Con platos emblemáticos y otros nuevos imprescindibles, como la Merluza Rula
Restaurante La Primera, otro éxito de Paco Quirós en el corazón de la capital
Con el sello de Cañadío, La Maruca y La Bien Aparecida, este nuevo establecimiento de la factoría del cocinero cántabro lo tiene todo: diseño, calidad y ubicación.

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
20/12/2016



Sala del restauranteSala del restaurante

Alguna vez he oído que si hubiera una fórmula del éxito para la restauración, los bancos tendrían restaurantes. Y aunque algunos bancos los poseen (gracias a las hipotecas que pesan sobre ellos) lo cierto es que la fórmula no la tiene nadie… o quizá si: Paco Quirós, capaz de llegar a Madrid y montar cuatro de los mejores y más exitosos restaurantes de la capital, y todo ello en tan sólo cinco años. Es posible que algún día se estudie en las Universidades su modelo de negocio, que él atribuye a la vieja premisa de prueba y error, pasando por travesías en el desierto, aunque yo no le creo. Sus restaurantes están estudiados al milímetro, desde las servilletas a la iluminación, pasando por el personal o las sillas.

Paco QuirósPaco Quirós

Y hablando de sillas, las del Restaurante La Primera son magníficas. Situado en la primera planta, está ubicado en el primer piso de la más reconocida de las calles madrileñas. El diseño del interior, a cargo de Sandra Taruella, nos lleva a un ambiente colonial muy elegante, dentro de un chaflán que mira a la calle y para los que están de espaldas unos espejos, estrategicamente colocados, les permiten ver la calle. La entrada al restaurante es impactante, casi parece un espacio clandestino, como esos que ves en las peliculas en las que hay, por ejemplo, un bar y entras por una puerta y te encuentras con un casino. En una zona la cocina está vista, en otra hay una barra que me recuerda a la de Chicote, tan fotografiada en los setenta, donde sirven muy buenos cócteles.

Hasta aquí todo perfecto, pero ¿y la comida? Quirós ha llevado al restaurante lo mejor de cada una de sus casas, donde no faltan las rabas, los callos o la famosa tarta de queso, pero también platos nuevos de Jesús Alonso (socio y cocinero) alma del sabor y la creatividad de todos los restaurantes de Quirós (Chef Ejecutivo), que nos descubre cuántos platos nuevos podemos disfrutar que aúnan creatividad y equilibrio, como también lo tienen los precios del restaurante que, además, permite tomar raciones adaptadas a los comensales para poder probar más platos distintos.

Patata rellena de guiso de rabo de toroPatata rellena de guiso de rabo de toro

Recomiendo encarecidamente las Patatas rellenas de estofado de Rabo (4,5 euros la unidad), la Menestra de verduras guisadas con jamón y su jugo (14 euros) es un plato muy actual donde las verduras saben a lo que tienen que saber, con un fondo elegante, espectacular.

Deliciosas las croquetas de lacón y huevo cocido (5 euros 4 croquetas) y los buñuelos de de brandada. Lo mismo sucede con la Ensalada de tomate cherry, queso Jarandilla, almendras y salmorejo (12 euros) ligera y sabrosa pero no te enfría el estómago están tan bien medidas las temperaturas que te resulta templada.

Homenaje a LandaHomenaje a Landa

Excelente el arroz seco con verduras y setas al humo (16 euros) una ración que claramente es para dos personas. La única concesión al turisteo que Quirós a dado a la zona, pero con un plato de arroz servido en cazuela-sartén, excelente. La estrella de los platos, imprescindible pedirla, es la Merluza Rula (22 euros tres tajadas) no se puede describir: lleva una bilbaína muy suave y va rebozada, por lo cuál en el interior es extra jugosa: sencillamente impresionante, pura cocina actual con sabores intensos tradicionales. A esta merluza le daba yo las tres estrellas de la Guía Michelin.

Merluza RulaMerluza Rula

Muy resultones los Huevos Landa (famoso restaurante de Burgos) con patatas en tempura y puré de morcilla: se te caen las lágrimas. Y llegan los postres: Las tartas de limón y queso no faltan, se hacen a diario y las que sobran se obsequian al personal o se tiran. Y otra especialidad sólo del restaurante: el Flan, pura cremosidad, ligero, equilibrado, fantástico.

El pan es Madre hizo pan y la carta de vinos está muy adaptada al tipo de comida, con referencias nacionales a buen precio. Los vinos por copas de la casa también son una buena alternativa. Se puede comer bien por 40-50 euros. Aunque es un primero, hay un ascensor en el portal que lleva directamente al restaurante (hay que avisar en la reserva), no obstante hay 5 escalones insalvables para subir al baño.

FlanFlan

En definitiva, un restaurante muy recomendable, lleno de encanto donde comerán magnificamente desde los niños a los más mayores, pero también donde puedes quedar y tomar algo en un ambiente único en Madrid.

La Primera
Gran Via, 1
Madrid

Teléfono 910 520 620
(Horario de 8 a 24h.)

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.