¿Qué comer cuando se toma atorvastatina?
Un alimento puede incrementar la intensidad de un medicamento, provocando síntomas de toxicidad o producir la reducción de la respuesta terapéutica buscada.

Aline Leonardo

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
22/03/2020



Lo primero que nos viene a la cabeza, cuando escuchamos la palabra COLESTEROL, es la imagen de una arteria obstruida y la idea de que esto no es nada bueno para la salud. Pero en realidad el colesterol es un lípido necesario localizado en la membrana plasmática de las células. Asimismo, es un componente importante en la síntesis de algunas hormonas, de vitamina D y de ácidos biliares. Lo que convierte el colesterol en algo esencial para el mantenimiento de nuestro organismo. No obstante, cuando nos sobrealimentamos con alimentos que contienen mucha grasa saturada y/o trans (grasas malas), ocurren alteraciones metabólicas, por lo que los niveles de colesterol se ven aumentados ya que este se acumula en las paredes de las arterias formando placas. Dando lugar a la formación de coágulos que impiden que la sangre circule con normalidad, llevando oxígenos al resto del cuerpo. El obstáculo arterial, puede dar lugar a un ataque al corazón. Así como un ictus, ya que la placa también puede acumularse en los vasos sanguíneos del cerebro. El colesterol que se acumula en las paredes son los conocidos como LDL o colesterol “malo”. Por otro lado está el colesterol HDL o colesterol “bueno”. Este actúa acoplándose al colesterol malo de las arterias, devolviéndolo al hígado (proceso metabólico normal).

Por esta razón, cuando el médico sopesa el riesgo, analizando varios factores de salud del paciente, es normal que decida prescribirle un medicamento para la disminución del colesterol LDL en sangre. Con el objetivo de prevenir un posible accidente vascular, como los mencionados.

Atorvastatina ¿Qué es y para qué sirve?

La Atorvastatina es un medicamento hipocolesterolemiante, perteneciente al grupo/familia de las estatinas. Actúa en la reducción de la síntesis hepática del colesterol, al tiempo que incita la producción y actividad de los receptores de LDL-col. (colesterol “malo”).

Este medicamento está indicado para el tratamiento de la hipercolesterolemia. Actúa sobre los niveles irregularmente elevados del colesterol en la sangre. Aunque también se prescribe para la prevención de enfermedades cardiovasculares, como la angina de pecho, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio o ictus.

La atorvastatina y los alimentos

Todos los medicamentos de la familia de las estatinas, normalmente, se administran por vía oral. Por esta razón, es relevante conocer las posibles interacciones entre el medicamento y los alimentos, ya que de eso depende la adecuada absorción y el efecto terapéutico buscado.

La absorción de la mayoría de los medicamentos utilizados por el hombre, son metabolizados por el citocromo P-450, incluido los del grupo de las estatinas.

Pero, ¿Qué es el citocromo P450? A grueso modo, se puede decir que el citocromo P450 es la denominación dada a una familia de hemoproteínas presentes en numerosas especies, desde bacterias a mamíferos. Es el responsable del metabolismo de unos cuantos tipos de medicamentos y entre ellos, la atorvastatina. El citocromo P450, está dividido en subfamilias. En el caso de las estatinas y de muchos otros medicamentos, son metabolizados por el CYP3A4 (por sus siglas en inglés), miembro de la familia P450, que en realidad es lo mismo, pero con otra nomenclatura.

En el caso de que algún alimento interaccione con el citocromo P450 o con otros de su familia, durante el tratamiento con estatina, compromete la absorción del medicamento. No se conocen, hasta el momento, muchos alimentos que interaccionen con esta hemoproteína. Con excepción del zumo de pomelo, que actúa de forma directa sobre los citocromos, reduciendo la eficacia del medicamento.

Por otro lado, es interesante resaltar que la ingesta de los medicamentos que dependen del citocromo, ven incrementada su absorción cuando administrados con alimentos ricos en proteínas. Por el contrario, una dieta rica en hidratos de carbono, reduce la cantidad de citocromos y consecuentemente, una reducción en la absorción del medicamento.

Todas las estatinas son liposolubles, unas en mayor medida que otras, pero en definitiva, todas lo son. Lo que significa que se absorben mejor en compañía de alimentos grasos. Por lo que, es probable que estéis pensando que una dieta rica en alimentos grasos, será bueno para una mejor absorción de este medicamento. Esto funciona con las demás estatinas, pero no con la atorvastatina.

