pistachos

Propiedades y beneficios de los pistachos, el fruto seco «todoterreno»

Los pistachos están repletos de beneficios para nuestro organismo. Hoy te contamos lo que debes saber de las propiedades de este fruto seco.

26 de febrero de 2024

El 26 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de los Pistachos. ¿Y qué tiene este alimento, perteneciente a la familia de los frutos secos, para contar con celebración propia? Son numerosas sus propiedades nutritivas y múltiples los beneficiosas que su consumo tiene para la salud.

En este artículo, vamos a hablarte de los beneficios de los pistachos y a explicarte por qué debes incluirlos en tu dieta.

Los (muchos) motivos por los que los pistachos no deben faltar en tu despensa

El pistacho es un fruto seco con un característico color verde y un aspecto carnoso, que se encuentra cubierto por una piel rojiza y protegido por una cáscara rígida y fina de color marrón claro. Su sabor delicado, jugoso y ligeramente dulce hace que se pueda consumir no sólo de manera natural en crudo, sino que también lo encontramos en aceites, salsas, helados o bizcochos.

Se trata de un alimento que podemos encontrar en las tiendas de alimentación o supermercados a lo largo de todo el año, en alguna de sus múltiples variedades. Las más comunes son la Kerman (más grandes y de sabor más intenso), la Aegina, la Sirora, Napolitana, Peter, Golden, Uzun y Lost Hills. Su precio suele ser elevado, aunque puede verse abaratado o encarecido en función de la producción obtenida durante la temporada de cosecha (otoño), ya que ésta fluctúa de manera notable de un año a otro por las características del árbol.

Pistachos

En cuanto a sus propiedades nutricionales, el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, Manuel Moñino, explica que el pistacho es un alimento altamente energético debido a su bajo contenido en agua (algo que sucede con otros frutos secos) y su alto contenido en grasas (49 gramos por cada 100 gr). Sin embargo, estas grasas son en su mayor parte monoinsaturadas, lo que unido a su elevado nivel de fibra (6,5 gramos) y a su efecto saciante, hace que su consumo moderado no sólo no engorde, sino que contribuye a mantener los niveles de colesterol en valores normales y que tenga efectos cardiosaludables beneficiosos.

Su alto contenido en proteína (17,6 gramos) hace que el pistacho sea un buen aliado para aquellas personas que no consumen proteína animal en su dieta.

Además, es fuente de vitamina E, que contribuye a proteger las células del daño oxidativo producido por los radicales libres, y también es rico en folatos, un componente que interviene en la formación de los tejidos maternos durante el embarazo, por lo que se recomienda a las mujeres gestantes. También a las embarazadas por su alto contenido en zinc, que contribuye a la fertilidad y reproducción.

¿Todavía necesitas más beneficios de los pistachos para incluirlos en tu lista de la compra? Son fuente de calcio (necesario para una buena salud de huesos y dientes), magnesio (que reduce el cansancio y la fatiga), potasio (contribuye a mantener la tensión arterial en niveles normales) y fósforo (clave para el metabolismo energético), si bien hay otros alimentos que aportarían más cantidad de estos nutrientes esenciales.

Descubre todos los beneficios de los pistachos

¿Cuál es la ración recomendada?

Al tratarse de un alimento con alto contenido en grasas (“buenas”, como hemos comentado antes) y tener un efecto saciante por su alto contenido en fibra, la ración recomendada es de hasta un máximo de 25 – 30 gramos diarios, lo que viene a ser unos 45 pistachos.

Los pistachos son una alternativa excelente como aperitivo o picoteo frente al consumo de snacks salados procesados o bollería. Un puñadito crudo de pistachos sin sal se puede tomar una vez al día, alternado con otros frutos secos, para meriendas, tentempiés o como complemento para añadir a tus platos.

Según un estudio publicado en el Journal of American College of Nutrition, el consumo de una cantidad moderada de este alimento ayuda a reducir los triglicéridos en sangre y mantiene el control del peso, siempre dentro de una alimentación con control calórico sumado a la práctica regular de actividad física.

Recetas con pistachos

Podemos encontrar los pistachos en el supermercado, en  crudo, deshidratados, tostados, con o sin cáscara e incluso salados.

El sabor ligeramente dulce del pistacho crudo hace que éste se pueda incorporar a muchos platos que van, como ya hemos comentado al inicio del artículo, desde lo salado (como ingrediente en ensaladas, aderezo de salsas, e incluso en las pizzas…) a lo dulce.

Los pistachos son un ingrediente versátil muy utilizado en postres.

Para los deportistas, no faltan las recetas de barritas de cereales y frutos secos, muy energéticas y ricas en proteínas y minerales imprescindibles para la recuperación muscular.

Si eres más de postres, algunas ideas para aprovechar los pistachos son incluirlos en forma de mousse (con nata), gelatina y yema de huevo, turrón, o incorporarlo como topping en helados o tartas.

Aunque suelen tener un periodo de consumo amplio, es recomendable almacenarlos en botes bien cerrados a temperatura ambiente, salvo en verano, momento en que podemos introducirlos en la nevera para protegerlos de las altas temperaturas y evitar que adquieran un sabor rancio. Los pistachos también pueden congelarse con cáscara si no van a ser consumidos en un tiempo corto.

Como ves, son muchas las posibilidades y también muchos los beneficios que hacen del pistacho un alimento muy recomendable para la salud. Así que ya sabes, si todavía no lo tienes ¡inclúyelo en tu despensa!

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor