En Alcaidús producen quesos sostenibles de altísima calidad

Quesos Alcaidús: pura tradición y artesanía centenaria en Menorca

Los quesos Alcaidús se producen siguiendo la tradición familiar de más de 100 años y respetando principios de sostenibilidad y calidad excepcionales

Isabel Deleuze30/09/2023

Menorca, es famosa por sus paradisíacas playas, sus caminos rurales y por sus poblados talayóticos. Pero este territorio escode mucho más. La importancia de este tesoro mediterráneo se extiende por otros sectores, y el gastronómico es uno de ellos. La esencia del mar es uno de los manjares de las cocinas menorquinas, donde no faltan arroces, calderetas o peces de roca. Destacan también las porquetjades, exquisitos embutidos de la isla, o la delicada y variada repostería.

El arte culinaria de esta isla, está marcada por lo local, el origen y las tradiciones. De entre las tradiciones, la quesera es una de las joyas más importantes. Las especiales condiciones climáticas de la isla, permiten que el Queso Mahón-Menorca D.O.P., sea un producto diferenciado y muy valorado. 

Alcaidús: tradición e historia de la mano

Entre los pueblos de Mahón y Alaior se ubica la Finca Alcaidús. Con una orientación estratégica hacia el sur para evitar que los vientos de Tramuntana afecten a la producción de quesos, es uno de los llocs ganaderos más extensos de la isla. Más de 270 hectáreas, 320 vacas, 12 personas trabajando y más de 100 años de historia familiar, se esconden detrás de esta finca sostenible. 

La esencia de la empresa familiar sigue siendo la misma que en sus inicios. La producción de quesos Mahón-Menorca D.O.P. artesanal de altísima calidad. La familia Seguí, fundadora y regente de esta finca y de la quesería, produce más de 2 millones de litros de leche al año. Esto se traduce en 200.000 kilos de queso anuales. 

Alcaidús: tradición e historia de la mano

La sostenibilidad es clave en Alcaidús  

En Alcaidús se siguen 5 valores fundamentales. Así se garantiza la sostenibilidad de todos los pasos en la cadena de producción y se pone en valor la calidad del producto final. 

  • Es una finca familiar y sigue las tradiciones iniciadas por las primeras generaciones. Las han adaptado a las nuevas tecnologías y avances, respetando siempre su origen. 
  • Las vacas siguen una alimentación sana y natural, únicamente de los pastos del lloc.
  • La procedencia de la leche, destinada a la producción de quesos, procede de las vacas de la propia finca. 
  • Los quesos son más de uno. En Alcaidús, ofrecen una selecta variación de quesos, por lo que se adaptan a los diferentes consumidores, a sus gustos y a sus necesidades. 
  • Es un queso diferenciado entre la D.O.P. Mahón-Menorca ya que tiene mayor suavidad. Esto, según Pedro Seguí, jefe de Alcaidús, ‘es posible gracias a las modernas cámaras frigoríficas de las que disponemos. Nos permite añadir menos sal al queso y así destacar más el sabor de la leche’. 

Vacas felices

Cuando los animales son felices, la producción y el bienestar se incrementan. Eso lo saben de sombra en Alcaidús. Por eso, como asegura Seguí, ‘somos muy conscientes de la alimentación de nuestros animales y cuidamos de su calidad de vida’. Las vacas se alimentan exclusivamente de los forrajes de la finca y de piensos elaborados por ellos mismos en sus molinos. ‘Compramos los cereales a proveedores contrastados y de total confianza y producimos el pienso que consumen nuestras vacas’, cuenta Seguí. La calidad del pienso y de la producción de las vacas es importante para evitar enfermedades y epidemias, como la, de sobra conocida, enfermedad de las vacas locas

Las vacas de Alcaidús viven en libertad en las más de 270 hectáreas de terreno. ‘Nuestros animales están cómodos y relajados. Así, aumentan su producción, su longevidad y su salud’, comenta orgulloso el jefe de la finca.

En Alcaidús, las vacas se alimentan exclusivamente de los forrajes de la finca y de piensos elaborados por ellos mismos en sus molinos

La quesería se encuentra en la propia finca 

Otro elemento diferenciador de este proyecto familiar es la ubicación de la quesería en la propia finca. De esta forma, se garantiza que la leche llega fresca a la producción, esquivando los transportes intermediarios y garantizado la máxima seguridad alimentaria de sus productos. La leche que producen las vacas se ordeña y llega fresca y en perfecto estado a las cámaras de la quesería. Se evita la contaminación y la pérdida de calidad. En cuanto a los quesos que producen, éstos se maduran en las instalaciones siguiendo rigurosas medidas de higiene y una vez listos, son envasados y distribuidos de forma controlada. Seguí confirma que ‘todos los pasos de la cadena de producción están perfectamente controlados y aseguramos la total seguridad a los consumidores‘.

La quesería de Alcaidús se encuentra en la propia finca 

Variedad de quesos para todos los gustos y necesidades

Alcaidús produce quesos con leche tanto cruda como pasteurizada. En su surtido se encuentran quesos curados, semicurados y tiernos. El producto estrella es el semicurado de leche pasteurizada, el cual se somete a un proceso de curación de entre 30 días y 5 meses. Aunque últimamente, según Seguí, ‘la venta de nuestro queso curado en cavas está aumentando. Sigue un proceso de curación tradicional en cavas y dándole vueltas al queso, como antiguamente’. También explica que ‘a partir de los 5 meses de curación, el queso pasa a considerarse curado. Los curados tienen un sabor más intenso y potente‘.

En Alcaidús proceden variedad de quesos para todos los gustos y necesidades

Los derechos de los trabajadores son también parte de su filosofía 

En Alcaidús no solo respetan el bienestar de los animales y del medio ambiente. Los trabajadores, divididos según sus tareas en la producción de queso o en el cuidado de las vacas, cuentan con horarios fijos. Es algo poco común en el sector ganadero, caracterizado por ser un trabajo muy demandante y donde abunda la sobreexplotación. ‘En Alcaidús somos una familia. A través del respeto y el bienestar, los trabajadores son como amigos’, asegura Pedro Seguí. En la finca y en la quesería, todos los trabajadores reciben la misma valoración e importancia y se fomenta el buen ambiente y compañía en el puesto de trabajo.

En Alcaidús también respetan los derechos de los trabajadores

Menorca cuenta con tesoros gastronómicos envidiados a nivel nacional. Los quesos de Alcaidús, producidos de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, los animales y los trabajadores son una de las joyas más valiosas de la isla. En uno de los llocs más grandes de Menorca, la tradición familiar centenaria sigue viva y ofrece manjares artesanos y de exquisita calidad, para disfrutar del producto local.