Estudios realizados con atorvastatina, demuestra que el contenido medio en grasa de una comida, reduce la absorción de este medicamento en hasta un 44%. Se ha observado que se excreta más medicamento, por la orina, cuando es administrado con la comida, que cuando se hace antes o después de cada ingesta. Por lo tanto, si lo que se busca es una mejor absorción de la atorvastatina, es aconsejable tomarla unas 2 horas antes de las comidas principales.

Y ahora os estaréis preguntando ¿Qué pasa con la fibra? Pues la fibra dietética es, sin duda, un nutriente de suma importancia empleado en las dietas de adelgazamiento, reducción de colesterol y del azúcar en sangre (hiperglucemia). Pero no siempre es compatible con algunos fármacos, ya que en ciertos medicamentos, actúa reduciendo la absorción de estos.

En estudios realizados en algunos grupos de estatinas, administrados en conjunto con pectina y salvado de trigo, hubo una notable reducción en la absorción del fármaco. Mientras que con otras estatinas la combinación de fibra y fármaco resultó viable en el tratamiento para la reducción de los niveles de colesterol, logrando cifras consideradas saludables. No obstante, no ha sido posible constatar el comportamiento de este nutriente en combinación con la atorvastatina. Por lo tanto, no es posible garantizar la eficacia de la combinación de la atorvastatina con la fibra dietética, ya que no hay evidencia suficiente de que esta combinación actúe de forma positiva o, por el contrario, reduzca la absorción del medicamento.

La atorvastatina y la dieta

No por el hecho de estar en tratamiento con atorvastatina o cualquier otro hipolipemiante, significa que podamos seguir alimentándonos mal. De hecho, los medicamentos de la familia de las estatinas suelen ser prescritos para que sean llevados en conjunto con una dieta y ejercicio físico para la mejor eficacia del tratamiento, reducir el riesgo de infarto y/o la probabilidad de una cirugía cardiovascular.

Una dieta rica en fibra, ácidos grasos insaturados, proteína y carbohidratos complejos es la clave para una reducción del colesterol y otros males inherentes al sobrepeso y obesidad.

A continuación, se detalla algunos alimentos y/o nutrientes que ayudan en la reducción del colesterol.

  • Antocianina: otorga las tonalidades rojas, azules y moradas de algunos vegetales. Se trata de un pigmento que además de proteger a las plantas, ya que actúa como escudo contra los insectos, tiene un poder antioxidante extraordinario para nosotros. Especialmente en lo que respecta a la salud cardiovascular. Todos aquellos alimentos que poseen uno de estos tres colores, contienen flavonoides (antioxidante), protección para nuestro sistema cardiovascular. Arándanos (rojos y morados), berenjena y su piel, ciruelas rojas, lombarda, moras, uvas moradas, remolacha y etc.
  • Esteroles y estanoles vegetales: también conocidos como fitoesteroles o fitoestanoles. Son extractos que poseen una composición similar al colesterol, no obstante el organismo humano no puede absorberlos. Por lo que, cuando estos son ingeridos interfieren en la absorción del colesterol en el intestino, causando un descenso en las concentraciones de colesterol “malo” en sangre. Los alimentos que más contienen fitoesteroles son: aceite de oliva, de maíz, girasol, semillas de soja, legumbres, frutos secos, cereales, plátano, manzanas, tomate, lechuga y maíz

  • Avena y salvado de avena: este cereal contiene muchos nutrientes beneficiosos para la salud del corazón y para el sistema vascular en general. Contiene omega 3, como ya se sabe, este ácido graso actúa directamente en la reducción del colesterol LDL “malo” y en el incremento del colesterol HDL “bueno”. Contiene betaglucano, un antioxidante que contribuye en la reducción de la inflamación producida por el taponamiento de las arterias, puesto que “fluidifica” la grasa mala abriendo paso a la circulación sanguínea. Y por supuesto, posee mucha fibra, nutriente esencial en una dieta para la reducción del colesterol

  • Chocolate negro: este manjar de los dioses posee un alto contenido de flavonoides y polifenoles, dos potentes antioxidantes capaces de alterar algunos procesos involucrados en la enfermedad cardiovascular. Para ser considerado como chocolate negro, este debe tener mínimo 70% de cacao.

A todo eso, es importante no olvidar de tomar la atorvastatina pasado un par de horas de la ingesta de las principales comidas, para que no haya interacción entre medicamento-alimento y viceversa.



NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.