Qué ver y dónde comer en WOW, el distrito cultural de Vilanova de Gaia (Portugal)

Qué ver y dónde comer en WOW, el distrito cultural de Vilanova de Gaia (Portugal)

Frente a la ribera de Porto y con unas vistas increíbles de la ciudad, WOW nos ofrece un completo programa de actividades y experiencias en las que el vino es actor protagonista.

22 de abril de 2023Actualizado el 28 de enero de 2024

En Marzo de 2020, en plena pandemia, abrió sus puertas WOW: un enorme espacio en el centro histórico de Vilanova de Gaia de más de 55.000 metros (anteriormente unas antiguas bodegas de vino de Porto) y que acoge una más que variada propuesta cultural con 7 museos, 12 restaurantes, galerías de arte, escuela de vino, tiendas y eventos de todo tipo para lograr una experiencia inmersiva y pensada para todos los públicos.

Y si buscamos un denominador común a todas las propuestas que conforman WOW, sin duda nos encontramos con el vino, protagonista directo o indirecto en la gran mayoría de los espacios.

De museos y Restaurantes por WOW

Si una cosa sorprende de WOW es la calidad de todas las propuestas, tanto culturales como gastronómicas. Si bien es sencillo pensar que en este tipo de espacio la cantidad prima sobre la calidad, no sucede así en WOW, en donde se nota un especial cuidado en los detalles, algo que desemboca en experiencias interesantes, didácticas e interactivas.

Museos

Museo del vino en WOW

Uno de los fuertes de WOW son sus museos. La oferta es muy variada:

  • Podemos recorrer los más de 7.000 objetos que conforman la colección The Bridge Collection (una colección privada del CEO del grupo, el británico Adrian Bridge) y que nos muestra una extraordinaria recopilación de utensilios que se han usado para beber (sobre todo vino) desde hace 9.000 años. Piezas egipcias, romanas o celtas se mezclan con apasionantes historias en este museo dinámico que no deja de crecer.
  • El museo del vino es el más grande de WOW y su visita resulta obligatoria. En él podremos descubrir todo sobre la historia del vino y las distintas variedades que encontramos en Portugal. Todo un viaje que nos lleva desde la viña hasta la copa, con actividades interactivas, documentales, juegos, experiencias sensitivas y una cata final.
  • Para aquellos que vayan con niños, os proponemos que visitéis el museo dedicado al mundo del corcho. Encontraremos una representación de un majestuoso alcornoque como punto de partida hacia un universo desconocido pero fascinante en donde podremos tocar el corcho, conocer el largo proceso que implica su obtención y la importancia que tiene en nuestro mundo, ya que se utiliza para otras innumerables industrias.
  • Si queréis saber más sobre la historia de Porto, debéis visitar el museo enfocado a recorrer el origen de la ciudad y conocer más sobre su historia, sus monumentos y las fechas importantes y que marcaron el carácter de la ciudad de los puentes.
  • Y los más golosos no pueden perderse otra de las estrellas del restaurante: el museo del chocolate. Con cata incluida, no solo conoceremos las fases del cacao, sino que además podremos visitar su fábrica de chocolates.

Podéis comprar entradas individuales de cada uno de los museos o decidiros por un paquete de 3 o 5 entradas por un precio más económico y que podréis utilizar en los siguientes 3 meses a su compra.

Restaurantes

La variada oferta de restaurantes ofrece la posibilidad de comer desde cocina tradicional portuguesa hasta sushi, pasando por marisco o excelentes hamburguesas.

La idea inmersiva de WOW incluye propuestas gastronómicas para todos los gustos y bolsillos. De ahí sus 12 restaurantes, en los que encontramos todo tipo de posibilidades (eso sí, cada uno con su propio sumiller y su propia bodega):

  • Si lo que buscáis es carne, vuestro sitio es el restaurante 1828. Para comenzar, diremos que la carne viene directa de las bodegas de El Capricho de José Gordón, en León. Dicho esto, el restaurante es un templo carnívoro que además, cuenta con un interesante menú degustación.
  • Captura Dorada busca representar un producto íntimamente unido a la gastronomía portuguesa: el pescado y el marisco. Y es que la interminable costa pacífica da para mucho. No os perdáis la mariscada, que se sirve en una bandeja de dos pisos y que, entre otros mariscos, contiene las exquisitas ostras de la Ría de Aveiro.
  • Para los que están buscando comida tradicional portuguesa (de calidad), T & C. Aquí podréis comer dentro de una barrica gigante especialidades portuguesas como la francesinha (un mítico sándwich portugués inspirado en el croque monsieur y que contiene todo tipo de embutidos, queso y salsa de carne con Oporto), Alheira (una salchicha portuguesa muy suave y que se caracteriza porque no contiene cerdo en sus ingredientes), los peixinhos da Orta (unas judías verdes en tempura) o las tradicionales fabas con chorizo.

Si preferís otro tipo de gastronomía, podéis probar el restaurante Root & Wine, en donde encontraréis sushi de calidad, o el Pip, pensado para familias y con hamburguesas, pizzas y sándwiches.

Y la nueva estrella de WOW: Mira Mira by Ricardo Santos

El chef Ricardo Costa, responsable de la cocina de Mira Mira

Y por si fuera poco, a toda esta propuesta se le suma un chef de altos vuelos, Ricardo Santos (2 Estrellas Michelin por su restaurante The Yeatman). Mira Mira by Ricardo Costa nace con la idea de convertirse en el restaurante gastronómico de referencia del distrito, con una cocina creativa, sin corsés, en dónde el chef pueda dar rienda suelta a su talento y encajada en la propuesta multicultural de WOW.

El restaurante posee una carta pero nuestra recomendación es probar el menú degustación, que se encuentra a una buena relación calidad-precio por 150 € (+150€ con maridaje). Entre los 15 pases, salados y dulces, encontramos elaboraciones de máxima calidad, como unas exquisitas mollejas de ternera acompañadas por acelga y una salsa de Bloody Mary, un canelón de centolla elaborado con pepino y acompañado con piel de pollo y dashi o un plato homenaje a uno de los reyes de la gastronomía portuguesa: el bacalao. Ricardo lo cocina en su punto, jugoso, acompañado de una ligera salsa de chorizo, un camarón y sobre una base de feijoada. Un plato de muchísima calidad.

El Salmonete, uno de los platos del restaurante Mira Mira

El maridaje, que corre a cargo de la sumiller Priscila Haddad, está copado por vinos portugueses, la mayoría referencias muy especiales que armonizan y acompañan con paso firme al menú. Unas armonías muy bien conseguidas de una bodega dinámica que busca renovarse constantemente, pero siempre fiel a sus principios de potenciar los vinos portugueses.

Sin lugar a dudas, un restaurante que dará mucho que hablar próximamente y cuya propuesta gastronómica es de visita obligada.

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor