Quince propuestas de menús de Navidad fáciles y económicos
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
19/12/2012



Mucho ha cambiado la imagen de la cocina en navidad desde nuestras madres y abuelasMucho ha cambiado la imagen de la cocina en navidad desde nuestras madres y abuelas

Nuestras madres y abuelas estaban en la cocina varios días durante las fiestas navideñas. Verlas con el delantal a primera hora del día 24, y no soltarlo prácticamente hasta la cena, era algo habitual. A veces exhaustas, ofrecían sus manjares sin prácticamente probarlos. Hoy, además de que trabajamos y compartimos las tareas, buscamos menús que no sean tan complicados y laboriosos, además de que nos permitan disfrutar con nuestros invitados, normalmente la familia, de una cena o almuerzo relajada.

La base de un buen menú navideño es que no sea habitual, por eso, aunque hay pocas cosas más ricas que una tortilla de patatas, no se pone, ni tampoco un filete a la plancha o pescado rebozado. Lo extraordinario nos dice que estamos en las fiestas más importantes del año, pero lo extraordinario también es muy caro: mariscos frescos, angulas, foie o ciertos pescados como el besugo son prohibitivos estos días.

Hay una tendencia en los últimos años a tomar platos tradicionales enriquecidos, por ejemplo, un caldo de cocido transparente, al que se le añade fideo chino o unas lascas de trufa; sabe a hogar, pero tiene algo más. Lo mismo sucede con esos alimentos extra caros, se pueden incluir en otra preparación que los engorde y no nos arruinen, por ejemplo, una Ensalada templada de percebes; cada ración tendrá dos o tres, y en total para todos nos bastará con medio kilo. Podemos hacer algo similar con el caviar, unas Patatitas francesas al horno con crema agria espolvoreadas con caviar o con el marisco, por qué no incluirlo en un Cuscús con vegetales y frutos secos o en un cóctel. Si se quiere disfrutar de las deliciosas angulas sin arruinarse, se pueden hacer unas Albóndigas de rape con una salsa fina de azafrán y añadir por encima unas angulas brevemente salteadas, con 100 gramos será suficiente para todos.



Mariscos frescos, angulas, foie o ciertos pescados se venden a precios prohibitivos los últimos días del añoMariscos frescos, angulas, foie o ciertos pescados se venden a precios prohibitivos los últimos días del año

Las aves son un valor seguro en Navidades, y su preparación es fundamental para dar ese toque a fiestas. El Pavo, el capón o la pularda son excelentes, pero también un buen pollo de corral, que relleno con pasas, manzanas y piñones resulta igualmente delicioso, presentado en una bonita bandeja. La gallina en pepitoria es una exquisitez que rara vez se prepara en la actualidad en los hogares, y que está muy indicada para tener un guiso como plato final para quien aún tenga hambre, de forma que si sobra, pueda tomarse al día siguiente. Igual sucede con las carrilleras, tanto de ibérico como de vaca, que son un bocado excelente que permite dejarse para el día siguiente, guisadas y acompañadas con un poco de gracia, por ejemplo con unos piñones y vino tinto.

Otro de los problemas con los que nos encontramos en los menús navideños son las cantidades, a última hora se presenta un familiar que no esperábamos, amigos que no han podido ir a su casa y, en definitiva, nuevos comensales inesperados con quienes compartir la comida. Hay muchas opciones para estos casos, una de ellas es ampliar los platos con guarniciones e incluso transformarlas: por ejemplo, un centollo para 8 no es suficiente pero si lo hacemos en empanada quedará delicioso, lo mismo sucede con el solomillo, 4 medallones para 6 comensales se quedan cortos, pero si lo hacemos en un wok con verduras o en forma de brocheta el solomillo “crecerá”.



Conviene pensar soluciones de emergencia para hacer frente a situaciones inesperadasConviene pensar soluciones de emergencia para hacer frente a situaciones inesperadas

Posiblemente, el mayor miedo que pueda tener un cocinero ante una comida de Navidad es que pasa si el asado se quema, si el pescado está muy hecho o si la carne se ha quedado como una suela de zapato. Es conveniente tener una solución de emergencia siempre preparada, desde unos filetes que podamos hacer enrollados con queso y verduras a un pescado congelado con el que podamos improvisar un pastel de pescado con langostinos. Guisos como el rabo de toro son también perfectos para sustituir una comida y, si no son necesarios, aguantan muy bien varios días. Se deshuesa, se pasa por el chino la salsa, la carne se pone en un aro, se añaden unas patatas paja, un huevo de codorniz y la salsa… y listo.

Nuestras propuestas de menús para estas fiestas

Muy casero

  • Guiso de lentejas con alcachofas y jamón.
  • Pollo de corral relleno de pasas manzanas y piñones.
  • Politos de plátano helado y chocolateado

Glamuroso

  • Ensalada templada de percebes (van dos o tres por comensal)
  • Brocheta de solomillo.
  • Damero de gelatina de fresa y queso fresco.

De lujo con sabor a casa

  • Patatatitas al horno con crema agria y caviar
  • Albóndigas de Rape con angulas.
  • Crema catalana envasada con frutos del bosque

Hecho el día anterior

  • Fideos vegetales y langostinos
  • Gallina en pepitoria o Carrillera con piñones
  •  Flan de naranja

Y si quieres las recetas

Cochinillo asadoCochinillo asado

Muy saludable

Castellano

Colorista

Ensalada de fabes con bogavanteEnsalada de fabes con bogavante

Resultón y económico

Tradicional

Marinero

Crema de boletus con virutas de jamón ibérico y su carpaccioCrema de boletus con virutas de jamón ibérico y su carpaccio

Original

Rápido

Delicioso

Tronco de Mousse de chocolate con mermelada de naranjaTronco de Mousse de chocolate con mermelada de naranja

Para golosos

Muy vegetal

NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.