona cuesta 3,00€
  • Ubicación en el supermercado: congelados
  • Modo de conservación: Conservar a -18°C. Una vez se cocina no se puede volver a congelar y su consumo se tiene que hacer en las 48 horas siguientes a su preparación.
  • Fecha de caducidad: larga. Puede pasar un año perfectamente en el congelador antes de llegar a la fecha de consumo preferente

El 80% del contenido es carne de pollo. El otro 20% son agua, especias y conservantes. Con respecto a los alérgenos, hay que tener en cuenta que puede llegar a contener trazas de gluten, apio y mostaza.

Así luce la bolsa del producto por delante

Información nutricional

Estos son los valores nutricionales de la carne de kebab de Mercadona por cada 100g.

  • Hidratos de carbono: 2,7g.
  • Azúcares: 🟢 1,1g. cantidad baja
  • Sal: 1,9g. 🔴 cantidad elevada
  • Grasas: 10g. 🟡 cantidad moderada
  • Grasas saturadas: 3,4g. 🟡 cantidad moderada.
Este es el reverso del paquete

Cómo preparar y utilizar el relleno

La preparación de este alimento es muy sencilla. Simplemente cogeremos una sartén, echaremos un chorrazo de aceite de oliva y cuando este esté caliente, vertemos el relleno sin descongelar. Ya viene precocinado, por lo que será suficiente con tenerlo durante 5 o 6 minutos con fuego alto, lo justo para que el pollo quede tostadito.

No tiene complicación alguna. Cualquier persona que sepa encender un fuego y calentar aceite en una sartén será capaz de cocinar este alimento. No necesita especias ni nada adicional, pues viene sazonado.

Un chorrazo de aceite de oliva... ¡Y nada más! Esta carne de Kebab de Mercadona es muy fácil de preparar

Una vez tengas la carne ya lista ya entra en juego tu creatividad. Nosotros hicimos nuestro propio pan de Kebab (te dejamos por aquí la receta) y lo combinamos con lechuga y salsa de yogur. Sin embargo, si eres más de durum, siempre puedes comprar tortillas de maíz y combinar el pollo con los ingredientes que más te gusten. Mercadona nos da otras tantas ideas en su web: podemos tomarlo con arroz, utilizarlo como topping en pizzas…

Así nos quedó nuestro pan de Kebab. ¡Mucho mejor que si lo hubiésemos comprado!

Nuestras opiniones finales sobre la carne de Kebab de Mercadona

El resultado nos sorprendió gratamente. No sabemos como lo han hecho, pero el sabor es calcado. Se siente como si la carne la hubieses cortado directamente de un rollo giratorio. Eso sí, la salsa se nos complicó un poco, ya que todas las de bote que hemos probado no saben igual que las de los restaurantes. De hecho, la intentamos hacer desde cero pero el resultado tampoco nos terminó de convencer. Si conseguimos perfeccionar la técnica tened por seguro que tendréis un artículo sobre como conseguir la salsa de yogur perfecta.

Si eres un amante del kebab este producto es perfecto para ti. Es un excelente fondo de congelador que nos sacará de más de un apuro sin tener que recurrir directamente a la comida rápida. En unos pocos minutos tendrás la carne lista, y si no tienes ganas de ponerte a trabajar en la cocina como hicimos nosotros, puedes comprar las salsas y el pan directamente y ahorrarte un montón de tiempo.

Así quedó nuestro delicioso kebab casero