Restaurante La Cochera, buena comida de verdad
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
19/06/2009



lacochera09lacochera09

Aunque resulta un poco jaleoso, porque los días laborables se come en el mesón y los fines de semana en el restaurante del hotel (aunque todo esta junto), no hay que perderse la cocina que realiza Pablo García esté donde esté. Es de esos cocineros que te preguntas por qué, con su creatividad y conocimiento del negocio, no está en un dos o tres estrellas… La respuesta, supongo que es que adora su tierra y no quiere salir de ella. Efectivamente no es para menos, el Valle de Mena es una maravilla, él la llama “su pequeña Suiza”, y desde luego se parece.

Nombre: Restaurante Hotel La Cochera
Dirección: Barrio de Mercadillo de Mena, s/n – Valle de Mena 09588 – Burgos
Teléfono: 947 141 205
Página Web: http://grupodonpablo.com/lacochera.html
Tipo de cocina: cocina tradicional con atención al producto de estación
Entorno: Barra y diferentes comedores.
Servicio: Muy atento llevado por la esposa del chef, Begoña, y su hijo Sergio.
Accesibilidad: Buena
Ambiente: Familias que conocen el estrablecimiento, parejas y gente que procede de Bilbao
Aparcacoches: No
Precio: 25-40€
Fecha visita: 23 de Mayo

Cocina:

El cochinillo de Pablo García: tan tierno como exquisitoEl cochinillo de Pablo García: tan tierno como exquisito

Aunque hay carta, la cocina que se realiza tiene mucho que ver con el cocinero, lo que le apetezca preparar, lo que aconseje a los comensales, también sobre su estado de ánimo: casi siempre muy animado. Es mejor, en definitiva, dejarse aconsejar. Así lo hicimos nosotros, que comimos en el restaurante en varias ocasiones, la sopa castellana, en la que se echa primero el jamón, el huevo y después la crema de sopa, porque tiene esa textura es auténticamente deliciosa. Después no nos resistimos a los huevos estrellados con pimiento y morcilla de Burgos, espectaculares, aunque en mi opinión la morcilla de Burgos no es la más jugosa de las morcillas con la que se puede hacer ese plato. Finalmente tomamos una tarta de manzana hecha por Leticia, hija de Pablo que se ocupa, con gran acierto, de la cocina dulce del restaurante. Bebimos agua Peñaclara, “el Rioja de la Aguas”, muy buena. Al día siguiente almorzamos un revuelto de perrochico con torreznos: en su punto las setas. Probamos igualmente uno de sus clásicos, la menestra al estilo Pablo, que en realidad es un pastel de verduras salteadas con garbanzos, alcachofas y acelgas rebozadas: bastante buena aunque un poco sobrada de aceite, las patatas revolconas con perrochicos las encontré un poco grasas, el cochinillo posterior muy tierno. De postre probamos otras de las riquísimas tartas de Leticia, entre ellas una de queso y yogur: muy suave. En una última ocasión en la que comimos en la casa, tomamos chorizo frito casero en su punto, ensalada de alubias blancas y muslito de codorniz: original y muy bueno, después tomamos un bacalao en su punto de cocción y desalacción. Ya es dificil, porque no hay manera de tomar un buen bacalao. En esta casa sí se puede. Terminamos el menú con ternera asada con patatas fritas, casi como si nos la hubiera hecho nuestra abuela: impresionante. Llenísimos, no pudimos rechazar la torrija con helado de chocolate, que estaba riquísima, aunque su combinación con el chocolate no nos gustó tanto. Tomamos diferentes vinos, y nos gusto bastante un Rioja Torrecilla de Cameras.

Observaciones:

La torrija de Leticia, una muestra de su buena mano con los postresLa torrija de Leticia, una muestra de su buena mano con los postres

Lo mejor es pedir el menú “Lo que diga Pablo”, y siempre pedir algo menos de lo que pensemos comer, porque las raciones son impresionantes y no puedes terminarlas. Imprescindibles los embutidos de la zona y los postres de Leticia.

Calificación:

Buena relación calidad precio, con servicio adecuado y ágil, instalaciones modernas, bien iluminadas con cubertería y vajilla de primer nivel. La música un poco alta. En cuanto a la cocina, platos bien realizados con fundamento, originales y creativos dentro del tipo de demanda gastronómica que requiere la zona. Una cocina para disfrutar de los productos de la tierra y también por qué no decirlo de la compañia de Pablo: un personaje bastante carismático.

Puntuación:

7/10

 

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.