¿Qué tipos de vitaminas hay y en qué se diferencian?
Las vitaminas son nutrientes que el cuerpo necesita para crecer, desarrollarse y mantenerse con normalidad. En

Aline Leonardo

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
22/03/2020



Aún recuerdo la primera vez que oí hablar de las vitaminas. Tendría seis o siete años y fue por un anuncio televisivo sobre las primeras galletas vitaminadas. Las vitaminas “salían volando” del paquete de galletas en forma de hermosas hadas. Mientras mi madre me ordenaba beber rápido el zumo de naranja, para que no se “evaporasen” las vitaminas. Me imaginaba engullendo aquellas pobres criaturillas.

Aunque las vitaminas no sean encantadores seres mágicos, son indispensables para que gocemos de buena salud. Son micronutrientes necesarios para regular y mantener el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo de nuestro organismo.

Vitaminas esenciales

Nuestro cuerpo necesita trece vitaminas esenciales. Esto significa que estas vitaminas deberán ser adquiridas a través de los alimentos u otra fuente externa (como el sol en el caso de la vitamina D), ya que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlas.  Estas vitaminas son: A, B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido patonténico), B6 (Piridoxina), B7 (Biotina), B9 (ácido fólico), B12 (cianocobalamina), C, D, E y K.

Las vitaminas se dividen en dos grupos

  • Liposolubles A, D, E y K: estas son absorbidas más fácilmente por el organismo en presencia de la grasa alimentaria y de algunos minerales.
  • Hidrosolubles C y todas del complejo B: estas se absorben mejor en presencia de minerales o de otras vitaminas hidrosolubles.

Todas las vitaminas cumplen con una función importante en nuestro cuerpo, ya que todas y cada una de ellas, colaboran en la formación y mantenimiento de tejidos como huesos, sangre, mucosa, piel y etc. Por lo que la deficiencia de una de ellas puede ocasionar problemas importantes en nuestra salud.

Estas trece vitaminas se encuentran en alimentos como legumbres, frutas, hortalizas, cereales, frutos secos, lácteos, carnes y vísceras.

Particularidades de algunas vitaminas

Todas tienen su papel, como se ha dicho. Pero algunas tienen sus particularidades. Como es el caso de la vitamina B12, que solo se encuentra, de forma biodisponible para nuestro organismo, en alimentos de procedencia animal. Es decir, el organismo solo logra absorber esta vitamina de alimentos como carne, huevo o lácteos. Por esta razón los veganos y vegetarianos estrictos, deben suplementarse para no tener déficit de esta vitamina, puesto que es un nutriente imprescindible en nuestra dieta. Colabora en el mantenimiento de las neuronas y de los glóbulos sanguíneos. Además de participar en la elaboración de nuestro ADN y previene que suframos un tipo de anemia denominada, anemia megaloblástica.

Alimentos fuente de vitamina B12Alimentos fuente de vitamina B12

Por otro lado, tenemos la vitamina C que solo está disponible en frutas y verduras crudas. A tratarse de una vitamina termolábil, el más mínimo aumento de temperatura, en la preparación de algún plato con verduras y/o frutas, la vitamina C se volatiliza.

Alimentos fuente de vitamina CAlimentos fuente de vitamina C

Entre las vitaminas excepcionales, también se encuentra la vitamina D. Existen tres formas de obtener esta vitamina: a través de la alimentación, de suplementos o a través del sol, ya que nuestro cuerpo sintetiza la vitamina D, de manera natural, después de la exposición al sol. A pesar de que la adquisición de esta vitamina a través de alimentos es muy inferior en comparación a la adquirida con la exposición al sol, muchas personas tratan de obtener su vitamina D de otras fuentes como a través de suplementos, debido a los peligros que el sol puede ocasionarnos. Asimismo, es recomendable suplementarse en invierno con esta vitamina (bajo control médico), ya que en esta época del año las personas están menos tiempo al aire libre. La vitamina D es fundamental para la fijación del calcio en nuestros huesos y dientes.

Sol (fuente de vitamina D). Leche (fuente de calcio)Sol (fuente de vitamina D). Leche (fuente de calcio)

En definitiva, la mejor manera de obtener las vitaminas necesarias, es mantener una dieta balanceada con alimentos variados y sanos. Asimismo, cuando consumimos todo tipo de alimento, garantizamos un equilibrio en el aporte de los demás nutrientes como minerales, proteínas, lípidos y carbohidratos, para el correcto mantenimiento de nuestro cuerpo y de esta manera poder gozar de un buen estado de salud.  



NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.