Receta tradicional de potaje de garbanzos con bacalao

Receta tradicional de potaje de garbanzos con bacalao 

Los platos tradicionales hechos con mimo siempre sientan bien. Recuperamos el recetario de la abuela con esta receta clásica de potaje de garbanzos con bacalao

23 de marzo de 2024

Uno de los platos más tradicionales de la cocina española son los potajes. Sobre todo los consumimos en fiestas, como puede ser la Vigilia y las reuniones familiares de Semana Santa. La receta clásica de potaje de garbanzos con bacalao es perfecta para recuperar el recetario de la abuela. Un guiso reconfortante, hecho con mimo y perfecto para cualquier evento. ¿Por qué consumir el potaje de garbanzos con bacalao o potaje de Vigilia solo en Semana Santa? Este manjar puede formar parte de tu menú semanal en cualquier momento del año. ¡Eliminemos las etiquetas!

Potaje de garbanzos con bacalao, un plato con mucha historia

El guiso de garbanzos con bacalao es un plato muy tradicional y con mucha historia. Su popularidad se debe a que, entre los años 60 y 80, cuando la economía de España no pasaba precisamente por su mejor momento, los ingredientes eran fáciles de conseguir y relativamente económicos. También el método de conservación del bacalao favoreció su popularización. El pescado llegaba en salazón a las zonas de España donde no había costa y era una forma económica de conservarlo, ya que muchas familias no disponían de frigoríficos o neveras para mantener el pescado fresco. Era un plato lleno de sabor que sirvió como refugio a las precariedades de la época

El potaje de garbanzos con bacalao se popularizó durante los años 60 y 80 porque los ingredientes eran económicos y fáciles de conseguir

Además, este guiso de garbanzos con bacalao se conoce también como Potaje de Vigilia. La explicación de este nombre está unida a las tradiciones católicas de España. De la prohibición de comer carne los viernes de Cuaresma, surgió este reconfortante plato. Es por esta razón que este potaje adquiere un protagonismo especial en las celebraciones de Semana Santa. Pero, ¿por qué consumir el guiso de garbanzos solo en Semana Santa? Su sabor y su interesante valor nutricional hace de este guiso un plato perfecto para cualquier momento del año. ¡Calentito y reconfortante!

Receta de potaje de garbanzos con bacalao

Receta tradicional de potaje de garbanzos con bacalao
Un guiso tradicional, reconfortante y con mucho sabor
Tiempo de preparación 45 minutos
Plato Guisos, Plato principal
Cocina Española, tradicional
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 600 g garbanzos cocidos o 200 g de garbanzos crudos
  • 500 g bacalao desalado
  • 300 g espinacas frescas
  • 400 ml caldo de verduras o pescado
  • 2 tomates maduros
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1/4 pimiento verde
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos cocidos
  • 1 cdta pimentón dulce
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración paso a paso
 

Si los garbanzos son crudos

  • Dejar a remojo la noche de antes en abundante agua
  • Al día siguiente, escurrir, poner en una olla con agua tibia hasta que estén completamente cubiertos y añadir una pizca de sal y un chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra. Cocer hasta que estén tiernos: si es olla a presión tardarán unos 20 minutos, si es olla normal aproximadamente 1 hora y media

Preparación de la receta una vez los garbanzos están cocidos o con garbanzos previamente cocidos

  • Una vez los garbanzos están cocidos, o si has elegido garbanzos cocidos, escurrir los garbanzos en un colador y lavar debajo del grifo para eliminar posibles impurezas. Reservar.
  • Cocer los huevos en agua (Consejo: añade un chorro de vinagre para que se pelen mejor y no se rompan) Una vez están cocidos (12-13 minutos) pelar y reservar. Cortar el bacalao en trozos pequeños, limpiar las espinas y reservar. Lavar las espinacas y escurrir para eliminar el exceso de agua y reservar.
  • Picar todas las verduras: cebolla, pimiento, puerro y zanahoria y los ajos y añadir a una olla con 5 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra. Salpimentar y sofreír.
  • Cuando las verduras blandas, agregar los tomates troceados, el caldo y el pimentón. Continuar cocinando a fuego medio-bajo durante 15 minutos aproximadamente
  • Una vez están bien cocidas y muy tiernas, pasar la mezcla por el pasapuré o triturar on la batidora en función de la textura que prefieras, devolver a la olla y poner a hervir de nuevo
  • Cuando hierva, añadir las espinacas y el bacalao. Después de 4 minutos agregar los garbanzos y dejar cocinando a fuego medio-bajo durante 5 minutos más para que los sabores se integren. Remover con cuidado de vox en cuando o mover la olla con un movimiento de vaivén con delicadeza para evitar que el bacalao se rompe y se deshaga
  • Pasado el tiempo, rectificar de sal si fuese necesario y servir. Una vez está servido en los platos, agregar los huevos cocidos cocidos en cuartos en la superficie de cada plato y… ¡Solo queda disfrutar de uno de los guisos más reconfortantes que hay! ¡Qué aproveche!

Notas

Tres trucos para este plato: 
  • No hace falta picar mucho las verduras porque se pasarán por el pasapurés o batidora
  • Usar garbanzos en conserva reduce los tiempos de preparado, por lo que no hace falta que planifiques con antelación el plato. Si te apetece un guiso reconfortante, solo tienes que recurrir a la despensa y en 30 minutos lo tendrás listo
  • Con el bacalao al punto de sal de La Sirena, quedará un potaje perfecto y equilibrado y no tendrás que preocupar de desalar el bacalao 
 
Propuesta de receta de La Sirena 
Keyword guiso de garbanzos
Isabel Deleuze

Isabel Deleuze, periodista bilingüe por la Universidad Carlos III de Madrid, está especializada en periodismo gastronómico, con artículos de nutrición, restaurantes y recetas de cocina como algunos de sus puntos más... Ver más sobre el autor