Crónica y menú de su visita a La Meridiana del Alabardero
¿Qué cenó Michelle Obama en Marbella?

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
12/08/2010



Michelle y Sasha Obama visitaron España para pasar unos días de descanso en Marbella la pasada semanaMichelle y Sasha Obama visitaron España para pasar unos días de descanso en Marbella la pasada semana

La tarde del pasado 8 de agosto, y durante la visita de Michelle Obama a Marbella para descansar unos días y conocer el sur de España, una llamada informó al equipo del restaurante La Meridiana del Alabardero de que la mujer del presidente de los EEUU cenaría esa noche en uno de sus reservados, en compañía de varias amigas. Todo debía realizarse con la máxima discreción y naturalidad, ya que la Primera Dama quería sentirse por unas horas como en casa, lejos del bullicio de la prensa y de la expectación que ha levantado su visita a España.

Dos horas antes del comienzo estimado de la cena, todo estaba preparado. Al resguardo de las miradas indiscretas, una mesa sencilla, elegante y con una rosa como única decoración floral esperaba a Michelle Obama y sus tres amigas. Mientras, en la cocina, a la revolución habitual de cada noche se sumaba la Primera Dama de Estados Unidos, sus acompañantes y su equipo de seguridad y protocolo.

Poco antes de las ocho llegó al restaurante la esperada comensal, derrochando naturalidad, elegancia y sonrisas. Se mostró encantada de su estancia en España y charló con los responsables de La Meridiana sobre los paisajes, la gastronomía y la enorme riqueza de Andalucía. Esa última noche, según comentó, era el momento de relajarse y pasarlo bien en compañía de unas amigas. Saray Cruzado (Directora Comercial), Paco Díaz (Maître), y José Barra (Sumiller), acompañaron a las comensales a su reservado y estuvieron en todo momento supervisando que todo marchaba con fluidez.



Esa noche, Benjamín Alloza, Jefe de Cocina, elaboró para los ilustres visitantes un menú compuesto por Vieiras al Carbón, Salteado de solomillo con soja, ajetes y boletus, y Soufflé frío de postre.

Firma de Michelle Obama en el Libro de Honor del restauranteFirma de Michelle Obama en el Libro de Honor del restaurante

En el reservado, rodeadas de vegetación, mirando a la montaña de La Concha de Marbella, y con música jazz chill de fondo, todo fluía con naturalidad y entre risas, especialmente durante la sobremesa, y gracias a la selección de dulces que sirvió Benjamín. El Chupito de sopa de chocolate blanco con sorpresa de Peta Zeta desató las carcajadas de las cuatro amigas, al sentir el efecto de los Peta Zeta en la boca.

Tres horas más tarde concluía la velada. Michelle Obama agradeció a todo el equipo del restaurante su magnífico trabajo, y admitió haberse sentido realmente como en casa en la que fué, según comentó, la mejor noche que había pasado durante su estancia en España. Y así quedó reflejado de su puño y letra en el Libro de Honor del restaurante. Una noche que ha dejado, además, un magnífico recuerdo en todo el equipo de La Meridiana.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.