Queso fresco de cabra: hazlo en casa fácilmente

Sabroso y ligeramente ácido, el queso de cabra tiene una textura suave que lo hace perfecto para aperitivos y ensaladas

15 de abril de 2016Actualizado el 4 de mayo de 2024
Los medallones de queso de cabra caseros son el mejor complemento para las ensaladas y, recubiertos de diferentes hierbas y especias, resultan también un aperitivo muy llamativo. Hacerlos en casa es muy divertido. Os enseñamos cómo:
  • 2 litros de leche fresca de cabra entera pasteurizada
  • 1 cucharita de café de ácido cítrico
  • 1 cucharadita de café de cloruro cálcico
  • Sal

Dificultad:

Facil

Precio:

Medio

Así lo hacemos:

  1. Mezclar una cucharadita de café de ácido cítrico en algo menos de medio vaso de agua previamente hervida (cuando ya se haya enfriado). Remover y disolver.
  2. Añadir 2 litros de leche a la olla y añadir media cucharadita de café de cloruro cálcico. Mezclar.
  3. Calentar la leche a fuego medio hasta conseguir una temperatura de 90ºC.
  4. Bajar un poquito al temperatura para, lentamente, añadir la disolución del ácido cítrico. En este momento la leche empieza a cuajarse, separándose del suero.
  5. Cuando se haya desuerado por completo, dejarlo veinte minutos más. Apagar el fuego.
  6. Colocar la tela quesera encima del colador y depositar encima los cuajos de leche, dejando que se vayan desuerando. Se presiona la tela para que pierda líquido. Se abre y se añade la sal.
  7. Se envuelve el queso con la tela, haciendo un paquetito, y se pasa a un colador.
  8. Después de un par de horas se cortan pequeños medallones y listo.