¿Qué alimentos no puedo comer si soy intolerante a la lactosa?

¿Qué alimentos no puedo comer si soy intolerante a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa no es un hecho residual: cada vez más población padece esta intolerancia que si no se detecta a tiempo deriva en importantes problemas digestivos.

Redacción09/08/2021

La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche que proviene de los mamíferos. En España, se calcula que más del 30 % de la población la sufre, en mayor o menor medida.

Como decimos, es imprescindible un diagnóstico médico para detectarla a tiempo y evitar complicaciones. Una vez se tenga la certeza, es necesario adaptar la dieta y consumir alimentos (afortunadamente hoy en día hay muchos y muy variados) que no tengan ningún tipo de lactosa en su composición. No solo hay lactosa en la leche, muchos alimentos contienen este azúcar en su composición.

¿Por qué aparece la intolerancia a la lactosa?

Adilac, la  Asociación de Intolerantes a la lactosa de España, nos comenta que suele ser un tema genético en muchas ocasiones pero que existen otras causas, como el síndrome de intestino irritable, la celiaquía, una nutrición deficiente e incluso la ingesta de ciertos medicamentos que pueden producir esta intolerancia.

Existen muchos productos prohibidos para intolerantes a la lactosa, pero también muchas alternativasExisten muchos productos prohibidos para intolerantes a la lactosa, pero también muchas alternativas

¿Qué alimentos no se pueden comer si soy intolerante a la lactosa?

Decíamos anteriormente que a día de hoy, la gama de productos sin lactosa es enorme y esta intolerancia no debería suponer ningún problema a la hora de llevar una alimentación rica, saludable y variada. En muchos supermercados y grandes superficies encontraréis secciones dedicadas a productos sin lactosa y muchos productos (cada vez más) están etiquetados como productos Sin Lactosa.

En lo referente a alimentos, no se pueden comer:

  • Pan: no todos, pero sí el pan blanco (pan de molde) o cualquiera que esté elaborado con leche. Los panes de maíz, trigo o centeno son aptos para intolerantes a la lactosa.
  • Embutidos: aunque parezca mentira, los embutidos que encuentras en los supermercados contienen lactosa. Compra únicamente los que especifiquen en su etiquetado que no contienen lactosa.
  • Sopas: los sobres de sopas preparadas tienen lactosa. A no ser que en su etiqueta diga lo contrario, no los compres.
  • Platos preparados: antes de comprar ningún plato preparado comprueba que en los aditivos no incluyan potenciadores de sabor con lactosa.
  • Congelados: muchos congelados como patatas fritas o empanados contienen lactosa para mejorar su sabor o como conservante.
  • Bollería y dulces procesados: como norma general, toda la bollería industrial contiene lactosa. Si ya de por sí no es sano tomar este tipo de producto, si eres intolerante menos aún.
  • Sustitutos de comida y barritas energéticas: mucho cuidado con las típicas barritas energéticas, batidos de proteína o similares… muchos tienen lactosa.

Así que ya sabes, fíjate bien en lo que compras y de esa forma evitarás un susto digestivo. La buena noticia es que la inmensa mayoría de los productos, los más sanos y naturales, no tienen lactosa. 

*FUENTE: KAIKU SIN LACTOSA