¿Quién se ha comido mi fuet?

Todos hemos caído alguna vez en el deseo inconfesable de comer a escondidas. Y esta divertida situación ha sido la inspiración para el nuevo spot de Tarradellas, que recoge la historia de una familia cuya madre pretende descubrir quién se ha acabado el fuet.

10 de julio de 2014Actualizado el 22 de marzo de 2020

La Gula (del latín gluttire, que significa “tragar” o “engullir” alimentos o bebidas sin medida) es un pecado capital, un vicio del deseo desordenado por el placer conectado con la comida o la bebida. Este pecado, causante entre otras muchas cosas de la aparición de esta Revista Gastronómica Digital, es ocasionado por el mismo factor que la Lujuria: el deseo de obtener satisfacción a partir del sabor del alimento ingerido impulsa a quien incurre en este pecado.

Todos hemos caído alguna vez en el deseo inconfesable de comer a escondidas para no dar a conocer nuestra pequeña debilidad, disfrutando de esa onza de chocolate o de un pellizco de pan, que nos sabe a gloria si se toma junto a nuestro acompañamiento favorito, aún a sabiendas de que nos pillarán y ¡habrá consecuencias! Y esta divertida situación ha sido la inspiración para el nuevo spot televisivo de Casa Tarradellas, que recoge la historia de una familia en su casa de campo, cuya madre pretende descubrir quién se ha acabado el fuet. Una historia que seguro que os resulta familiar:

Queremos que nos contéis vuestras experiencias. ¿Qué pecados habéis cometido impuldos por la Gula? ¿Qué alimentos han conseguido anular vuestra voluntad y llevaros por el mal camino? Esperamos vuestras confesiones en forma de comentarios.

Eva Celada

Periodista y escritora, Eva Celada inició su trayectoria en los ochenta y fue Redactora Jefe de la revista Dona. En los noventa, destacó en medios nacionales e internacionales entrevistando a figuras como la Madre Teresa, Penélope Cruz, el Dalai Lama o Antonio... Ver más sobre el autor