Receta de Caracoles con Mantequilla y perejil

Receta de Caracoles con Mantequilla y perejil a la francesa

Hoy os presentamos esta receta francesa que te conquistará. Una gran opción si tienes invitados y quieres sorprenderles con un entrante original y delicioso.

11 de junio de 2022Actualizado el 30 de abril de 2024

La cocina francesa es la cuna de la alta cocina mundial, la gastronomía que puso la primera piedra de la enorme montaña que supone la cocina contemporánea. Hoy os presentamos esta receta tradicional, un clásico de la cocina francesa, que con permiso de la cocina española preparan las mejores recetas de caracoles: caracoles con Mantequilla y perejil o escargots a la Bourguignonne.

¿Qué caracoles comprar, dónde comprarlos y cuánto valen?

La única complicación real que tiene esta receta es encontrar unos buenos caracoles. Para preparar la receta clásica lo ideal es comprar caracoles de Borgoña (también denominados caracoles de Viña). Su tamaño grande y su carne los convierten en los más idóneos para nuestra receta.

Para comprarlos puedes hacerlo en tiendas especializadas en dónde los suelen vender en conserva (si no encuentras ninguna mira en Google, encontrarás un buen número de estas tiendas al poner la búsqueda: caracoles de viña comprar).

El precio de los caracoles variará en función del peso y de la calidad del mismo, pero para hacernos una idea, un tarro de 720 ml de buena calidad ronda los 11 euros.

Receta de Caracoles con Mantequilla y perejil

11 junio 2022
Receta de Caracoles con Mantequilla y perejil
Receta de Caracoles con Mantequilla y perejil
Plato Entrantes
Cocina Francesa
Raciones 6 personas

Ingredientes
  

  • 3 dientes de ajo
  • 3 kg de caracoles
  • 1 cebolla
  • 1 chalota
  • 2 zanahorias
  • 1 hoja de laurel
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cdas de Pan rallado
  • 2 cdas de Perejil picado fresco
  • 1 pizca de Pimienta negra molida
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 vaso de vino blanco

Elaboración paso a paso
 

  • En el fregadero, nos ponemos con el primer paso: limpiar los caracoles. Lo haremos con abundante agua fría. Dejamos que escurran
  • En una cazuela añadimos las zanahorias (que previamente habremos cortado en rodajas finas), la cebolla en juliana, 2 dientes de ajo pelados (pero enteros), el laurel y el tomillo. Añadimos los caracoles, el vaso de vino blanco y salpimentamos.
  • A continuación, añadimos un par de vasos de agua (la suficiente como para que los caracoles queden sumergidos) y cocinamos a fuego lento durante uno hora y media o dos horas.
  • Una vez cocinados, retiramos los caracoles de la cazuela. Tenemos que extraer su carne (lo podemos hacer con una aguja o un pincho fino) Los rehogamos con mantequilla eliminando la zona negra de la carne. Reservamos.
  • Lavamos y secamos bien las cáscaras de los caracoles. Reservamos.
  • En un mortero, añadimos los ajos que nos han sobrado, las chalotas picadas y el perejil. Machacamos y juntamos con el resto de mantequilla. Damos forma hasta que se integren bien todos los ingredientes y formen una masa homogénea.
  • Para montar los caracoles, rellenamos las cáscaras: primero un poco de la mezcla de mantequilla, luego la carne de caracol y finalmente otro poco de la mezcla de mantequilla.
  • Ponemos los caracoles boca arriba en una bandeja de horno, espolvoreamos con el pan rallado y cocinamos 10 minutos.

Notas

Esta receta es un clásico de la cocina tradicional francesa. Un aperitivo gourmet original y exquisito, muy fino, que conquistará los paladares más exigentes. Una gran idea si tienes invitados en casa y les quieren sorprender con algo divertido y diferente.
Un auténtico bocado de dioses.
Keyword caracoles
Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor